Irán investigará al autor del video sobre Mahoma

11

El gobierno iraní anunció que seguirá la pista del film que desató la ira de los musulmanes. El aparente autor de la cinta tuvo una condena en los Estados Unidos.

Télam

El Gobierno de Irán «seguirá la pista» del responsable de la película estadounidense sobre el profeta Mahoma que desde hace una semana provocó la indignación y numerosos actos de violencia en más de 30 países musulmanes.

«Ciertamente, vamos a buscar, a seguir la pista y a perseguir al culpable, a la persona que ha insultado a un millón y medio de musulmanes en el mundo», anunció el vicepresidente primero iraní, Mohamed Reza Rahimi.

«El Gobierno de la República Islámica de Irán condena esta acción inapropiada y ofensiva», agregó Rahimi, citado por la agencia de noticias Mehr y reproducido por la española Europa Press.

Rahimi, sin embargo, no precisó de qué medios se va a valer Irán para perseguir al autor de la película «La inocencia de los musulmanes».

Aunque la identidad del responsable directo de la película sigue sin conocerse, los avances del video difundidos por Internet desde julio le atribuyeron la autoría a un tal Sam Bacile, un nombre que según dos personas próximas al caso, podría tratarse de un alias.

Nakoula Basseley Nakoula, de 55 años, un cristiano copto al que los medios vincularon también con la película, compareció por propia voluntad el pasado sábado ante las autoridades estadounidenses que lo investigan por posible violación de la libertad condicional de que disfruta en relación con una condena por fraude fiscal.

El video, de 14 minutos de duración y nula calidad intelectual, fue producido en California y difundido por partes por la página de Internet YouTube, había pasado más o menos desapercibido hasta que la emisora islámica egipcia Al Nas lo emitió.

El canal satelital, popular entre los fundamentalistas musulmanes, debate regularmente sobre temas de política actual e invita a sus espectadores a concursos de recitación del Corán.

El pastor ultraconservador Terry Jones, fue quien se encargó de difundir el film dentro y fuera de los Estados Unidos. Con una prédica anti-mulsumana y discriminatoria, el reverendo anglicano ya pordujo otros escándalos, como la quema de ejemplares del Corán en marzo de 2011.

La cinta presenta a Mahoma como un luchador sangriento, mujeriego, pedófilo y tonto y en otras provocativas escenas, aparece declarando a un burro como el primer animal musulmán o permitiendo el abuso de niños.

You might also like