Hamas retira su apoyo a Bashar al Assad y saluda “aspiraciones de libertad, democracia y justicia del pueblo sirio”

34

El primer ministro del movimiento palestino Hamas en la franja de Gaza, Ismail Haniyeh, saludó el viernes en El Cairo la búsqueda del pueblo sirio por la “libertad y la democracia”, y pidió que se ponga fin al “régimen injusto” del presidente de Siria, Bashar al Assad, según reportan agencias de prensa internacionales.

Aporrea

“Saludo al pueblo heroico de Siria que aspira a la libertad, la democracia y la reforma”, declaró Haniyeh ante un numeroso grupo de partidarios reunidos en la mezquita Al Azhar de El Cairo, en un acto de apoyo a la mezquita de Al Aqsa (en Jerusalén) y “al pueblo sirio.”

Haniyeh condenó “las prácticas que lleva a cabo el régimen de Al Asad contra su pueblo”.

“La revolución siria, es una revolución árabe,” dijo.

“Desde la tierra de Egipto, saludo a todos los pueblos de la Primavera Árabe y en especial al heroico pueblo sirio en sus aspiraciones de libertad, democracia y justicia.”

“Ni Irán, ni Hezbolá. Siria islámica. ¡Márchate Bashar! y ¡Márchate, pichón de carnicero! fueron algunas de las consignas que gritaron los presentes, mientras que Haniyeh permanecía inmóvil.

Hamas recibió durante años el apoyo del gobierno sirio en su lucha contra Israel y su aparato político tiene su cuartel general en Damasco, capital siria. Según informaciones de prensa, el jefe de este aparato, Jale Mechaal, y los otros responsables políticos de Hamas, habrían salido de la capital siria hace meses.

Hasta ahora, la dirección política de Hamas se abstuvo de criticar al presidente sirio. Sin embargo, en los últimos tiempos parecen haber surgido divisiones en el seno de Hamas sobre la estrategia a seguir del movimiento palestino.

En su alocución, Haniyeh también reiteró que “los palestinos no se rendirán a ninguna presión para reconocer a Israel, mientras este país prosiga con la ocupación” de los territorios palestinos.

En ese sentido, recordó que “el bloqueo económico, político y militar israelí que sufre en Gaza el Gobierno (de Hamás) elegido en 2006 ha sido impuesto para obligar al reconocimiento de Israel”.

Siria enfrenta una revuelta sin precedentes iniciada a mediados de marzo pasado, la cual comenzó con protestas pacíficas que fueron reprimidas por el gobierno. En estos 11 meses, como producto de represión de protestas y combates en varias ciudades, han fallecido más de 6.000 personas, la mayoría civiles, en ambos bandos, pero mayoritariamente entre los que se oponen al gobierno de Asad.

El cambio de postura política de Hamas le arrebata a Al Assad uno de sus mayores apoyos públicos en mundo árabe y profundiza su aislamiento desde que comenzaron las movilizaciones en su contra.

Diversas agencias internacionales de Derechos Humanos han denunciado que la represión del gobierno de Al Assad a la protestas en su contra ha resultado en miles de civiles muertos. Igualmente, han denunciado masacres supuestamente cometidas por tropas leales al gobierno en contra de manifestantes tanto armados como desarmados.

La ausencia de reportes de prensa independiente en Siria, y la polarización política, ha dificultado obtener información veraz sobre la situación del país.

Miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja Árabe Siria lograron ingresar ayer a la ciudad de Homs, en la cual han sido reportados cientos de civiles muertos.

El gobierno de Al Assad responsabiliza a potencias extranjeras de estar detrás de las protestas y de los subsiguientes enfrentamientos entre tropas del gobierno y manifestantes o militantes armados. Opositores sirios han reconocido que recientemente han recibido apoyo y “armas defensivas y ofensivas” procedentes de entes extranjeros.