Grecia: la renegociación de la deuda, la lucha contra el desempleo y la corrupción serán prioridades

23

Télam

Paralelamente, varios ministros de su gabinete anunciaron importantes reformas como la restauración del acceso universal al sistema público de Salud, la revocación de los despidos inconstitucionales y el fin de las privatizaciones.

«Tenemos un plan griego para hacer reformas sin incurrir en déficit, pero sin superávit primarios asfixiantes», dijo Tsipras en su primer Consejo de Ministros tras el triunfo de Syriza en las elecciones del domingo.

El líder izquierdista afirmó que una de las prioridades será «la renegociación de la deuda griega con los socios», con vistas a una solución que sea en «el beneficio de todos».

«Grecia está lista para contribuir a una solución para toda Europa», aseguró Tsipras quien celebró que mañana mismo pueda reunirse con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y el viernes con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Djisselbloem.

Tsipras afirmó que el Gobierno «de salvación social» debe «acabar con el clientelismo político y la corrupción» y aplicar las «reformas que no se han podido hacer durante 40 años».

«Estamos aquí para acabar con el clientelismo político y con la corrupción y para poner fin al Estado que funcionaba contra los intereses de la sociedad», dijo, para recalcar que la lucha contra la evasión fiscal será de máxima prioridad.

Además, será prioritario «el reinicio de la economía», ayudar a «las pequeñas empresas que están en riesgo de bancarrota», y una «política para reducir el desempleo».

«Este gobierno es el primero de una nueva era. No tenemos derecho a cometer errores», afirmó para añadir que el Ejecutivo no debe olvidar que es «un gobierno de salvación social», que tiene que devolver a los ciudadanos «la sensación de seguridad y de dignidad».

Por ello, es importante «renegociar la deuda y salir de la austeridad asfixiante».

Recordó que el nuevo Ejecutivo tan solo consta de 10 ministerios y que este hecho «no es una decisión de carácter simbólico», sino una «primera muestra» de las reformas que se pretenden hacer sobre el funcionamiento del Estado.

Por su parte, el viceministro griego de Sanidad, Andrea Xanthos, afirmó hoy que el gobierno restaurará el acceso universal al sistema público de Salud y los ciudadanos griegos ya no tendrán que abonar cinco euros para ser atendidos cada vez que acuden a un hospital y un euro por cada receta médica.

Los recortes en el gasto sanitario de los últimos años han ocasionado que alrededor del 30% de la población griega haya quedado excluida del sistema sanitario público por estar sin empleo durante más de un año o tener deudas con la Seguridad Social en un periodo superior a doce meses.

En esa línea, el viceministro griego de Reforma Administrativa, Yorgos Katrugalos, afirmó que el gobierno revocará todos los despidos inconstitucionales de funcionarios que se han llevado a cabo en los últimos años en el marco del llamado esquema de movilidad laboral.

«Es nuestro compromiso y es uno de los primeros pasos a seguir. Retirar todos los despidos que se han hecho y son inconstitucionales», aseguró el viceministro según la agencia de noticias EFE.

Por su parte, el ministro de Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía de Grecia, Panayiotis Lafazanis, anunció la paralización «inmediata» de todo proceso de privatización de las compañías eléctricas.

Poco antes de entrar en el primer Consejo de Ministros presidido por Tsipras, Lafazanis aseguró que intentarán «hacer la corriente más barata para impulsar la competitividad y ayudar a las familias».

Asimismo, el viceministro de Economía e Infraestructuras, Jrístis Spirtzis, indicó que es prioridad detener las privatizaciones que vayan en contra de objetivos sociales, haciendo referencia a los puertos y aeropuertos.