Florentino y el Diablo, en la Celac

34

Tras la primera pieza interpretada por la Orquesta de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, los mandatarios participantes de la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños (Celac) hicieron una ovación de pie que después fue replicada con mucho más ánimo cuando el barítono Gaspar Colón y el tenor Idwer Álvarez interpretaron la cantata criolla Florentino el que cantó con el diablo, célebre obra de Antonio Estévez, inspirada en los poemas de Alberto Arvelo Torrealba.

AVN

Al finalizar la obra, el presidente Hugo Chávez se acercó a un emocionado Felipe Calderón (México), mientras la mandataria argentina, Cristina Fernández, aplaudía de pie, al igual que el resto de los mandatarios, cancilleres e invitados que se encuentran en Venezuela para ser parte del nacimiento de la Celac.

El reconocido director venezolano Gustavo Dudamel dirigió a la orquesta, la cual se paseó por diversos temas latinoamericanos y caribeños, entre ellos Mambo, pieza con la que se le rinde honor al padre de este género, el cubano Dámaso Pérez Prado.

El mambo interpretado por la sinfónica es uno de sus temas más conocidos y ovacionados en el mundo porque los músicos lo ejecutan con sus instrumentos y voces.

Por un momento, los presentes en la sala Ríos Reyna, del teatro Teresa Carreño rompieron el protocolo y comenzaron a moverse al ritmo del pegajoso tema.

Aplausos, risas y hasta pequeños saltos de emoción por parte de algunos presentes se dejaron ver a través de las cámaras de Venezolana de Televisión (VTV).

El presidente Chávez felicitó al maestro Gustavo Dudamel en nombre de los Presidentes y Jefes de Estado que asistieron al acto fundacional.

Dudamel fue felicitado por todos los mandatarios presentes. Cada uno estrechó su mano para felicitarlo por la excelente interpretación de los músicos, de quien Chávez ha dicho sentirse muy orgulloso porque no sólo representan a Venezuela sino también a América Latina.