Estrategia similar, pero esta vez el escenario va más allá de una injerencia

11

Leopoldo Puchi | 

Con las sanciones a Rosneft Trading, el gobierno de Estados Unidos ha subido un nuevo escalón en el conflicto que lo enfrenta al Estado venezolano desde hace varios años y que ha tenido como objetivo principal la reinserción de Venezuela en la órbita geopolítica estadounidense, de la cual Venezuela se ha venido separando.

Al igual que en la guerra, el propósito de un país cuando aplica sanciones a otro país es el de doblegar la voluntad de su Estado para que acceda a las demandas que le hace, para lo cual se utiliza el método de hacer daño a sus capacidades económicas y a la sociedad.

De modo que se espera que las sanciones a la filial de la petrolera Rosneft contribuyan a ese fin, al acelerar el colapso de la economía venezolana y aumentar el deterioro de las condiciones de vida de la población, con el fin de obligar a Caracas a ceder ante las demandas de Washington.

Rosfnet

Como se sabe, los ingresos en divisas de Venezuela dependen de la venta de su petróleo. Y, luego de las medidas iniciales de 2019, el más importante comercializador de ese petróleo es Rosfnet Trading, que se ocupa de las operaciones de envío de la mayor parte del crudo, para que Pdvsa pueda abastecer a sus compradores.

Sin comercialización, bajan las ventas, aumentan los fletes y los tanques de almacenaje se llenan sin que el producto salga, lo que obliga a paralizar la producción. Esto ha venido sucediendo hasta ahora, y el objetivo de la sanción a Rosneft es que la situación se agrave.

Estrategia

Las sanciones que se han tomado en 2020 corresponden a la estrategia elaborada en Washington en diciembre pasado, que apunta a acelerar un colapso por la vía de la disminución del ingreso de divisas, lo que se traduce en disminución de las importaciones de insumos industriales, alimentos y medicinas.

De acuerdo con un reportaje de Bloomberg, los funcionarios de la Casa Blanca piensan que «pueden tener una mejor oportunidad de éxito ahora con las nuevas sanciones». Se prevé, según escenario del Atlantic Council, que la restricción de importaciones generaría una situación social caótica que conduciría a un cambio de gobierno.

El plan consistiría en una estrategia similar al año pasado, que incluyó un levantamiento fallido el 30 de abril», agrega Bloomberg, pero esta vez en una situación más propicia.

Conflicto

El escenario va más allá de una injerencia en los asuntos del país. No es el de un simple conflicto interno entre Gobierno y oposición, en el cual EEUU habría tomado partido por uno de los factores.

Hay un conflicto entre el Estado de EEUU y el de Venezuela, que se hizo evidente con la designación de Venezuela como «amenaza extraordinaria» en 2015. Esta dimensión geopolítica se entrecruza con la sub trama interna que opone élites y proyectos de país. Al tener la dimensión geopolítica su propia racionalidad.

Día a día

Por acuerdo entre el G4 y el sector gubernamental, se escogieron los diez representantes de la sociedad civil que integrarán el comité de postulaciones para el CNE. Cinco de los seleccionados se ubican del lado del PSUV, y cinco del lado de la oposición. La próxima semana serán juramentados ante la Asamblea Nacional, informó Stalin González acompañado de Julio Chávez y Ángel Medina.

Resultado de imagen para venezuela acuerdo por cneNicolás Maduro señaló que “Estas son buenas señales del resultado del diálogo político”. Ángel Medina dijo que “es necesario lograr un consenso y abrir las puertas para que la AN sea la que decida sobre esta materia”. Vente Venezuela, señaló que “Repudiamos la idea de elecciones bajo el régimen actual”.

Mientras, se incrementan las objeciones en diferentes medios a la utilización del método de las sanciones. Richard Hanania, del Cato Institute, considera el método de las sanciones, aplicado en 24 países, como “ineficaz” e “inmoral”. “Las sanciones tienen costos humanitarios masivos y no solo son ineficaces, sino probablemente contraproducentes”.

“Dichas políticas pueden reducir el desempeño económico del Estado objetivo, degradar la salud pública y causar decenas de miles de muertes por año”.  En este sentido, el canciller Jorge Arreaza instó al consejo de DDHH de la ONU a liderar la “contención humanitaria, legal, urgente e impostergable, contra la masiva violación de derechos humanos que representan las llamadas sanciones”.Resultado de imagen para arreaza en la onu

Por su parte, Eduardo Semtei, de Avanzada Progresista, fustigó en un artículo a los opositores pro sanciones: “Eso de pedir sanciones a trote y moche (…) no tiene resultados tan dulces como los despistados piensan”.

En EEUU, Elliott Abrams señaló que el presidente tomó la decisión de presionar más al sector petrolero venezolano y lo haremos. La campaña de presión acelerada de Washington no se centrará únicamente en Rusia,  y en ese sentido, señaló que se presionará a España y a China y otros países de Asia. El éxito de las presiones sobre los compradores de petróleo se traduciría en disminución de la disponibilidad de divisas para la adquisición de insumos y alimentos.

Por otro lado, se conoció que para circundar las sanciones otra filial de Rosneft había Resultado de imagen para crudo venezolanotomado el relevo de Rosneft Trading. Se trata de TNK Trading, que tiene programado “cargar 14,3 millones de barriles de crudo venezolano en los primeros dos meses de 2020”, reporta Bloomberg.

Reliance, importadora de crudo venezolano, contrató a Brian Ballard, un colaborador cercano de Trump, como lobista para lidiar con las sanciones, reporta The Caravan. “Reliance posee dos puertos en Gujarat, Sikka y SEZ Jamnagar, y el complejo de refinerías más grande del mundo, que procesa más de un millón de barriles de petróleo crudo por día”, precisa el informe

Igualmente, The New York Times informó que Nicolás Maduro “para evitar el colapso y asegurar su continuo control del poder” había adoptado medidas de apertura económica y habría llegado a acuerdos con la industria privada de alimentos Polar.

Mientras, un estudio del World Food Programme de la ONU indica que aproximadamente un tercio de la población de Venezuela padece “inseguridad alimentaria moderada o grave”.

You might also like