Enfrentar la corrupción

39

ELEAZAR DIAZ RANGEL | El presidente Hugo Chávez, en 2001, a una pregunta para el libro «Todo Chávez, de Sabaneta al socialismo del siglo XXI» sobre las dificultades para combatir con éxito la corrupción, me ofreció una respuesta de donde extraigo:

 

ven maduro con chavez de fondoÚltimas Noticias

«La corrupción es la madre de la crisis, la madre de todos los problemas, se ha extendido a todos los niveles como un cáncer, desde los más altos niveles hasta los más bajos, adquirió mil caras y mil maneras de camuflarse… librar una guerra contra un monstruo de mil cabezas es un proceso largo, complejo, difícil… hay nuevas instituciones que incluso nacen con vicios del pasado, es muy difícil desprenderse de esos antivalores que están inmersos en todos los sectores e instituciones
Es sumamente difícil, y más difícil si optamos por esa vía respetando los derechos de todos, las leyes. Estamos estudiando cómo decretar una emergencia si nos abriera caminos seguros para luchar contra la corrupción…»

Su gobierno desistió de decretar el estado de excepción, y no tuvo éxito en ese combate. Exhortó en diversas ocasiones a los organismos competentes, pero ni la Contraloría, ni la Fiscalía, ni la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional , pudieron avanzar en ese camino, y a ratos escogían los atajos de la administración pública en manos de la oposición, y parecían conformarse.

Con la vigente caracterización que hizo Chávez hace 12 años, el problema lo heredó el presidente Maduro, que parece decidido a recorrer ese largo, complejo y difícil camino. Él mismo ha anunciado los primeros resultados. Le acompaña Eduardo Samán en Indepabis, pero no es suficiente, pues se trata de una lacra extendida «a todos los niveles, como un cáncer» , como decía Chávez. Es problema de toda la sociedad, que requiere el concurso de todos, comenzando por su partido, para librar exitosamente esa lucha.

Costos de la construcción

El ministro Farruco Sesto se refirió a los elevados costos de la construcción de viviendas, debido al trabajo manual porque «la mano de obra es muy costosa». Otros factores inciden entre modestos constructores con los insumos ven mision viviendafundamentales: cemento, cabilla, ladrillos o bloques y acero. El saco de cemento está regulado en Bs 20 en las fábricas y 22 en ferreterías, pero vaya usted a comprarlo. Se lo ofrecen en Bs 30 y lo obligan a comprar cabillas a Bs 160 cada una, de tres octavos, pese a estar regulada en Bs 17, ¡diez veces más!

Quedan otros factores: los sindicales y «de seguridad». Si se trata de una constructora que emplea 20 obreros, durante tres meses, con salarios según el tabulador, debe entregar al sindicato seis sueldos semanales, que van para las finanzas de sus directivos. En cuanto a «seguridad» deben entenderse con un capo local, que tiene una gran autoridad en determinada zona, a quien hay que cancelar entre 50 y 100 millones, según la magnitud de la obra y un número equis de «puestos de trabajo» para garantizarle la seguridad del personal y del material, impedir consumo de drogas, etc

Estas prácticas han multiplicado los sindicatos, generado la lucha intersindical, el uso de sicarios y los crímenes de trabajadores y sindicalistas. Pero nadie se atreve a denunciarlo, y las autoridades, incluidos fiscales y jueces, son lentas en el procesamiento, y reina la impunidad.