En Brasil rigen nuevas reglas para usar Internet

51

Uno de los puntos clave de la nueva ley establece que los proveedores de Internet están obligados a respetar la inviolabilidad de las comunicaciones de los usuarios y tienen prohibido vender a terceros sus datos personales.

El Marco Civil de Internet, una normativa que establece reglas, derechos y deberes para usuarios y proveedores de la red mundial, comenzó a regir ayer en Brasil. Esta especie de Constitución para la red de comunicaciones internacionales fue impulsada por la presidenta Dilma Rousseff a partir de las denuncias que acusaban a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos de espiar el celular y el correo de la presidenta brasileña, del ente estatal Petrobras y de millares de ciudadanos comunes a lo largo y ancho de Brasil.

Varios de los puntos incluidos en la ley 12.965/14 –promulgada el 24 de abril– benefician especialmente a los usuarios, entre ellos la “neutralidad de la red”, que consiste en que los cibernautas puedan acceder a cualquier contenido de Internet, a una misma velocidad y calidad, sin que las empresas proveedoras puedan interferir en esos aspectos.

Otro de los puntos clave que beneficiará a los usuarios es el vinculado con la privacidad. Desde ayer, los proveedores de Internet están obligados a respetar la inviolabilidad de las comunicaciones de los usuarios y tienen prohibido vender a terceros sus informaciones personales y registros de acceso, salvo que el consumidor lo autorice expresamente. Asimismo, las empresas extranjeras de Internet que ofrecen servicios en Brasil deberán obedecer las normas de la legislación brasileña, aun cuando no estén instaladas en el país.

La reglamentación también estipula que las redes sociales sólo podrán retirar del aire fotos o videos que utilicen imágenes protegidas por derechos de autor a través de una orden judicial, a excepción de casos en que aparezcan desnudos o actos sexuales de carácter privado. El director de la organización no gubernamental SaferNet, Rodrigo Nejm, que actúa en la prevención de investigación de delitos vinculados con Internet, dijo que, con la puesta en marcha de esta legislación, Brasil se adelantó a varios países, dando el ejemplo de cómo reglamentar esas decisiones de manera equilibrada entre los varios intereses y puntos de vista sobre el asunto.

En declaraciones que reprodujo ayer la agencia estatal de noticias ABR, Nejm dijo que a partir de ahora se plantea el desafío de evitar que la nueva ley no sea sólo letra muerta. “Todavía hay una laguna importante en la estructura de las policías especializadas para poder hacer cumplir la ley. La carencia de infraestructura es grande”, admitió el especialista. Y explicó que SaferNet apuesta más a la prevención que a la sanción para evitar delitos informáticos.

En tal sentido destacó el artículo 26 del Marco Civil, el cual estipula que el Estado tiene el deber de promover la educación para el uso seguro y responsable de Internet en todos los niveles de enseñanza. “Para nosotros eso es muy importante. Más que el tema de seguridad, queremos discutir la ciudadanía digital: ética, derechos humanos, respeto a derechos y deberes, y no hablar sólo sobre los peligros en Internet”, señaló.

“El Marco Civil nos ayuda a iluminar una nueva era en la que los derechos de los ciudadanos están protegidos por las leyes digitales en todos los países del mundo”, opinó el científico británico Tim Berners-Lee, considerado inventor de Internet y uno de los muchos expertos en alabar la iniciativa brasileña.

Enrique Dans, autor de uno de los diez blogs más leídos en el mundo en español, dijo que la legislación brasileña representa una iniciativa real, protagonizada por un país verdaderamente relevante en el contexto internacional, para adaptar las reglas del juego y el contrato social al contexto actual, condicionado por lo que se sabe después de las revelaciones de Edward Snowden. Dans, especialista en tecnología digital, cree que la necesidad de una legislación para Internet se hizo más evidente que nunca a mitad del año pasado, cuando el ex oficial de la CIA comenzó a revelar documentos confidenciales sobre los programas de espionaje de telecomunicaciones del gobierno norteamericano.

“Brasil trata de realizar una aproximación a tres cuestiones importantes que afectan a temas que van de la convivencia de las personas y las empresas a las relaciones internacionales: la libertad de expresión, la privacidad y la neutralidad de la red”, señaló Dans. “El impacto de estos tres temas es crucial y, aunque no es posible tratarlos desde la perspectiva de un solo país, es importante para ayudar a construir la base sobre la que los posibles acuerdos internacionales serán tratados en consecuencia”, agregó.

Uno de los aspectos centrales de la nueva ley brasileña se apoya en el intento por proteger la neutralidad de Internet, entendida como la limitación del control del tráfico por los operadores para evitar la discriminación geográfica o el acceso preferencial a la velocidad de conexión y el contenido. Marcelo Thompson, director adjunto del Centro de Tecnología y Derecho de la Universidad de Hong Kong y participante en el proceso de deliberación sobre la ley brasileña, dijo que hay que dar la bienvenida a la norma.

Pero señaló que hay un sesgo a favor de las empresas” (como Google y Facebook), que están exentas de la obligación de retirar contenido ofensivo o ilegal cuando no existe una sentencia judicial previa. La ley brasileña incorporó una cláusula a esta exención de responsabilidad: las empresas deben eliminar contenido pornográfico publicado sin el consentimiento o en casos de “porno venganza” (videos íntimos subidos por ex amantes o parejas como venganza por la ruptura).