El ultimátum oligarca

28

UN GRANO DE MAÍZ | La Revolución no puede pensar que Octubre es una simple elección, hacerlo sería una candidez. Octubre es escenario de una confrontación brutal entre el pasado oligarca, que adquiere forma fascista, y el futuro revolucionario. 

ungranodemaiz.blogspot.com

La situación avanza hacia su definición, los tiempos reclaman salir del claroscuro del que hablaba Gramcsi, los monstruos emergen de sus cubiles, ya la legalidad burguesa no los contiene, preparan una salida cruenta. Se acercan días propicios para el avance revolucionario, aunque también de peligro de instauración fascista… Estamos en profunda crisis.

Los oligarcas vienen avanzando terreno para el zarpazo, primero su actividad se hacía con más fuerza en el exterior, se buscaba desprestigiar a Chávez y a la Revolución. Se dijo de todo, hasta de peligro atómico se habló. Preparaban a la opinión internacional para aceptar con alivio la salida de Chávez, crearon un “monstruo” a la usanza de Hussein y Gadafi.

El golpe fascista avanza, ya dio otro paso. El lunes pasado el Comandante Chávez, dando respuesta a una periodista de globovisión, nos alertó. Veamos.

La mesa de la unidad y globovisión, su instrumento de deformación, proponen la firma de un acuerdo que es un astuto ultimátum, plantean: reconocer los resultados electorales si Chávez deja de hacer cadenas (que surgieron como respuesta a las cadenas de los privados, recordemos abril), que su propaganda no se haga en instituciones oficiales, etc.

De primera, el pacto parece inocente, puramente electoral, pero visto con detenimiento aparece la jugada inteligente de los tanques pensantes extranjeros. Expliquemos.

Si el acuerdo de armisticio se firma se estará desconociendo al CNE, la legitimidad del proceso se traslada a los firmantes, serán ellos, los oligarcas, los que deciden si el pacto se cumple o no, y serán ellos los que dictaminarán si reconocen o no los resultados. De esta manera se horada al Estado, se desconocen sus instituciones.

Si no se firma, los oligarcas se creerán dispensados de reconocer los resultados. La propuesta de pacto, que el Comandante Chávez explicó el lunes con límpida claridad, es un importante paso para el golpe.

¿Qué hacer?

Lo primero es dejar claro que el único pacto es el cumplimiento de la Constitución y sus leyes. También primero es ganar con amplia ventaja. Aplastarlos, que no queden dudas del triunfo. Simultáneamente prepararnos para los planes que la oligarquía desarrollará en Octubre.

La respuesta no debe dejarse a lo espontáneo, eso sería un error. En la emergencia, la organización y la claridad ideológica son vitales armas.

El pueblo chavista debe conocer sus comandos, las tareas que en el momento de la contingencia cada uno debe realizar. Se debe preparar desde ya un decreto de conmoción nacional estableciendo que la defensa de la Revolución , del Comandante Chávez y el derecho a existir, son prioritarios. Hay que instaurar una legalidad propia de la emergencia, que permita derrotar al golpe y profundizar, hasta erradicar las condiciones que faciliten la preparación de otra conjura.

¡Defenderemos a Chávez y a la Revolución !