El Presidente de Haití afirma que EEUU no puede oponerse a que su país forme parte del ALBA

15

Michel Martelly, presidente de Haití, precisó que busca fraternidad y solidaridad en la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), para brindarle una mejor oportunidad de vida a los haitianos y afirmó que países como Estados Unidos (EE.UU.) no pueden oponerse a los intereses de integrar plenamente el bloque.
“Cualquier otro país que manifieste su amor por Haití debería entender que en este momento de gran necesidad un líder que es responsable quiere cambiar las vidas de su pueblo en el año 2012”, expresó Martelly en entrevista exclusiva para teleSUR, en Caracas. Destacó que el saneamiento, la salud, el control de la costas, escolaridad y el suministro eléctrico, siguen siendo problemas para Haití.

“Es un país que no está organizado y que el terrorismo puede entrar fácilmente y hacer cualquier tipo de acciones”, consideró “que únicamente a través del desarrollo económico la situación puede cambiar y ¿quién puede oponerse a esto?”, añadió el mandatario.

Martelly aseguró que su ingreso al ALBA no es para comprar armas, sino para intentar cambiar la vida de todos los ciudadanos víctimas del terremoto de 2009 y “¿quién puede estar en contra de esto?”, preguntó. “Es importante corregir que nosotros (Haití) estamos explorando la posibilidad de entrar al ALBA. Nosotros hemos solicitado verificar de qué se trata el bloque, ya que nuestra posición anteriormente era de observador y para convertirnos en un miembro completo necesitamos reunirnos con este grupo de países para escuchar las propuestas y luego avanzar”, indicó.

El mandatario destacó que luego de explorar el ingreso pleno al organismo, sostendrá un encuentro con su equipo político en el que se tomará la última decisión y se fijará cuándo se adhiere formalmente a la Alianza. Resaltó que han tomado en cuenta la solidaridad que “realmente reina dentro del ALBA” porque “nosotros esperamos apoyo de los países del ALBA para ayudar a nuestras personas que hoy en día están viviendo en condiciones muy pobres”.

“Haber sido un observador nos permitió verificar lo bueno que son algunos programas como es el caso de Petrocaribe y otros acuerdos que se nos han ofrecido a nosotros. Estamos aquí (en Venezuela) para entender con más profundidad lo qué es el ALBA”, agregó Martelly, quien destacó que el organismo tiene programas de agricultura en los que invierten en algunos países, en este caso podría ser Haití, para desarrollar el sector, “a cambio de la ayuda podrían exportar los bienes que se podrían producir”.

“Pueden comprarlos (los productos) los distintos miembros del ALBA, crearían empleos, reducirían el hambre y podrían incrementar las importaciones. Es lo que llamamos crecimiento económico”, añadió.

Martelly puntualizó que en el sector de la vivienda, el ALBA se ha enfocado en el bienestar de las personas, “en Haití que hemos sido afectados por el terremoto podemos encontrar ayuda para reconstruir el país (…) en Haití todavía hay personas que viven en campos de refugios”. Agradeció en nombre del pueblo las ayudas que su pueblo vienen recibiendo por parte de los países de la región, «como por ejemplo, Venezuela».