El neoliberalismo se suma a la ultraderecha en Argentina

134

Rubén Armendáriz

Luego de un fracaso de la mesa directiva de la coalición neoliberal Juntos x el Cambio (JxC) y una reunión “secreta” del expresidente Mauricio Macri con Javier Milei, la fórmula perdedora de la última elección anunció que apoyará al ultraderechista en el balotaje del 19 de noviembre.

El Comité Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR), socio de la coalición, anunció  que «no acompañará a ninguno de los dos candidatos (Sergio Massa y Javier Milei)» en el balotaje del próximo 19 de noviembre; la derecha y la ultraderecha van de la mano al balotaje.

“El 30 por ciento de los argentinos decidieron que la opción para liderar el cambio es Javier Milei, afirmó el expresidente Mauricio Macri. Atacó a los radicales, miembros de su coalición, y los acu só de “vivir transando”, pero sostuvo que no se romperá Juntos por el Cambio.

“Lo que hizo Patricia Bullrich es una falta de respeto hacia nosotros, que no perdonamos”, dijo Gerardo Morales, titular de la Unión Cívica Radical (UCR) tras el anuncio de la excandidata presidencial de apoyar a Milei. Añadió que eso «pone en riesgo la continuidad de Juntos por el Cambio».Otro sector de JxC negocia con el Sergio Massa, vencedor de la primera vuelta, un “gobierno de unidad nacional”.

La consultora Analogías señala que el oficialista Sergio Massa capta el primer orden de preferencias confirmando toda su adhesión del domingo, sumando alrededor de una tercera parte de los votantes de Juan Schiaretti, el 60% de los del Frente de Izquierda, y casi un 15% de los votantes de Juntos por el Cambio, que al momento presentan una gran dispersión entre los que irán a la segunda vuelta y el “no sabe”.

Añade que en los últimos tres días, el candidato de Unión por la Patria creció entre las mujeres, los segmentos de edad medios y los  de menor nivel de instrucción y, por primera vez en esta campaña electoral, se igualan los niveles de preferencia entre los que tienen estudios secundarios.

En esta coyuntura, al peronismo le toca encarnar un principio de normalidad democrática frente al neofascismo, que independientemente de quien sea Massa y de sus lógicos méritos en sostener la parada, interpela al resto del arco político, señala el sicoanalista y escritor Jorge Alemán. “Solo le faltaba esto a la derecha argentina en su larga historia de infamias: imaginar una neutralidad que es pura complicidad con lo peor de la condición humana”, añade.

El final de la alianza opositora llegó con la espectacularidad de una estruendosa demolición. Patricia Bullrich había prometido no ser tibia y no lo fue: se cargó a la conducción del partido que preside y, respaldada por Macri, salió a apoyar a Javier Milei para la segunda vuelta. La Unión Cívica Radical, socia de JxC, señaló que “fue una gran irresponsabilidad. No sé qué acuerdo hizo con Milei, pero me dio vergüenza ajena”, dijo el titular de la UCR, Gerardo Morales

Patricia Bullrich y Luis Petri -fórmula de JxC que quedó fuera del balotaje del próximo 19 de noviembre- anunció su apoyo a la candidatura del ultraderechista Javier Milei. Ambos dirigentes afirmaron que “Argentina necesita un cambio de raíz” y que “el dilema es cambio o continuidad mafiosa. La mayoría de la Argentina votó el cambio. Creemos que hay que aunar fuerzas para un objetivo superior”.

En ese marco, Bullrich afirmó que “la Argentina no puede reiniciar un ciclo kirchnerista liderado por Sergio Massa. Eso será una nueva etapa de un populismo corrupto que condenaría a la Argentina a su decadencia final”.

Milei, en la disputa por el espacio de derecha y para polarizar con Massa hacia el balotaje había acusado de Bullrich de “montonera asesina” y de poner “bombas en jardines de infantes”.Bullrich respondió con dos denuncias penales que, seguramente, ahora retirará, ya que en la reunión que sostuvieron-en la que habría participado Mauricio Macri- se habían “perdonado mutuamente”.

Poco antes de que Bullrich saliera a apoyar a Milei, la dirigente derechista Elisa Carrió acusó a Macri de destruir Juntos por el Cambio. “No vamos a dar el salto al vacío para la venta de órganos porque viola los derechos humanos, no estamos de acuerdo con la venta de niños y la legalización del narcotráfico, todo esto va a conducir a delitos de lesa humanidad”, describió el futuro con Milei. Y le advirtió a Macri: “Su lado oscuro le ganó, en consecuencia el que rompe es él y la pobre Patricia comete un error histórico”. Dejó en claro que Macri es el padre de la derrota.

Jaime Durán Barba, el ecuatoriano exconsultor estrella del espacio macrista, señaló que éste es el fin del PRO (Propuesta Republicana), y le vaticinó a Macri que va a terminar “liderando un pequeño partido de Barrio Norte”.

Solo un loco de extrema derecha, con algunas propuestas delirantes, en combinación con la debacle de Juntos por el Cambio pudieron lograr la “hazaña” de que el candidato oficialista, que además es el responsable de una economía con una inflación altísima, logre salir primero en la elección recuperando más de tres millones de votos entre las PASO y las generales, señala Fernando Rosso en Laizquierdadiario,

Frente los hechos consumados, los “dueños del país” -también llamado el círculo rojo- tratan de moderar a Milei, controlarlo y apuntalarlo a la vez, y esa es la función para la que se ofreció Bullrich.

“Si en las primarias, Javier Milei fue la difusa herramienta que utilizó una parte de la sociedad argentina para castigar a la dirigencia política tradicional (a la que consideraba responsable de sus penurias), en las generales, Sergio Massa fue el instrumento defensivo ante el fenómeno aberrante en el que se había transformado el líder de La Libertad Avanza y la camarilla que lo acompaña”, señala El Diplo.

Haciendo cuentas

Javier Milei confirmó que el transporte público de Capital y Gran Buenos Aires se decamultiplicará su valor, si llega a Casa Rosada. Así, Milei ratificó que el colectivo (transporte urbano automotor) costará 700 pesos (hoy 60) y el tren, 1100 (hoy 53). Además, propone un brutal ajuste sobre la luz, el gas y el agua.

¿Cuánto le suma a Milei el apoyo de Macri-Bullrich y cuánto le resta desdibujar al candidato ultramontano que Macri llevó a Bullrich a recibir un espaldarazo de la derecha regional | Encuentro de la Fundación Libertad en la Legislatura porteña | Página|12construyó? Ya había empezado con la atenuación de sus propuestas después de las primarias y ahora siguió con la invitación a incorporarse a sus filas a sus peores enemigos, a aquellos que calificó como “¡zurdos de mierda!”).

Las declaraciones poselectorales tienen como marco una constante negociación entre distintos sectores políticos  hacia el balotaje del 19 de noviembre. La primera noticia de peso fue el anuncio que el oficialista Leandro Santoro no se presentará al balotaje por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: así Jorge Macri, de Juntos por el Cambio, gobernará la capital.

La reaparición de Mauricio Macri para forzar un acuerdo de apoyo a Milei, lejos de calmar la crisis, mostró  la profundidad de la crisis en Juntos por el Cambio. Referentes del radicalismo y la Coalición Cívica, integrantes de la coalición de derecha- manifestaron su rechazo a votar a Milei -algunos- y, en otros, el llamado a apoyar o acordar con Massa.

El rol de Cristina

El jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente en la fórmula de Sergio Massa,  Agustín Rossi salió al cruce de Javier Milei, insistió en la importancia del diálogo y un gobierno de unidad nacional y adelantó el rol que tendrá la dos veces presidenta y aún vicepresidenta Cristina Fernández de Krichner si Massa gana el balotaje.

“Para nosotros, para Sergio, para mí, Cristina es una figura importantísima en la construcción del espacio. A mi criterio es un liderazgo muy permanente”, dijo. Por eso, señaló que “va a jugar el rol que ella crea que tenga que Sergio Massa superministro Cristina Fernandez Kirchner pacto Economía - El Cronistajugar”. “Seguramente Sergio la consultará todas las veces que crea que tiene que consultar. Tener a Cristina, que fue ocho años presidenta y cuatro años vicepresidenta y la compañera de Néstor sin lugar a dudas, que es un activo más que importante”, celebró.

“El único que mantuvo una propuesta inclusiva fue Sergio Massa. El resto siempre construyó el ‘anti’. Primero Milei contra la casta y ahora subsumido en el discurso contra el kirchnerismo. Siguen construyendo desde la cultural del odio y nosotros estamos proponiendo otra cosa”, sintetizó.

Para la izquierda queda en claro que los últimos hechos dejan en claro que la política de Massa para el balotaje es un pacto con sectores de la derecha, con los que incluso ya discute un “gobierno de unidad nacional”.

*Periodista y politólogo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)