El ALBA acordó impulsar los planes sociales y económicos

50

Los jefes de Estado de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América acordaron reimpulsar los planes sociales y económicos de sus respectivos países, y poner en marcha una red multinacional de canales de televisión dentro del bloque.

Télam

“Hemos ratificado un reimpulso especial a todos los planes y misiones sociales en el campo de la educación, salud, cultura, derecho a la alimentación y el ambiente, entre otros”, afirmó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El mandatario calificó a la XII Cumbre del Alba, que sesionó hoy a puertas cerradas en Guayaquil, como “profundamente exitosa” pues coloca a los miembros del bloque en un nuevo ciclo de desarrollo y consolidación, informó la agencia noticiosa estatal venezolana AVN.

“Los países del Alba somos territorios donde están garantizados los derechos sociales de nuestros pueblos, el derecho a la educación”, dijo Maduro en la rueda de prensa que ofreció al término de las deliberaciones.

“Vamos a un nivel de cooperación superior para, como ya está garantizado el derecho a la educación pública y gratuita de nuestros niños y jóvenes, ir a la calidad de la educación y el derecho a la salud pública de nuestros pueblos, porque no son privilegios de nuestros pueblos sino sus derechos”, agregó.

Maduro anunció que se conformará una comisión de nivel presidencial para que “en un breve tiempo” se sistematicen todas las propuestas acordadas hoy, con el objeto de avanzar hacia la constitución de una zona económica regional.

El mandatario venezolano propuso la constitución, junto al Mercosur y a la Comunidad del Caribe (Caricom), de una zona económica común “de desarrollo compartido y complementario, solidario, respetando las asimetrías, más allá del simple comercio”.

Asimismo, la Cumbre acordó iniciar los trámites para poner en marcha una red multinacional de canales de televisión para los países del bloque, indicó AVN.

En tanto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se manifestó “convencido” de que la Cumbre “retoma su tarea de defender los pueblos” y sus “recursos naturales”, así como procurar “que los servicios básicos no sean privatizados” y “crear políticas de comercio de complementariedad, solidaridad y competitividad”.

“En esta cumbre, por primera vez siento, y espero no equivocarme, que presidentes y gobiernos antiimperialistas nos organizamos para acompañar la lucha de nuestros pueblos, de los movimientos sociales”, dijo a los periodistas.

En la apertura del encuentro, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostuvo que es “necesario” crear “un nuevo orden mundial donde la supremacía la tengan los pueblos, el ser humano, no el capital”, porque “en América latina las cosas han cambiado, ahora mandan los pueblos, no las élites, y mucho menos el capital”.

Correa llamó a mantener la unidad de los gobiernos del Alba contra lo que llamó “la entelequia del mercado y el imperialismo financiero”, reportaron el canal Telesur y la agencia de noticias EFE.

También remarcó la necesidad de impulsar tribunales arbitrales a partir de organismos de integración regional como el Alba, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En ese sentido sostuvo que “es escandaloso e intolerable que instancias con árbitros totalmente corruptos pretendan estar por encima de la justicia de nuestros países, de nuestra soberanía”, y mencionó al respecto los conflictos de Ecuador con las petroleras OXI y Chevrom, sometidos al Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi, tribunal arbitral del Banco Mundial).

La Cumbre del Alba sesionó por primera vez sin la presencia del expresidente venezolano Hugo Chávez, principal impulsor del bloque, fallecido en marzo pasado y a quien se rindió homenaje antes de comenzar el encuentro de hoy.

Además de Correa, Maduro y Morales, participaron el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega; el vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, José Machado; delegaciones de Antigua y Barbuda, Dominica, San Vicente y Las Granadinas, y Santa Lucía, y, como observadores, representantes de la Argentina, Brasil y Uruguay.