Dos atentados sacudieron Damasco y causaron más de 40 muertos y al menos 170 heridos

21

Dos atentados sacudieron hoy a Damasco y causaron más de 40 muertos y al menos 170 heridos, según informó la televisión local.

Telam

«Ocho bolsas están llenas con restos humanos», dijo un funcionario del ministerio de Salud a la televisión, según reprodujo la cadena CNN y la BBC.

Tanto el gobierno como la oposición se acusan de haber perpetrados los atentados con explosivos, «los más importantes en Siria desde el inicio de la revuelta», en marzo de 2011, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques, prácticamente simultáneos, ocurrieron a primeras horas de la mañana en el barrio de Qazzaz, al sur de la capital siria y muy cerca del centro de inteligencia del gobierno.

La televisión estatal aseguró que «los terroristas» fueron los responsables de los ataques en una avenida de gran circulación, «en momentos en que las personas se dirigían a sus trabajos y los niños a la escuela».

Fuentes oficiales afirmaron que la mayoría de las víctimas serían civiles.

En la zona de los ataques podían verse cuerpos destrozados mezclados con autos destruidos y escombros de edificios parcialmente dañados. Las explosiones produjeron un cráter de tres metros de profundidad y dos grandes y espesas columnas de humo.

Los servicios de rescate, ayudados por los vecinos, retiraban los cadáveres calcinados de entre los restos de vehículos, aún humeantes.

«¿Esta es la libertad que ustedes quieren? Murieron niños que iban a la escuela y empleados que iban a sus trabajos», gritaba un vecino en las pantallas de la televisión estatal.

El gobierno culpó a «terroristas» por los atentados, refiriéndose a la oposición al presidente Bachar Al Asad, cuyo partido está en el poder desde 1963.

Pero el Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición de oposición, acusó a Al Asad de estar detrás de los ataques con el objetivo de generar temor entre los observadores internacionales y respaldar sus denuncias sobre la presencia de Al Qaeda y otros grupos armados en Siria.

Los ataques se produjeron en un momento en que la comunidad internacional multiplica sus peticiones hacia las partes en conflicto en Siria para que se depongan las armas y que las diferencias se diriman las diferencias pacíficamente.

La tregua instaurada el 12 de abril no fue respetada. Los observadores internacionales desplegados en Siria fueron blanco de un ataque ayer, cuando una bomba explotó al paso de su convoy y 10 soldados resultaron heridos.

«Nosotros, la comunidad internacional, estamos aquí con el pueblo sirio y pido ayuda a todo el mundo en Siria y en el exterior para detener la violencia», declaró el jefe de los observadores, el general noruego Robert Mood, al llegar hoy al lugar de los atentados.

Desde marzo de 2011, cuando estalló la revuelta en Siria y fue violentamente reprimida por las fuerzas de seguridad, unas doce mil personas, en su mayoría civiles, perdieron la vida.