Diosdado repite al frente de la Asamblea Nacional

26

La mayoría oficialista reeligió, por tercer año consecutivo, a las autoridades de la Asamblea Nacional (AN, parlamento unicameral) de Venezuela encabezadas por el capitán retirado Diosdado Cabello.

Télam

El también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante juró en primer término “por el comandante eterno de la revolución bolivariana, Hugo Chávez”.

También lo hizo por el “guía espiritual y supremo Simón Bolívar”, por “el pueblo más pobre” y “por nuestra Fuerza Armada”, informaron las agencias noticiosas AVN y EFE.

Cabello fue vicepresidente ejecutivo del gobierno y en ese carácter asumió brevemente la primera magistratura en abril de 2002, tras el golpe de estado que derrocó a Hugo Chávez por menos de 48 horas y mientras el mandatario regresaba a Caracas.

Asimismo, fue ministro en varias carteras y gobernador del estado Miranda, y actualmente es uno de los principales aliados del presidente Nicolás Maduro, que la semana pasada lo ascendió a capitán del Ejército, del que había sido retirado con el grado de teniente en 1992, tras participar de un frustrado un intento de golpe de estado junto a Chávez.

“Si alguien de la oposición hubiera votado por mí, me habría sentido muy mal”, dijo Cabello apenas producida la votación que lo reeligió al frente de la AN.

Junto a él fueron ratificados los también chavistas Darío Vivas y Blanca Eechkout como primero y segunda vicepresidentes.

Antes de la votación, el diputado socialdemócrata Omar Barbosa pidió al oficialismo “una rectificación” y luego reveló que la oposición se abstuvo de presentar candidatos por conocer “de antemano la decisión excluyente y negadora de la voluntad popular” de mantener a Cabello como titular del parlamento.

Barbosa sostuvo que Cabello “permitió el atropello físico” a diputados opositores golpeados en sesiones el año pasado, “promovió maniobras” para anular la inmunidad de otros y destituyó “arbitrariamente” a legisladores antichavistas de las presidencias de comisiones parlamentarias, además de haberle prohibido el uso de la palabra en varias sesiones a todo el bloque adversario al gobierno.