Devaluación, México y el FMI

166

Leopoldo Puchi

Tanto en el mercado oficial como en el paralelo, el precio del dólar se ha incrementado de manera acelerada, hasta registrar una devaluación de 17% frente al dólar oficial en menos de una semana y de 32% frente al dólar paralelo. Los esfuerzos para frenar la caída por medio de la inyección de dólares, que había permitido cierta estabilidad en las tasas los últimos meses, no dieron resultados en esta ocasión.

La volatilidad cambiaria ha tenido como efecto que el salario mínimo y las pensiones, que estaban en 130 bolívares en marzo, perdieran el 69 % de su valor. La devaluación ha ido acompañada por un incremento abrupto de la inflación, que alcanzó 21,9% en noviembre mientras que la tasa interanual se sitúo en 213% y la acumulada en 195,7%.
Todo esto ha causado preocupaciones sobre la posibilidad de continuar dando pasos hacia una recuperación económica que había puesto fin a la hiperinflación y elevado el PIB durante 2022.
Entre los elementos que ilustran la paulatina recuperación destaca, por ejemplo, que el sector industrial operó a un 38% de su capacidad instalada, lo que representa un aumento de 13,6 puntos respecto a 2021. Por su parte, la producción de maíz aumentó en 46% respecto a la producción de 2021.
Rsservas
Se atribuye el fuerte incremento del precio del dólar a la conjunción de diversos factores que han conducido a que el Estado no disponga de suficientes ingresos en divisas para respaldar el gasto público. Entre esos factores, están la asfixia a las actividades de producción y comercio petrolero causada por las sanciones, la mala gestión pública y la crónica condición de país netamente importador sin una significativa producción de bienes nacionales. Estas circunstancias se expresan de forma dramática en el agotamiento de las reservas internacionales, lo que dificulta una política de estabilidad cambiaria.
En este marco, los aumentos salariales y los desembolsos de Navidad han sido un factor de devaluación. Sin embargo, algunos analistas han observado que el incremento de la inflación y del precio del dólar no se corresponde con la emisión monetaria, que ha crecido mucho menos.
FMIEl FMI aprueba un programa de apoyo técnico a Paraguay a cambio de reformas  • El Nacional
Una vía para fortalecer la disponibilidad de dólares es la del Fondo Monetario Internacional, Ya para 2019, Venezuela solicitó acceder a 400 millones que le correspondían por Derechos Especiales de Giro (DEG), pero Estados Unidos, socio principal, se negó por la política de cambio de gobierno adelantada por Donald Trump.
Posteriormente, el FMI asignó a Venezuela 5.000 millones de dólares como parte de una emisión por los problemas generados por la pandemia del Covid-19. Pero en esa ocasión de nuevo Washington se opuso, a pesar de la emergencia humanitaria. Hoy todavía, está pendiente ese desembolso, que se otorga a tasas de interés cero y sin necesidad de un programa de ajustes propiamente dicho ni de exámenes.
EEUU-Venezuela
Este problema del FMI será, sin duda, parte de la nueva fase de las negociaciones “de México”, en la perspectiva de un acuerdo de cooperación entre Estados Unidos y Venezuela de mediano y largo plazo, lo que facilitaría un entendimiento entre las fuerza internas en pugna política. Se ha avanzado algo con la licencia de Chevron y el desbloqueo de fondos, pero en lo esencial, el convenio EEUU-Venezuela está por construirse.
Hay que tomar en cuenta que la estructura economica venezolana está articulada a la estadounidense en los procesos productivos y de comercio, en particular los petroleros. También hay que recordar que esos estrechos lazos se interrumpieron por decisión de Washington en 2019 y no por las relaciones de Venezuela con China, Irán y Rusia, ya que no hay incompatibilidad para los intereses venezolanos.

México
Se ha señalado que el diálogo “de México” continuará en 2023. Del lado gubernamental, el tema central pendiente en las negociaciones es el levantamiento de las sanciones económicas y personales, el fin de los juicios políticos en el exterior contra funcionarios venezolanos y la interferencia en las elecciones venezolanas desde el exterior.
Del lado de la Plataforma Unitaria, se pone el acento en las garantías y condiciones electorales, registro electoral, voto en el exterior, composición del CNE, libertad de presos políticos, inhabilitaciones y asignación de siglas de varios partidos.
En todo esto es probable que se avance, pero solo en la medida en que se construyan acuerdos de cooperación entre EEUU y Venezuela, en el marco del principio de igualdad soberana.