Covid: La inmunidad de la población no se alcanzará este año

Rodolfo Koé Gutiérrez|

En momentos en que buena parte del mundo enfrenta un rebrote en contagios y defunciones provocadas por el Covid-19, la Organización Mundial de la Salud echó un nuevo balde de agua fría sobre las perspectivas de la población mundial, al señalar que el reciente estreno de la vacuna para prevenir esa enfermedad y el comienzo de las inoculaciones masivas no van a traducirse en la generación de una inmunidad de rebaño en el curso de este 2021.

El anuncio significa que será necesario mantener, al menos por 12 meses más, el distanciamiento social, la utilización de mascarillas, así como el resto de medidas de higiene estipuladas para prevenir las infecciones de coronavirus. Atrás quedan, pues, las expectativas de un retorno a la vida laboral y cotidiana como se conocía hasta antes del surgimiento de la pandemia.

El saldo global por la pandemia es de 90 millones 806 mil 606 contagios, 50 millones 215 mil 407 personas recuperadas y un millón 942 mil 713 muertes, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins..

En nuestra región ha habido alrededor de 17 millones de contagios y 533 mil muertes documentadas a causa de nuevo  coronavirus. América Latina y el Caribe está en la actualidad reportando un millón de nuevos contagios cada 10 días, con cifras de crecimiento alarmantes en Uruguay, Paraguay y Honduras en los últimos días. .

Estados Unidos, que registra 22.5 millones de contagios y 375 mil decesos, intensifica su campaña de vacunación, comenzando el segundo mes de la iniciativa en estadios deportivos, canchas de beisbol, centros de convenciones y ferias.

Aunque elogió el increíble avance logrado por los científicos que desarrollaron con una premura sin precedente más de media docena de vacunas seguras y eficaces, Soumya Swaminathan, directora de científicos de la OMS, afirmó que no vamos a alcanzar ningún nivel de inmunidad de la población en el año que acaba de empezar, pues tomará tiempo producir y aplicar el número de dosis requerido para frenar la propagación del virus.No es únicamente cuestión de millones, pues aquí estamos hablando de miles de millones, dijo la funcionaria.

La inmunidad de la población no se alcanzará este año, advierte la OMSEl director de salud de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Emanuele Capobianco, advirtió contra la «falsa sensación de seguridad» que podrían comportar el despliegue de los biológicos e instó a seguir adoptando las medidas de higiene y distanciamiento y el uso de mascarills para atajar la epidemia de coronavirus.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agradeció a China por autorizar la entrada de un equipo para indagar el origen del virus, días después de que el funcionario acusó a Pekín de intentar bloquear la investigación.

Ghebreyesus señaló asimismo que la nueva mutación de coronavirus descubierta la semana pasada en Japón, distinta a la de Reino Unido o la de Sudáfrica, por ahora no hace al Covid-19 más peligroso. La nueva variante de coronavirus procedente de Reino Unido fue descubierta ahora también en Ecuador.

El saldo global por la pandemia es de 90 millones 806 mil 606 contagios, 50 millones 215 mil 407 personas recuperadas y un millón 942 mil 713 muertes, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Todo el mundo y en especial los países de América Latina y el Caribe, deben asumir que el trabajo, el comercio, la educación, la política, la cultura, los deportes, los actos religiosos, las relaciones sociales y familiares, los viajes y el ocio, es decir el conjunto de la vida en sociedad, quedaron trastocados por un periodo mucho más largo que el que se pensó al comienzo de la pandemia.

Sin duda. las inoculaciones que ya están siendo aplicadas y las que están por lograr la aprobación de las autoridades sanitarias de diversas naciones resultan indispensables para lograr una reducción drástica de los contagios; sin embargo, ello no ocurrirá en los próximos meses.

Esta desalentadora perspectiva –que tiene como correlatos la intensificación de las infecciones, la saturación de hospitales y lo servicios de cuidados intensivos en diversos países y el elevado número de fallecimientos por coronavirus– obliga a todos los países a reformular sobre la marcha su quehacer en prácticamente todos los ámbitos.

El más preocupante, sin duda, es el de la economía, de por sí devastada por casi un año de cierre de actividades no esenciales, y en el que se abrigaba la esperanza de una rápida vuelta a la normalidad una vez que empezara la inoculación masiva con las nuevas vacunas. Con etsa nueva realidad se hará necesaria una nueva actualización del índice de crecimiento-decrecimiento de la región para el 2021

Pero el anuncio formulado por la Organización Mundial de la Salud hace evidente que hay giros que no podrán funcionar como en la era prepandémica y habrá que continuar prescindindo en la medida de lo posibles de contactos presenciales.

Ante esta pandemia de ciclo largo y devastador, las sociedades deberán reinventarse y quizá la realidad imponga la necesidad de una unidad latinoamericano-caribeña para poder hacer frente a las inequidades pandémicas prolongadas..

 

*Periodista económico argentino, analista asociado a al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*