Contra los fascistas, la fuerza de las redes y los procesos democráticos

11

REVISTA FÓRUM | En la sociedad de la información las disputas son de redes contra redes. Viene siendo así en todos los rincones del mundo. Está siendo así en los últimos días en Brasil. Las redes disputan sus espacios con sus ideas y con la fuerza bruta.

brasil1Revista Forum
Traducción de Question Digital

¿Qué hacer en esos momentos en que la situación llega al límite? Cooperifa, un movimiento cultural en las afueras de São Paulo, acaba de dar una buena respuesta. Sergio Vaz convocó a todas las redes que se articulan en ese espacio para una reunión. La Agenda: el rumbo del país.

No está llamando a la gente a la guerra y tampoco para la confrontación. El llamado es para una conversación. Para una articulación. Para un debate. Y pensar cómo y de qué forma se debe reaccionar a lo que se vivió en la noche del jueves en muchas ciudades brasileñas. Los chicos de los suburbios que salieron a las calles contra los aumento en el pasaje, según Vaz, no quieren saber de estos fascistas que se están apropiando del Movimiento Pasaje Libre.

Es hora de hacer miles de esas reuniones en todo el Brasil, para discutir lo que está sucediendo. Y avanzar en la conciencia política. La inclusión en base al consumo tiene su límite.

Por eso las reuniones no pueden ser sólo para petistas, lulistas, dilmistas y partidarios del gobierno. Debe ser para todos los que aprecian la democracia y temen a la barbarie que se instalaría si los fascistas que atacan a los que defienden ideas diferentes a la suya tomarán el control del país.

¿O es que alguien cree estos fundamentalistas en el poder respetarían la pluralidad democrática? ¿Alguien imagina que los grupos que atacan a los homosexuales que están en las marchas deben liderar nuestras luchas? ¿O usted piensa que Globo o Jabor cambió sus opiniones porque les gusta el Pasaje Libre?

Es un hecho que el gobierno de Dilma ha abandonado a buena parte del movimiento que defendía el proyecto que ganó las elecciones de 2002 en las calles y las redes. Y ahora privilegia la interacción con sectores fisiológicos.

Y es por eso que muchos de los que defendieron a Lula en las peores condiciones durante el ataque por el denominado escándalo de las mensualidades hoy en día no tienen mucho voluntad de defender este proyecto.

Dilma es mucho más generosa con Katia Abreu que con Stédile. Está más atenta las grandes empresas que a los sindicalistas que sonhumillados en largas esperas en las antesalas de los burócratas. El actual ministro de Comunicaciones besa la mano de las empresas de telecomunicaciones y trata a aquellos que luchan por la democratización de las comunicaciones como enemigos. A Globo lo tratan con cariño de madre en la Secretaría de Comunicación, mientras los medios alternativos y la blogosfera son completamente ignoradas.

Todo esto y muchas otras cosas tienen que ser parte de las reuniones se pueden hacer con los amigos y sus redes. Nada tiene que permanecer bajo la alfombra. Es hora de sacudir el polvo. Pero también es el momento de tener aliados.

La Revista Fórum no es la Revista Veja, no es la Globo y no está compuesta por burócratas de armario, que debe estar asustadísimos con el ruido de la calle. Es hora de ir a la batalla.

La Revista Fórum estará del lado de la democracia, tal y como estaba al lado del Pase Libre, de los indígenas, del grupo de la cultura digital, del MST, del  movimiento obrero combativo, de la economía solidaria y de los jóvenes que creen en la política aún contra una juventud que la niega.

A partir de hoy, Fórum estará difundiendo todos los encuentros como el de Cooperifa. Basta que usted envíe sus fotos y notas a nuestras direcciones en las redes sociales. La derecha fascista siempre ha estado entre nosotros, pero nuestros valores son legítimos y nuestras redes potencialmente más fuertes.

La derecha busca captar la legítima lucha del Movimiento del  Pase Libre. Pero parafraseando a Quintana, no pasarán. Y nosotros, seguiremos.

Contra la barbarie, la fuerza del proceso democrático es siempre la mejor opción. Por ahora, organice su evento, dinamice su red. Habrá un momento preciso para volver a ocupar las calles con las ideas y la fuerza de los valores y principios democráticos. Y no serán cien mil, seremos millones.

Fuente: http://revistaforum.com.br/blog/2013/06/editorial-contra-os-fascistas-a-forca-das-redes-e-dos-processos-democraticos/