Comenzó la reunión de los Movimientos Sociales del ALBA en Caracas

95

Este viernes 4 de abril comenzó en Caracas la reunión de delegadas y delegados de la Articulación continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA. Al mediodía se realizó una rueda de prensa, donde se plantearon los ejes centrales de la reunión, que se desarrollará entre el 4 y el 8 de abril. Las deliberaciones se realizarán en el Hotel ALBA Caracas, en el centro de la capital. Se encuentran presentes en la actividad 38 delegados y delegadas provenientes de 21 países de América Latina y el Caribe, además de cuatro integrantes de la Secretaría operativa de la Articulación. El sábado 5 habrá una reunión con el canciller venezolano, Elías Jaua y se espera que el lunes 7 los movimientos se encuentren con el presidente Nicolás Maduro. En el cierre se realizará un encuentro ampliado con los movimientos sociales de Venezuela, que incluirá la visita a consejos comunales.

En la jornada inicial, temprano a la mañana, el referente del MST de Brasil, Joao Pedro Stedile, compartió un análisis de coyuntura sobre la situación política, analizando los proyectos políticos en curso en el continente. Posteriormente, la vicepresidente de la Asamblea Nacional, Blanca Eekhout, dio la bienvenida a los movimientos en nombre del gobierno bolivariano y luego se abió un debate sobre la situación en Venezuela y en el conjunto de América Latina.

Por la tarde se realizó un informe por capítulos, que es la denominación de las plataformas que agrupan a los movimientos que construyen el proyecto en cada país.

Objetivos de la reunión de ALBA Movimientos

La convocatoria al encuentro de coordinación de ALBA Movimientos se propone analizar la realidad social, política y económica de América Latina; hacer un seguimiento de los acuerdos asumidos en la I Asamblea continental -realizada en mayo de 2013 en San Pablo- y construir un plan de trabajo para todo el 2014.

Además, el lugar elegido tiene el sentido de respaldar al pueblo y al gobierno de Venezuela ante los ataques que sectores de ultraderecha -bajo el auspicio de los EE.UU.- vienen desarrollando desde hace dos meses, con la complacencia a nivel internacional de los medios privados, a pesar de que los hechos violentos han dejado un saldo lamentable de personas asesinadas y graves destrozos en universidades, centros de salud, misiones alimentación, redes eléctricas y de transporte, locales partidarios y otras instituciones.

En este marco, se analizarán iniciativas de economía autogestionada, comunicación, formación política y de lucha contra las industrias extractivas que atacan a la Madre Tierra, además de la posibilidad de realizar un Encuentro Global de los Movimientos Sociales.

También se debatirán específicamente campañas de solidaridad. Entre ellas, con el pueblo haitiano, ante la ocupación de la MINUSTAH; por la paz en Colombia; por la liberación de los tres cubanos que permanecen presos en EE.UU. y el impulso a las Brigadas de solidaridad que algunas organizaciones y articulaciones sostienen en varios puntos del continente. En el marco del debate sobre la solidaridad concreta entre los pueblos, un lugar central lo tendrá la campaña de solidaridad con la Revolución Bolivariana.

Rueda de prensa de la ALBA Movimientos: “Un proyecto de integración continental desde los pueblos”

En el mediodía del 5 de abril, la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA realizó una convocatoria a los medios, para difundir los motivos que llevaron a realizar la reunión de Coordinación Continental en Caracas, cuando originalmente estaba prevista en Bogotá, en Colombia.

En la apertura de la rueda de prensa, Nelson Guerrero de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) dio la bienvenida en nombre de los movimientos sociales de Venezuela y agradeció la solidaridad con el país. “Estamos viviendo un golpe continuado, que se remonta hasta el año 2002. La derecha aún persiste en esa agenda”, señaló. “Este pronunciamiento de los movimientos es una respuesta latinoamericana, continental, a esta derecha fascista a la arremetida del imperio norteamericano contra la revolución venezolana, para obtener lo que ellos siempre han buscado, que es dominar a América Latina. No es sólo el imperio norteamericano, es el conjunto de la oligarquía mundial que arremete contra Venezuela. Lo demostraron cuando todos los medios nacionales e internacionales, escritos y audiovisuales, se juntaron para atacar a Venezuela. Y ahora lo están haciendo los Congresos. Es el bloque contrarrevolucionario, imperialista, que ataca a la Revolución Bolivariana”.

“Somos los movimientos que nos identificamos con el proyecto ALBA”, expresó a continuación Joao Pedro Stédile. “Somos más de mil movimientos sociales de todo el continente. En nuestros países nos organizamos en plenarias, desde Canadá hasta los compañeros mapuche que viven en el extremo sur de nuestro continente. Resolvimos hacer nuestra reunión aquí para traer esta solidaridad, ante la ofensiva que los capitalistas están haciendo contra el pueblo de Venezuela. Somos representativos de las fuerzas populares que creemos que los problemas de América Latina sólo los vamos a resolver por la unión de todos los pueblos”.

Sobre la campaña mediática que se vive en todo el mundo contra Venezuela, Stédile consideró que “los medios ya perdieron incluso la vergüenza de la manipulación. Transforman a Goebbels en un pequeño ángel al lado de lo que vienen haciendo los medios de los EE.UU. Sabemos que aquí hay un pueblo que quiere seguir adelante en paz y por eso venimos, para mirar con nuestros propios ojos y además alertar a los gringos: no se metan, porque nosotros como fuerzas populares estaremos haciendo un doble esfuerzo, para manifestar la solidaridad en forma concreta y también para ejercer la primera manera de solidaridad, que es decir la verdad, desenmascarar la mentira de lo que están repitiendo”.

Desde la secretaría operativa de la Articulación, Manuel Bertoldi envió “un saludo caluroso y revolucionario a todo el pueblo venezolano” desde los movimientos sociales del ALBA. “Reafirmamos nuestro compromiso y nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y el gobierno del presidente Nicolás Maduro”. El militante del FPDS Corriente Nacional de Argentina consideró que el legado de Chávez no es sólo una responsabilidad del pueblo venezolano. Es una responsabilidad de todos los pueblos del mundo, de todos quienes queremos vivir en mundo sin explotadores ni explotados”.

Ante la crisis mundial y la contraofensiva imperialista en la región, Bertoldi expresó que “los movimientos sociales y las fuerzas populares vamos a seguir redoblando nuestros esfuerzos para construir un proyecto de integración popular a nivel continental, donde se articulen las diversas expresiones de lucha de los pueblos de Nuestra América para construir la emancipación continental. Tenemos que seguir avanzando en iniciativas concretas que nos permitan ir construyendo en la práctica ese proyecto de integración popular”.

“América Latina, territorio de paz con justicia social”

Jennifer Burbano, también integrante de la secretaría operativa de la Articulación hizo referencia al momento que se vive en Colombia, en el marco de los diálogos de paz que mantienen las FARC y el gobierno. “Esto es histórico porque muchas generaciones sólo hemos vivido la guerra, no conocemos la paz en la Patria colombiana. Y hace mucho tiempo que estábamos luchando, este es el espacio que estábamos esperando”.

Burbano señaló la importancia de que este proceso de paz incluya también a otros grupos, como el ELN y el EPL. “Nuestras banderas y nuestra lucha siguen siendo el cese bilaterial del fuego, que permitan cortar la crueldad de la guerr. Quienes sufrimos las consecuencias somos las organizaciones de base en general”. También destacó el papel del comandante Chávez para viabilizar la posibilidad de la paz. “El comandante Chávez hizo innumerables esfuerzos en este sentido”, recordó. “Él manifestó muchas veces que la paz en Colombia es la paz del continente”.

“Chávez también es nuestro comandante, es la posibilidad y el sentimiento y el orgullo de una sociedad socialista. Y es precisamente en el esfuerzo de esa construcción que estamos dispuestos a defender esta Patria, que sabemos que también es nuestra. Sabemos que si avanza el pueblo venezolano, avanzamos todos en el continente”. La integrante de Marcha Patriótica también dijo que sentía a Chávez “presente en esta mesa. Él demostró que los movimientos no sólo estamos para la movilización callejera, sino que somos capaces de construir y transformar el continente. Seguimos caminando con el sueño del Comandante Chávez”.

Apoyo del pueblo de Panamá y repudio a Martinelli

Eric Fernández, de Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) dijo que “venimos a mostrar solidaridad con el pueblo venezolano, a nombre del pueblo panameño”. Fernández manifestó que “es vergonzoso para los panameños que quienes dirigen las relaciones internacionales de nuestro país una vez más demuestren ser peones del imperialismo nortelamericano, como lo intentó hacer a través de la OEA antes con el embajador Cochez y ahora con el embajador Villarín”.

Para dar un ejemplo de la subordinación del saliente gobierno panameño a los EE.UU, el referente social recordó que “la candidatura de la alianza del presidente Martinelli se da después de una fiesta en la Embajada norteamericana. Además Martinelli fue el primero en visitar y avalar al gobierno de Micheletti tras el golpe de Honduras y también apoya a los EE.UU para mantener el bloqueo a Cuba”.

Además, señaló que “en Panamá la mayoría de los medios de comunicación son de derecha. Hay una desinformación completa. Los periódicos sacan páginas enteras siempre en contra del proceso revolucionario venezolano. Hemos tratado de neutralizar esto con actividades e informaciones sobre lo que verdaderamente está pasando. Sin embargo, los medios de comunicación lo invisibilizan. Se hacen entrevistas pero la única función debe ser llevarlas a los organismos de seguridad del Estado, porque nunca salen”.

Fernández informó que Panamá es un país donde hay una de las peores distribuciones de la riqueza y donde la pobreza dentro de los pueblos originarios llega al 98%. “Entonces vemos un contraste y nos solidarizamos una vez más con el pueblo de Venezuela, con el gobierno revolucionario de Venezuela. Esta no es sólo una amenaza contra Venezuela, sino contra todos los pueblos de América Latina”.

“ALBA de los pueblos, un ejemplo de luz”

Al finalizar la palabra de los movimientos, la diputada nacional Blanca Eekhout agradeció la presencia de los movimientos en el país. “Hemos estado en intervenciones solidarias, de compromiso y de verdadera unión de nuestros pueblos”.

Eekhout señaló que durante la mañana “se abordó el tema de la acción violenta de los EE.UU. y su gran plataforma mediática internacional. Se ha intentado una especie de bloqueo contra el pueblo venezolano. Pero se ha encontrado a las conciencias de los pueblos del mundo”. Por el contrario, consideró, estos ataques “están abriendo una gran puerta para la paz, para que el proyecto de Patria Grande, de unidad, de integración, se multiplique y la democracia participativa y protagónica sea la bandera de lucha de todos los pueblos del continente”.

Para finalizar, la vicepresidente de la Asamblea Nacional expresó que “el ALBA de los pueblos será un ejemplo luminoso para los pueblos del mundo entero de que se puede vivir en dignidad, libertad, soberanía y sobre todo con el poder popular, con el pueblo asumiendo el control político y económico”.

João Pedro Stédile: “El proyecto imperialista retomó la ofensiva sobre América Latina”

La apertura de la reunión de Coordinación Continental de los Movimientos del ALBA contó con la intervención de João Pedro Stédile, referente del Movimiento Sin Tierra de Brasil, que desarrolló distintos aspectos políticos, económicos y sociales para la comprensión de la coyuntura en América latina.

Stédile identificó la presencia de tres proyectos distintos en América latina: el proyecto imperialista, hegemonizado por el gobierno de EEUU; el proyecto neodesarrollista, en el cual las burguesías locales juegan un rol central sin enfrentar al imperialismo, como Argentina y Brasil; y el proyecto del ALBA, protagonizado por la clase trabajadora continental con articulación popular.

En el último año el proyecto imperialista retomó la ofensiva sobre América Latina, a través del acuerdo del pacífico, del avance sobre nuestros recursos naturales, la expansión del agronegocio, el control de las informaciones, de los medios de comunicación, del poder judicial y del Congreso. En cuanto al proyecto neodesarrollista, basado en la recuperación del crecimiento económico, el rol del Estado y la distribución de la renta, indicó que se encuentra ante un agotamiento, consistente en la incapacidad de resolver los problemas sociales de la clase trabajadora. La prioridad de ambos proyectos es hacer un acuerdo entre el Mercosur y Europa, al mismo tiempo que Europa y EEUU desarrollan sus propios acuerdos comerciales. Esto significaría reflotar la iniciativa del ALCA pero con otro nombre, con el objetivo de abrir un espacio de libre comercio en el hemisferio sur.

Por último João Pedro se refirió a la situación del proyecto del ALBA, que sufrió un estancamiento en el último año, disminuyendo la intensidad de acumulación de fuerzas. Los factores que explican esta coyuntura son diversos. El primero corresponde a la energía que pusieron los gobiernos en el Mercosur, UNASUR y CELAC, en lugar de atender al crecimiento del ALBA. El segundo está dado por el acoso del imperialismo hacia Venezuela, vanguardia del ALBA. El tercer factor es la ausencia de Chavez, y la dificultad de que Fidel asuma la tarea de articulación, que dejó vacante el rol de líder con capacidad moral. En cuarto lugar la clase trabajadora y los movimientos sociales que todavía están en un período histórico de reflujo. Las masas no están en las calles presionando a la burguesía, sino que las movilizaciones existentes son más bien defensivas. Nuestros movimientos y organizaciones, en esta correlación de fuerzas, tampoco lograron poner en pie acciones de masas.

Finalmente Stédile señaló en este marco, las luces de esperanza en el continente a partir de las victorias electorales en Ecuador, Venezuela y, más recientemente, en El Salvador.

Fuente: Equipo de Comunicación de ALBA Movimientos