Calor y baja asistencia de votantes en la segunda vuelta chilena

20

El balotaje con el que se determinará si la opositora Michelle Bachelet o la oficialista Evelyn Matthei será la próxima presidenta se desarrollaba bajo un aparente desinterés de los chilenos por asistir a las urnas en una elección voluntaria y acompañada de un intenso calor.

Télam

Si bien el horario establecido para cerrar las mesas en los 2.012 locales habilitados es a las 18, son muchos los jefes de mesas que le expresaron a Télam que, en comparación con lo que fue la primera vuelta del pasado 17 de noviembre, hoy habría una clara baja en el flujo de votantes, hasta al punto de “estar aburrido de esperar”, como declaró uno de ellos.

En una recorrida por varios locales, Télam constató la inexistencia de largas colas de votantes que se verificaron en la elección pasada, pero esto se puede deber a la rapidez con que se cumple el voto de hoy, que sólo se destina a elegir presidenta entre las dos candidatas, y las demoras que le ocasionaba al elector optar entre nueves postulantes, y además en cargos parlamentarios y de consejeros regionales.

El intendente metropolitano, Juan Antonio Peribonio, subrayó que para esta jornada especial se incorporaron más buses del Transantiago, sobre todo en las comunas más populares de la capital, para que la gente asista hasta el local que le corresponda y “haga valer su opinión”.

En el Estadio Nacional de Chile, último lugar en que estuvo detenido el cantautor Víctor Jara antes de ser asesinado durante la dictadura militar y centro masivo de votación, se instalaron varios stands que reparten gratuitamente agua y pantallas  solares, ya que la temperatura en Santiago bordea los 30 grados.

Debido al calor de la jornada muchas mujeres acceden al Estadio Nacional y a otros locales de votación con sombrillas que pudieron comprar en las calles a mil pesos (dos dólares aproximadamente).

Bachelet fue recibida por un significativo grupo de seguidores que la esperaron con cantos y aplausos, mientras que Matthei fue recibida con una protesta

En el mismo lugar, durante esta mañana, un grupo de adherentes al movimiento social “Marca tu Voto”, en el que piden a los chilenos pongan las letras AC en el sufragio para exigir la creación de una Asamblea Constituyente, levantaron carteles para incentivar a la gente a apoyar su causa.

Sin embargo, fueron recriminados por algunas personas que  alegaron que no se podía poner propaganda de ningún tipo en los locales de votación, y finalmente fueron obligados a bajar los letreros por las autoridades.

Durante esta mañana, alrededor de las 10 llegaron hasta sus respectivos locales de votación las dos candidatas presidenciales, quienes vivieron situaciones bien distintas tras sufragar.

Bachelet fue recibida por un significativo grupo de seguidores, en su mayoría mujeres, que la esperaron con cantos y aplausos en la entrada del colegio Enrique Teresiano de Ossó, en la comuna de la Reina.

En cambio, Matthei, candidata por la Alianza derechista, fue recibida con una protesta en la Escuela Salvador Sanfuentes, de la comuna de Santiago, de un grupo de vecinos que protestaron en contra de la instalación de una planta de la Compañía de Cervecerías Unida (CCU) en Paine.

El presidente Sebastián Piñera votó en el Liceo República de Alemania, pero cuando iba a depositar el sufragio en la urna tuvo que volver a la cabina cerrada (similar al cuarto oscuro) porque las autoridades de la mesa se percataron que no había doblado correctamente la boleta y, además, estaba mal puesta la estampilla.

Al salir, Piñera recalcó que la futura presidenta, sea quien fuere, «sabe que de parte nuestra va a tener siempre una actitud leal, constructiva, para poder juntos lograr el país con el cual siempre hemos soñado».

La ex líder estudiantil Camila Vallejo, actual diputada electa, declaró, tras sufragar en el estadio Bicentenario de La Florida, que «existe un temor a la política que viene desde la época de la dictadura», al referirse a la escasa asistencia de votantes.

Una situación inusual se vivió en el Colegio Carlos Causiño de la región de Valparaíso, a 124 kilómetros de Santiago, hasta donde llegó un hombre disfrazado de “viejito pascuero” (como llaman en Chile a Papá Noel), para cumplir con su deber cívico.

Según el personaje, vestirse así es una tradición que ya lleva 15 años y, al igual que en la primera vuelta de hace un mes, lo hizo asistido por una niña disfrazada de “duende”.

Más de 13,5 millones de chilenos están llamados hoy a participar del balotaje en el que, según los pronósticos, la expresidenta Bachelet (2006-2010) aparece como la favorita, ya que en la primera vuelta obtuvo el 46,7 por ciento de los votos, frente al 25 de Matthei.

El Servicio Electoral (Servel) anticipó que aproximadamente las 19 se tendría el primer cómputo oficial de esta segunda vuelta.