Argentina: Zamora, nuestra estrella del firmamento K

38

JUAN GUAHÁN| Gerardo Zamora, radical K (kirchnerista), santiagueño y ex gobernador de esa provincia es el segundo en la línea de sucesión, detrás del vapuleado Vicepresidente Amado Boudou. La Presidenta ratificó la orientación de su gobierno, al inaugurar una nueva sesión del Parlamento. El sector financiero sigue ganando. arg gerardo zamoraQuestion Latinoamérica

 Unas horas antes que inaugurara las sesiones parlamentarias de este año, donde –ante una importante movilización- ratificara la orientación del gobierno, la Presidenta tuvo que acudir a todo su prestigio para resolver el estado deliberativo del Bloque de Senadores. Puso orden y disciplina en un frente que le permite seguir gobernando sin mayores sobresaltos institucionales en estos próximos meses.

Allí había más de un interesado en ocupar el lugar privilegiado en la línea de sucesión que supone tener la Presidencia Provisional del Senado, cargo que venía ejerciendo la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich. La senadora del Jardín de la República viene perdiendo peso. A una demostrada  baja capacidad política para ese cargo habría que agregarle el deterioro, a la vista individual de la Presidenta y de gran parte del oficialismo, de la fuerza de la familia Alperovich, que desde el 2003 gobierna Tucumán. Su peso electoral ha disminuido, es fuerte la crítica por cuestiones de gestión y corrupción y lo salpica el escándalo de una joven tucumana, cuyo asesinato muchos vinculan a “hijos del poder” y cuestionan las “torpezas” judiciales cometidas en su investigación.

El senador Miguel Ángel Pichetto era visto como un natural sustituto. Ante sus declaraciones, que no siempre estaban a tono con las definiciones que venían desde la Casa Rosada, crecieron otras candidaturas. Eran varios los anotados. La decisión final, como corresponde, la tuvo Cristina. Ella se decidió por el ex gobernador santiagueño Gerardo Zamora. Éste gobernó esa provincia durante dos períodos (2005/2009 y 2009/2013). Cuando, una decisión de la Suprema Corte de Justicia, le impidió reelegirse por tercera vez optó por proponer a su esposa, Claudia Ledesma Abdala, quien fue electa gobernadora por una abrumadora mayoría, para el período 2013/2017. Gerardo se reservó para sí el cargo de Senador y ahora la Presidenta lo ha colocado en línea sucesoria, detrás del Vicepresidente Amado Boudou.

Hay muchas razones por las cuales la Presidenta puede haber optado por su figura. No es un dato a ignorar que el nivel de apoyo electoral que tiene Zamora es el más alto del kirchnerismo, en todo el país. Tampoco se puede olvidar que la designación de un radical K lo aleja de las diferentes “roscas” que el peronismo puede tejer con vista a alguna forma de sucesión presidencial.

 Reaparece el sector financiero (nunca se fue)arg bancos

En los últimos años hemos asistido a un fuerte discurso contra el sector financiero, su peso, presiones y beneficios. Sin embargo la cruda realidad nos indica de qué modo este sector sigue estando en el centro de los grandes negocios y mayores beneficios. Pruebas al canto.

Según información proporcionada por el Banco Central, el sistema bancario argentino tuvo un beneficio, el año pasado, de cerca de 30 mil millones de pesos. Estamos hablando de una ganancia que creció más del 50% respecto a los menos de 20 mil que ganó en el 2012. Por lo que se ve este sector no se “la llevó en pala”, sino más bien “en carretilla”.

Un segundo dato, con vistas al futuro y a los sectores financieros internacionales, tiene que ver con el reciente acuerdo, pendiente de aprobación parlamentaria, con REPSOL, por YPF. En efecto, el gobierno ha firmado un acuerdo por 5 mil millones de dólares, en bonos. A REPSOL le aseguramos que va a cobrar los 5 millones ya señalados, por lo cual se emitirían bonos hasta 6 mil millones, para poder cubrir una eventual diferencia, si los bonos se cotizaran a menos de su valor nominal. Esos bonos serán pagaderos a 20 años, con una tasa de intereses que van desde 7 a 8,75% anuales. Todos esos intereses será platita que seguirá goteando hacia las arcas de los sectores financieros.

Por último, el Ministerio de Economía dejó trascender que pagará a los acreedores (por los canjes 2005 y 2010) que tienen bonos atados al crecimiento del PBI el cupón correspondiente al año 2013, con el incremento previsto cuando el crecimiento de la economía está por encima del 3,2% anual. Según el INDEC la economía creció un 4,9%. Muchos observadores privados estiman que estuvo por el 3% y que ese pago extra, que supera los 2 mil millones de dólares, no se debería efectivizar. Se especulaba que teniendo en cuenta las últimas “correcciones” que hizo el INDEC sobre el tema inflación también las cifras del “crecimiento” podrían ser corregidas. Parece que desde el Ministerio de Economía no piensan así y trascendió que se pagaría de acuerdo a esa estimación del crecimiento que supera el 3,2%.

La necesidad de dólares que tiene el gobierno hace que asuma estos y otros compromisos para recomponer sus relaciones con el mundo financiero internacional y lograr los recursos que le permitan un tranquilo transitar en los últimos 21 meses de gobierno, manteniendo aquellas políticas que sustentan el actual nivel de consumo.