Argentina: semana fructífera para el gobierno

24

Juan Guahán-Question Latinoamérica

Argentina atraviesa una compleja situación económica. Acosado –desde afuera- por los “fondos Buitres” y los fallos del Juez Thomas Griesa y presionado –desde adentro- por una inflación indomable, un consumo en baja, la economía que no sale del actual estancamiento y los problemas financieros que motivaron el cambio de timón en el Banco Central.

No obstante, esta multiplicidad de dificultades, la semana que termina fue fructífera para el gobierno. No solo Cristina ocupó el centro del escenario, lugar del cual la oposición no logra desalojarla, sino que también se produjeron una serie de hechos favorables al gobierno.

En primer lugar es destacable que el nuevo equipo que dirige al Banco Central logró detener algunas variables que se deslizaban peligrosamente hacia la necesidad de una nueva devaluación. El dólar “blue”, “negro” o “paralelo” freno su desorbitada suba. La misma suerte corrió el “liquid” que usan las empresas para –mediante artilugios- producir la “fuga de divisas”.

Mientras el gobierno intenta consolidar esta tendencia, desde distintos sectores -vinculados al poder económico- advierten que la misma es provisoria. Las reservas tuvieron algunas bajas.

El gobierno mantuvo una reunión con empresarios del G-6, Industria, Bancos, Comercio, Construcción, la Bolsa porteña y Sociedad Rural, a la que esta última no asistió. Uno de los participantes aclaró «Nos hicieron jurar sobre la Biblia que no digamos nada».

El G-6, haciendo caso omiso al compromiso gubernamental que no se les aplicaría la nueva Ley de Abastecimiento, declaró que va ir a la Justicia para reclamar la inconstitucionalidad de la misma.
Se mantiene el debate acerca de la reticencia de los productores a vender la soja y el maíz que tienen en los campos, mientras tanto aparecen denuncias de silos-bolsa destruidos en algunos lugares.

En otro orden de cosas el gobierno incorporó a su red de Televisión Digital Argentina (TDA) emisiones del canal ruso RT (en español). Una teleconferencia de Cristina con Vladimir Putin, dio el puntapié inicial a este acuerdo.

Desde la misma provincia de Santa Cruz, donde se concretara la comunicación con el Presidente de la Federación Rusa, nuestra Presidenta anunció la puesta en marcha del Sistema Federal de Medición de Audiencias (Sifema). El mismo tendrá por función medir la audiencia de los canales de TV, tarea que hasta ahora estaba a cargo de IBOPE, una empresa brasileña. Esta actividad será desarrollada por 11 universidades nacionales y abarcará, con el tiempo, a las televisoras de todo el país.

Además logró transformar en Ley al  nuevo Código Civil y Comercial y alcanzó media sanción la Ley de Hidrocarburos.arg clarin miente

Por último, el Directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), por mayoría de 5 a 2, ordenó la Adecuación de Oficio del Grupo Clarín. Con ello rechazó el plan de adecuación voluntaria que el Grupo había ofrecido, lo que le permitía decidir a quienes venderlos.

Ahora el gobierno tasará los medios y adjudicará por licitación pública las licencias en danza. Obviamente Clarín judicializará esta resolución y habrá que ver si, en el tiempo que le resta, el gobierno logra su objetivo de desguazar a los medios del grupo Clarín.