Argentina, entre elecciones, economía, narcotráfico y lluvias

59

Juan Guahán-Question latinoamérica

 En este año, como suele ocurrir cuando transcurren este tipo de procesos electorales, no están faltando las situaciones, denuncias y escándalos que conmocionan a la sociedad. Todas esas convulsiones se agravan cuando se dan circunstancias como las actuales. Cuando hay cambio de gobierno en el máximo nivel, después de más de 12 años de ininterrumpidos gobiernos de la familia Kirchner y estamos en las vísperas de su reemplazo.

Al igual que en otras oportunidades, algunos de estos hechos son provocados de un modo deliberado, otros acontecen por errores propios, son evoluciones de situaciones fuera del control de los protagonistas o son –simplemente- una mala jugada de la naturaleza. Veamos lo que está ocurriendo.

Elecciones

Todos los días aparecen aristas nuevas no solo sobre el desarrollo del acto electoral y sus resultados, sino también sobre las perspectivas futuras.

El fantasma del fraude electoral ha sido invocado prácticamente en todas las elecciones. Esta vez no podía ser distinto. El robo de boletas es la denuncia más común, esta vez acudieron a ella todos los candidatos que tuvieron escaso éxito electoral y también Mauricio Macri, evidenciando la escasa capacidad de su partido para el control eleccionario. Otro denunciante fue Felipe Solá, candidato a gobernador por UNA que encabeza Sergio Massa. ar VotoElectronico

Mostró, como pruebas, telegramas según los cuales había mesas donde su votación no condice, exageradamente, con la alcanzada por los demás candidatos de la misma fuerza. Reclama que “le robaron” 240 mil votos. Lo novedoso no está allí, sino en el hecho que hay un Fiscal Federal –Jorge Di Lello- que inició una investigación de oficio para determinar la veracidad de tales hechos y sus eventuales responsables. Nada de esto modificará los aspectos prácticos de las escasamente significativas PASO, pero sí puede ser una advertencia a todos, para octubre. ¡No trampeen!… y si lo hacen ¡perfeccionen los métodos!

También pasan otras cosas. Está el –tantas veces anunciado y siempre por los hechos desmentido- acuerdo Macri/Massa. Ahora el sueño que se bajen Massa y María Eugenia Vidal, es inviable. A lo sumo habrá algunos acuerditos menores en algunos distritos.

También están las picantes relaciones entre Daniel Scioli y Aníbal Fernández cuyos efectos son impredecibles, al igual que la reacción de los “barones” bonaerenses desplazados.

Por cierto que tampoco faltó el ruidoso silencio de la Presidenta y su retorno a la “cadena nacional” con acusaciones, aunque hechas con “buena onda”.

Este domingo cerremos esta primera parte recordando que el domingo se vota para gobernador en Tucumán. Allí el FpV sumó el 57% de los votos, le ganó lejos a Cambiemos (Macri y UCR – que sacaron el 20%) y a UNA encabezada por Massa que recogió 16%. Estas dos fuerzas opositoras se unieron en apoyo al radical José Cano. De todas maneras quedarían distanciados del candidato oficialista. El hombre más rico del gabinete de Cristina, su ex ministro de Salud Juan Luis Manzur, sería el nuevo gobernador de Tucumán

Sergio Massa
Sergio Massa

Economía

No son muchas las novedades en este tema. Desde el gobierno rezan para que nada se desboque en esta última etapa de su gestión. Hasta ahora “la vienen llevando”. Según los datos oficiales hubo una disminución de la desocupación. En Chaco, por ejemplo, es: cero. Esa magia estadística también tiene una explicación, será para una próxima oportunidad.

Los principales cuellos de botella que mantienen estancada nuestra economía siguen siendo: La falta de dólares, por el bajo superávit comercial. Los límites del gobierno para mantener el consumo con mayor emisión, porque al no crecer la producción esa emisión presiona sobre para un incremento de la inflación. El gobierno pretende solucionarlo con el aporte de inversionistas financieros que aportan pesos o dólares por bonos con la perspectiva de recuperarlos haciendo una buena diferencia. En muchos de esos casos, como el “bono” de esta semana, los inversionistas acuden presurosos porque especulan con una notable devaluación del peso durante el próximo año.

Sin embargo la angustia ñao tem fin para nuestros productores de materias primas. La soja llegó a su precio más bajo de los últimos 6 años. Las economías regionales padecen ése y otros problemas para los cuales no encuentran respuesta: Entre otros protestan en diferentes rutas los frutícolas de Río Negro, los viñateros y hortícolas en Cuyo, los poroteros en Salta, los cañeros y productores de cítricos en Tucumán. Los problemas de China y Brasil se hacen sentir, también en las escasas exportaciones industriales.

Narcotráfico

De la mano de las denuncias formuladas por el periodista Jorge Lanata, esta cuestión tiene una mayor instalación en el escenario político. Hasta ahora este tema era sostenido –fundamentalmente- por algunos familiares de víctimas de esta situación, de otras diversas organizaciones y también autoridades de la Iglesia. De todas maneras no se ha verificado que haya tenido una mayor repercusión en el voto ciudadano. Es difícil saber si ello es así por desinterés, miedo, acostumbramiento o impotencia. Pero el hecho está y sus efectos electorales también. Habrá que si en las pocas semanas que restan hasta octubre esta apreciación tiene modificaciones.

Lluvias, inundacionesarg inundaciones1

En este caso no se puede separar un tema del otro porque llover, llovió… y mucho. Pero, también hubo inundaciones, fueron importantes y se están reiterando.

Es sabido que estas lluvias tienen entre sus causas al Fenómeno del Niño y que su recurrencia, en los últimos años, se vincula con el mismo y con el cambio climático que padecemos. También es conocido el problema que tiene gran parte de nuestra zona pampeana por su escaso declive, lo que no ayuda a una rápida salida de la misma.

Todo lo anterior es cierto y nadie lo puede negar. En diciembre de 2006 el gobierno nacional recibió 200 millones de dólares del Banco Mundial para destinarlas al tema de las inundaciones, junto con los dólares vino la advertencia: “Las inundaciones son el mayor riesgo natural de la Argentina y un obstáculo importante para su desarrollo… las llanuras inundables cubren un tercio del país”.

Pero también es bueno reflexionar sobre la intervención humana y sus efectos. Tampoco podemos sustraernos a considerar, en medio de un proceso electoral, sus consecuencias políticas.

No quedan dudas que la inmensa mayoría de las personas afectadas por lluvias e inundaciones viven en sectores urbanos, donde reside el 90% de los argentinos. Pero también es cierto que la lluvia y las inundaciones se extienden por terrenos rurales y mucho tienen que ver con la actividad productiva a la que esas tierras se destinan. Por eso adquiere vigencia el debate que se dio entre Aníbal Fernández, diciendo que las inundaciones se producían con motivo de la “siembra directa” (sembrar sin arar la tierra), y Felipe Solá, diciendo que ello no es cierto. Finalmente Aníbal se reunión con representantes de productores de la siembra directa y dio marcha atrás de sus afirmaciones. Pero ambos, por razones políticas, esquivaron el fondo del problema. El tema de fondo sigue siendo el modelo productivo. En el campo se manifiesta por esta tendencia al monocultivo de la soja transgénica basada en el uso aplastante de agrotóxicos lo que contribuye a la impermeabilización del suelo y le quita capacidad de absorción. En esa cuestión tienen responsabilidad el actual gobierno y también Solá, como Secretario de Agricultura de Carlos Menem.

Dado que esa soja aporta, junto con el propio Banco Mundial, los recursos para los importantes planes sociales que hoy tenemos, nadie se anima a ponerle el “cascabel al gato”. Seguro que hay productores que hacen canales clandestinos para salvar sus cultivos, pero… el Estado no se mete. Como tampoco se mete en los centenares de barrios cerrados que responden a inversiones inmobiliarias y cuyos gigantescos movimientos de tierra apuntan al mismo objetivo que tienen los productores con sus canales clandestinos. El actual Estado no es chico, ni bobo, pero sí medio chicato, no ve un montón de cosas que están a la vista.

Por si faltaba algo para que este fenómeno haya alcanzado esa dimensión, en la Provincia de Buenos Aires, digamos que allí la inversión pública por habitante es de $ 245. En el otro extremo San Luis invierte 5.700.

En cuanto a los efectos políticos de lo que está pasando es imposible predecirlo. Lo cierto es que las lluvias pueden continuar. Los que dicen saber sobre el tema sostienen que el Niño llega hasta marzo y que su “pico” sería en los últimos meses de este año.

Tinelli: una nueva figura política

Esta semana se produjeron algunos hechos que lo muestran. El miércoles Marcelo Tinelli obtuvo el visto bueno para presentar su candidatura a la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino, por ahora será vice 3°, aunque ya actúa como el factótum de esa institución. Esa misma noche Moria Casán una de las figuras de showmatch le vaticinó que “serás Presidente, nuestro Berlusconi propio”, (Berlusconi, magnate del fútbol y la TV italiana, fue Primer Ministro y está condenado por diversas actos de corrupción personal y económica). Como Moria vio que se había metido en un barrial aclaró: “Berlusconi, sin mafia”. Este avance de Tinelli contó con el visto bueno de Máximo Kirchner, Scioli, Macri y Massa. ar tinelli

Ahora se vienen varias modificaciones en el fútbol, sobre todo en el “Fútbol para todos”. Evidentemente Tinelli, el Rey del Entretenimiento, tiene poder y sabe cómo usarlo. A propósito, suele definirse al entretenimiento como el conjunto de actividades que nos permite utilizar el tiempo libre evadiendo temporalmente nuestras preocupaciones. Resulta interesante conocer el origen de esta palabra, que comenzó a circular por Europa hacia el siglo XV. Allí se la vinculaba con la actividad financiera de desviar en beneficio propio bienes ajenos. Más tarde se la asoció a la idea de “desviar la atención”. Cabe tener presente que “cualquier parecido con la realidad es pura casualidad”