Argentina: El gobierno procura recuperar la iniciativa

21

Juan Guahán-Question Latinoamérica

Un mes después que los acontecimientos vinculados a la acusación y muerte del Fiscal Alberto Nisman colocaron al gobierno contra las cuerdas la Presidenta salió con la firme pretensión de recuperar la iniciativa. La Presidenta sabe que esos temas no han desaparecido de la escena, la reciente imputación penal es una prueba de ello. No solo eso sino que, en el curso de la semana que se inicia, tendrá que “absorber” los efectos de la “Marcha del Silencio” a la que han convocado varios fiscales.

También sabe que, en la medida que esas cuestiones pierdan fuerza, nuevamente las causas judiciales contra miembros de su familia y otros funcionarios irán tomando altura. Tampoco ignora que en estos últimos 10 meses de su mandato deberá soportar una creciente pérdida de poder. Ese debilitamiento se profundizará una vez realizadas las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 9 de agosto, que definirán los candidatos que finalmente competirán en la elección general del 25 de octubre.

No obstante ello también es bueno tener presente que es muy probable que la Presidenta procure mantener la iniciativa hasta el último minuto de su gestión. Ello augura unos meses tensos y plagados de confrontaciones, en medio de una situación regional donde el poder económico e intereses internacionales procuran debilitar a los gobiernos progresistas del área.

La Presidenta procuró basar la recuperación de la iniciativa sobre tres cuestiones centrales: La evolución de la gestión y algunos anuncios; los convenios con China y las críticas a la Marcha convocada para el próximo miércoles 18.

Evolución de la gestión y anuncios

Uno de los aspectos más importantes para recuperar la iniciativa está centrado en una permanente reivindicación de lo hecho en esta larga década, integrando esa perspectiva con nuevos anuncios. Esta semana estuvo dedicada a la sustitución de importaciones, fue el turno de una fábrica de potasio y otra de cosméticos. También hubo un espacio para informar sobre la renovación integral de la línea Mitre del ferrocarril.

En materia de anuncios esta vez estuvo dedicado al incremento de la Ayuda Escolar Primaria que fue elevada de $ 510 a $ 700, ampliando la cobertura a la Sala Pre escolar de 4 años. Este incremento beneficia a 3,2 millones de chicos. Además se hizo el anuncio de una transferencia a las provincias de 1.500 millones de pesos para ser destinados a inversiones educativas.

Los convenios con China

ar cristina_xi_jinping2El reciente viaje de la Presidenta a China y el conjunto de los Acuerdos firmados era obvio que iban a levantar polvareda. Ellos se constituyeron en la manifestación más rotunda y evidente de un cambio en nuestra principal alianza, ella viró de los Estados Unidos a China.

Desde el gobierno se viene reivindicando que el gigante asiático financiará obras por más de 17 mil millones de dólares. Según esa misma información más de 11 mil millones serán demandas directas a empresas nacionales. Con esa carta en la mano el gobierno negocia con la Unión Industrial Argentina (UIA), entidad fuertemente cuestionada por la Presidenta en su discurso del pasado miércoles.

Esa entidad empresaria venía sosteniendo que los acuerdos brindan excesivos beneficios a las compañías del país asiático y que facilitan el ingreso de trabajadores de ese país a Argentina. La crítica de la Presidenta se concentró, sin mencionarla, en la empresa Techint. Dijo que, fogoneados por los Estados Unidos y por cuestiones ideológicas, estaban “escupiendo el asado” porque esa empresa recibiría una financiación China para la construcción de la represa hidroeléctrica El Tambolar (San Juan), por 400 millones de dólares. Insinuó que China y el propio gobierno ya verán como sigue esa inversión.

También hizo referencia a la construcción, financiada por China, de la cuarta central nuclear. Ella tendría un 70% de insumos nacionales. En cambio, en la quinta central -con idéntica financiación- los insumos locales serian del 50% por utilizarse una tecnología en la cual nuestro país no tiene antecedentes.

Como corolario de estas cuestiones la Presidenta manifestó que “Nadie le pone corral a la Argentina”. Recordó que somos un país soberano que “no somos el patio trasero de nadie” y que no aceptaría presiones de ningún tipo.

Críticas a la marcha del miércoles 18arg fiscales

Una vez lanzada la convocatoria -por parte de los fiscales- a la próxima marcha, en el gobierno hubo dudas. Algunos funcionarios y dirigentes kirchneristas dejaron entrever que fuerzas ligadas al oficialismo podrían llegar a participar. Con el paso de los días esa perspectiva se fue diluyendo y la mencionada convocatoria fue criticada desde los diversos rincones oficialistas.

Hasta la propia Presidenta sumó su voz a esas críticas. Lo hizo en una de esas alocuciones a la militancia que suele realizar una vez terminado su discurso en “cadena nacional”, desde la Casa Rosada. Allí le dijo a su audiencia, mayoritariamente juvenil: “Nos quedamos con el canto, con la alegría, a ellos, a ellos les dejamos el silencio. Siempre les gustó el silencio; ¿saben por qué?, porque no tienen nada que decir o porque no pueden decir lo que piensan”.

De esa manera –más allá de lo que digan los protagonistas de uno y otro lado- fueron enterradas todas las posibilidades que dicho acto no se incorporara a la confrontación entre el oficialismo y la oposición, que recorre todo el escenario nacional. Ni siquiera la adhesión a la marcha por parte de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, que agrupa a laicos y depende de la Conferencia Episcopal, podrá escapar a esa lógica de hierro y seguramente producirá roces en los estrechos vínculos entre la Presidenta y el Papa Francisco.

Los jóvenes son una posibilidad, no un problemaarg drogadiccion-en-jovenes

Hasta el cansancio hemos oído que “el futuro pertenece a los jóvenes”. Dan ganas de gritar ¡Basta! El futuro es hoy y los jóvenes hoy construyen su vida. Cuando hablamos de los jóvenes vemos como, en el mundo, en la Argentina, se abre un abismo entre dos tendencia en la que se desenvuelven los jóvenes, sin contar a aquellos que, por herencia familiar, están destinados al poder.

Por un lado los jóvenes brillantes que –con menos de 30 años- controlan las nuevas tecnologías y desde allí son los protagonistas de la cotidiana aventura de la humanidad por superar los límites del conocimiento actual. En el otro extremo millones de jóvenes sin destino, ni futuro, cuya perspectiva más aproximada es verse reflejados en “amarillas” informaciones policiales que llenarán los espacios televisivos de la mayor parte de los noticieros, las revistas y periódicos de mayor tiraje.

En el medio la inmensa mayoría que busca su lugar en un mundo profundamente fracturado donde ven como inalcanzable el mundo de aquellos “jóvenes brillantes” y sienten el temor de ser atrapados en ese otro mundo, el de los no tienen destino, ni futuro. Esta es una realidad del mundo actual.

Es indudable que hoy, para una parte de la población, los jóvenes son más un problema que los protagonistas del futuro. El gobierno nacional preocupado por esta situación tiene en marcha 42 Programas destinados a los jóvenes. Hay 28 proyectos de ley con el mismo fin. No obstante ello la situación de los jóvenes se sigue deteriorando. El 62% no termina el secundario y su situación, respecto al desempleo o el trabajo en negro, siempre es mucho más débil que la de los mayores. La evolución de las tasas de maternidad adolescente va a contrapelo de las tendencias mundiales. Evidentemente las políticas de inclusión no están dando el resultado esperado. El sistema educativo no supo dar las respuestas adecuadas a este problema.

En un extremo de esta situación, en el tema de la violencia, los datos son aún más significativos. Al calor del despliegue del negocio del narcotráfico los niños, adolescentes y jóvenes, en su rol de “soldaditos” del sistema, pagan las consecuencias de la violencia impuesta por este “negocio”. En uno de estos reinos, en la provincia de Santa Fe, los homicidios producidos dan cuenta de ello. La ciudad de Santa Fe tuvo, para el año 2014, un promedio de 30 homicidios por cada 100 mil habitantes, Rosario tuvo un promedio de 22, la media nacional es de 5,5.

La mayor parte de estos hechos, en las citadas ciudades santafesinas, corresponden a jóvenes entre los 15 y 29 años. No menos significativos son los datos sobre los efectos de esta violencia sobre los niños. En Hospital de Niños de Santa Fe hay un registro que no deja lugar a dudas. Los niños, menores de 14 años, que ingresaron baleados en ese nosocomio fueron 41, en el 2011; 51, en el 2012; 53, en el 2013 y 65, el año pasado. Muchos de ellos fallecieron.

Este problema de los jóvenes no solo afecta al universo de los denominados “ni-ni” (ni trabajan, ni estudian) que son unos 900 mil jóvenes en todo el país, de los cuales el 74% son mujeres. La cuestión es mucho más seria y obliga a pensar en los millones que hoy “sienten” que son personas descartables, en lugar de imaginarse y ser considerados como la posibilidad de construir una sociedad con un futuro compartido y sin exclusiones.