Amenazas desde la OEA

16

oea carta democratica dibujoEleazar Díaz Rangel-Últimas Noticias|

El presidente Nicolás Maduro hizo una grave advertencia el jueves por la noche: existen planes violentos. Textualmente dijo: “Y sé que la embajada de ese país (por supuesto, se refería a EEUU) está detrás de acciones violentas contra la paz en nuestro país, y que quieren activar en los próximos días”, y llamó a los organismos correspondientes a “una máxima alerta contra los conspiradores”.

Se supone que tendrá las correspondientes y confidenciales informaciones de los organismos de seguridad e inteligencia y, eventualmente, del exterior, para hablarle como le habló al país. Es de confiar que esa denuncia inhibirá a los responsables de ejecutar tales planes. Sin embargo, creo que el máximo riesgo parece tener otro origen. Se trata de la posibilidad de que apliquen a Venezuela la Carta Democrática de la OEA, redactada en previsión de democracias que devengan en gobiernos dictatoriales.

Pareciera que en ese organismo están seguros de que si definitivamente no se celebra el referendo revocatorio, porque los lapsos previstos lo hacen imposible para este año o si el TSJ invalida las firmas antes, lo considerarán como una negación de los derechos políticos, como una ruptura del orden institucional, y el virtual desconocimiento de la Asamblea Nacional. Al efecto, elaborarán un informe, no como el mamotreto de Almagro, sino basado en hechos reales o supuestos, debidamente argumentados, que considerarán suficientes para tomar medidas contra Venezuela, que podrían significar la suspensión de Venezuela de la OEA, con todas las implicaciones que tendría en sus relaciones interamericanas.

Por supuesto, necesitan las dos terceras partes (34 países). No les será fácil, pero no olvidemos que entonces se habrá acentuado la campaña de los medios en el exterior, reforzados por las redes sociales, declaraciones de los cancilleres, de algunos presidentes, y voceros de Washington, y hasta la siempre entrometida en nuestros asuntos, Unión Europea. Se cerrará el cerco al que se refería Roy Chaderton.

Hay que recordar que no solo ahora están Argentina y Brasil, sino los de la Alianza del Pacífico y la mayoría de los centroamericanos. Les queda un escollo mayor, como es la Caricom, que serán presionados e intimidados. Ya las calificadoras de riesgo tratan de ahogarlos. No se trata de elaborar hoy la lista para ver si llegan a los 34; habrá tiempo una vez en desarrollo la ofensiva contra nuestro país con el apoyo de la oposición local.

Por todas estas razones me parece que se avecina un peligro mayor. Con las amenazas hay que estar mosca, con la OEA es política mayor.