Al gobierno de Lacalle se le ven los hilos

128

Nicolás Centurión

“La agencia de publicidad” como se denomina al gobierno derechista liderado por Luis Lacalle, debido a sus acciones medidas y premeditadas de propaganda de gestión, empieza a mostrar los hilos. Como dijo el analista Oscar Botinelli, “el marketing funciona con éxito, hasta que la realidad lo supera. Ahí no hay quien pueda tapar la realidad a fuerza de propaganda.”

El oficialismo ha recibido unos cuantos golpes en las últimas semanas. El jefe de custodia del  presidente fue acusado de falsificar pasaportes en plena Torre Ejecutiva, a pasos de las oficinas de Presidencia y una planta por debajo de la Secretaria Nacional para la Lucha contra el lavado de activos y Financiamiento del Terrorismo

El caso del narcotraficante Sebastián Marset sigue sin esclarecerse y en esta semana se difundió que éste, luego de que Cancillería le diera un pasaporte con mucha celeridad, ingresó al país con otro pasaporte falso desde Dubai. Otra vez los pasaportes en los principales titulares de la prensa.

Estos dos casos tienen consecuencias internacionales aunque algunos dirigentes del oficialismo se lancen encima de la granada. Sin embargo, la oposición encabezada por el centroizquierdista Frente Amplio ha lanzado tibios ataques ante una situación que le llegó gratis y no ha sabido aprovechar.

Piñazos van, piñazos vienen

Los mayores golpes que se le han asestado al gobierno provienen desde el exterior. La investigación de los pasaportes del ex jefe de custodia de Lacalle provino desde el consulado de Uruguay en México y de rusos que en bastante cantidad solicitaban pasaportes en la Dirección Nacional de Identificación Civil.

Lo mismo pasó con el caso Marset. Una investigación externa, que a raíz del homicidio del fiscalparaguayi Marcelo Pecci y la detención del narcotraficante en Dubai, se destapó una olla que aún no rompió en hervor.

El Frente Amplio hasta el momento no ha sabido capitalizar este momento del gobierno en falsa escuadra del oficialismo para pasar a la ofensiva. Imaginemos por 20 segundos si esta situación fuera al revés. El Frente Amplio en el gobierno, la derecha en la oposición, y en su justo derecho haría encender la pradera. Con un 5% de lo sucedido en otro contexto, más de un jerarca hubiera sido destituido y/o encarclado.

Hasta el momento solo se convocó al Parlamento al Prosecretario de Presidencia Rodrigo Ferrés y al Director de Inteligencia Alvaro Garcé en carácter de invitados, ya que solo se puede interpelar o realizar un llamado a sala a ministros. En este caso el Frente Amplio optó por hacer un llamado a sala al Ministro del Interior, Luis Alberto Heber.

Frentes

Con la rendición de cuentas se le abre otro frente de disputa al gobierno. La Universidad de la República (Udelar), al recibir presupuesto cero, decidió ir a la huelga en los distintos órdenes, tanto estudiantes, docente como funcionarios. El jueves 6 se realizó una marcha multitudinaria que mostró el descontento de los universitarios ante las políticas de recorte del gobierno.

La marcha se inició en la explanada de la Udelar y finalizó en el Palacio Legislativo bajo la consigna principal de “En defensa de la educación pública” y concitó alrededor de 50.000 personas.

A la par del recorte se está llevando adelante una reforma educativa que a nivel primario y secundario se realiza de espaldas a docentes y estudiantes. Como en la rendición de cuentas, se recortan horas docentes, se precarizan las condiciones de enseñanza, se introducen contenidos que pretenden incentivar el emprendedurismo y por otro lado se reducen horas de artes visuales, filosofía y literatura, entre otras.

Cifras y espionaje

Pereyra señala a director nacional de Policía tras denuncia de vigilancia y seguimiento - Información - 26/09/2022 - EL PAÍS UruguayEn su twitter personal y luego en los medios para los que trabaja, el periodista Gabriel Pereyra denunció que la policía le estaba realizando tareas de seguimiento e inteligencia. Apuntó contra el número cuatro del Ministerio del Interior y deslindó de responsabilidades políticas tanto al Ministro Luis Alberto Heber como al Presidente Lacalle.

Dicha cartera inició una investigación express y concluyó que no existió tal espionaje al consultar a los supuestos espías directamente que lo negaron. La investigación no satisfizo al periodista como a sus colegas en cuanto que los supuestos encargados de su espionaje no se iban a autoincriminar.

Pereyra y otros analistas, atribuyen dicho seguimiento a que el periodista ha destapado varios casos de corrupción policial, sobretodo en el interior del país. La intención policial sería poder dar con las fuentes que dentro de la policía le dan información a Pereyra.

Para rematar, el mismo periodista volvió a denunciar a la policía. Esta vez sobre maquillaje de cifras de delitos. Al menos en tres departamentos, San José, Durazno y Maldonado, se vienen realizando estas prácticas. Menos en materia de homicidios donde es difícil poder modificar las cifras de muertos.

Amor y control

Ante todo este panorama donde el gobierno sigue a pie juntillas su plan de ajuste y de transferencia de recursos de abajo hacia arriba. La inflación sigue golpeando los bolsillos de las familias trabajadoras mientras las exportaciones siguen rompiendo records en favor del agronegocio.

No contentos con ello, el Ministro de Desarrollo Social Martin Lema, hombre de confianza del presidente Lacalle, ha salido a dnostar a las ollas populares, solidarias y voluntarias que aun luego de la pandemia, siguen alimentando diariamente a miles de uruguayos.

Con la exigencia de datos y tareas que no tienen porqué realizar las ollas, el ministro Lema le puso un ultimatum a la Coordinadora Popular y Solidaria, que nuclea a la gran mayoría de ollas de Montevideo y área metropolitana, bajo la amenaza de cortar la ayuda estatal. Hecho  que sucedió, alegando “que se perdió la confianza” ya que el gobierno dio haber detectado que parece que no existían 14 ollas a las que se destinaban alimentos.

Este acto de intento de deslegitimación y persecución a las ollas populares es de un paroxismo inédito. Mientras en la mismísima Torre Ejecutiva se montaba un aparato de falsificación en las narices del Presidente, de la Inteligencia de Estado y de la Secretaría Antilavado, el gobierno pretende que gente de a pie, voluntaria y que muchos de los que colaboran también comen en las ollas, hagan un trabajo de notarios de una tarea que no debiera existir, d existir un gobierno.

Como decía Ruben Blandes en su canción Amor y control “Dando la espalda no se van los problemas,/Ni la impaciencia resuelve los sufrimientos.”

* Licenciado en Psicología, Universidad de la República, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)