Abdica Juan Carlos de Borbón y en toda España reclaman referéndum

11

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para anunciar «la voluntad del rey de renunciar al trono y comenzar el proceso sucesorio». En los próximos días el Consejo de Ministros dará comienzo a dicho proceso, para el que, como ha señalado el propio Rajoy, es necesaria la puesta en marcha de una ley orgánica para regular los actos de la corona. En abril, El Mundo publicaba una noticia sobre la puesta en marcha de dicha ley orgánica, que Justicia estaría preparando desde hace al menos un año.

Periódico Diagonal

«Sabremos escribir esta nueva página de nuestra historia en un clima sereno con tranquilidad y con agradecimiento a la figura de su majestad el rey», ha declarado Rajoy, para quien la figura de Juan Carlos está «estrechamente vinculada a la democracia española, no se puede entender la una sin la otra». Rajoy ha apostado en la comparecencia por una sucesión tranquila, en un clima que, según el presidente es de «estabilidad institucional».

Pasadas las 9 de la mañana diversos medios venían adelantando la noticia y descartaban que el anuncio de Rajoy tuviera que ver con una crisis de gobierno. El medio que ha dado en exclusiva la noticia ha sido El Confidencial: El exdirector de ABC José Antonio Zarzalejos relacionaba la decisión institucional con el fracaso de los intentos de Zarzuela con mejorar la imagen del rey: «Las razones que el año pasado parecían aconsejar la abdicación del Rey, lejos de haberse diluido se han transformado en perentorias debido, por una parte, a la esterilidad de los esfuerzos de la Zarzuela por mejorar la visibilidad y popularidad del Jefe del Estado».

Juan Carlos I de España, nacido en Roma en 1938 fue proclamado rey el 22 de noviembre de 1975 gracias al favor del entonces jefe de Estado, el dictador Francisco Franco Bahamonde. El apoyo del ejército fue clave para el rey durante los primeros años de Gobierno, en los que se produjo un intento de golpe de Estado, en 1981, en el que la participación del rey ha sido objeto de polémicas. Tras ese golpe fallido, la Casa Real consolidó su imagen en España y en el extranjero, hasta que en la década de los 10, el escándalo de corrupción conocido como Caso Noos señaló a los duques de Palma.

Reférendum vinculante

Ante el anuncio de abdicación del rey, las redes sociales están recogiendo una convocatoria espontánea de manifestaciones en todo el territorio español. Bajo el hashtag #ReferéndumYa y #ProcesoConstituyente se están organizando las distintas sensibilidades que abogan por un referéndum vinculante para que el pueblo pueda tomar una decisión sobre el futuro de la monarquía.

Las citas se están organizando a las 20h en las plazas principales de las distintas ciudades y pueblos.
También se están lanzando campañas de recogidas de firmas online que exigen la apertura de procesos constituyentes con la participación ciudadana.

A nivel institucional las reacciones también están siendo contundentes. Willy Meyer, en nombre de Izquierda Unida ha exigido un referéndum vinculante para poder elegir entre monarquía y república. Pablo Iglesias, el líder de Podemos ha declarado que es el «momento de devolver la palabra a la gente». Asímismo, Equo está apoyando la convocatoria de manifestaciones bajo el lema #QuieroUnaRepublica donde aboga por un modelo de república ciudadana. El PSOE todavía no ha hecho ninguna declaración.

You might also like