A través de su canciller, Venezuela responde a arremetida del gobierno de España y exige respeto

15

NODAL

La titular de Relaciones Exteriores instó al canciller de España García-Margallo a preocuparse por los asuntos de su país “en lugar de rendir pleitesía a la tiranía mediática que pretende doblegarnos”.

La ministra del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, respondió ayer a la arremetida injerencista del Gobierno de España, específicamente del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien reincide en comentarios sobre la política interna de Venezuela.

Rodríguez exigió al Gobierno de la monarquía española respeto para Venezuela, una República libre, soberana y democrática, reseñó AVN.

“Canciller García-Margallo olvidó que ya los espejitos no son transables en esta tierra de libertad, Patria de Bolívar y Chávez”, contestó la canciller a través de su cuenta en Twitter, @DrodriguezVen.

“Bastantes problemas tiene el Gobierno de España que responder ante sus ciudadanos y de los más necesitados que hoy mueren por no tener un techo donde resguardar sus esperanzas”, señaló en referencia a los más de 570 mil desahucios registrados por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en España que han dejado sin hogar a miles familias.

La diplomática cuestionó que el Gobierno de la monarquía española rescate banqueros con dinero público, mientras se incrementa el número de suicidios a causa de los desahucios, además de haber más de 6 millones de hombres y mujeres que están sin empleo.

“Se rescata a los banqueros con dinero público sin atender las necesidades esenciales de los más deprimidos socialmente”, expresó.

Indicó que Venezuela tiene la moral para ubicarse entre los países que ponen los derechos de la ciudadanía por encima de cualquier interés privado.

“Muchas lecciones tenemos para darle en materia social y en libertades y derechos esenciales”, escribió en alusión a los logros y las políticas del Gobierno Bolivariano que generó más de tres millones de empleos que llevaron al mínimo la tasa de desocupación en Venezuela.

“Le sugiero, canciller, que de una mirada por esos asuntos en lugar de rendir pleitesía a la tiranía mediática que pretende doblegarnos”, agregó Rodríguez, en referencia a la campaña internacional contra Venezuela que utiliza medios de comunicación y voceros de la derecha para difundir mentiras sobre el país.

“Que les quede claro, al club de amigos del torcedor de brazos, que andan con declaraciones insulsas sobre nuestra Patria ¡Venezuela se respeta!”, aseveró.

El canciller español, José García-Margallo, dijo este lunes al gobierno de Venezuela que la libertad de opinión y de prensa son “dos principios absolutamente irrenunciables” en un “Estado democrático y de Derecho” como España, siguiendole el juego a la manipulación del diario ABC sobre pronunciamientos del gobierno Venezolano.

Consideran “intolerable” petición de Venezuela a empresas españolas

El ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, dijo que es “absolutamente intolerable” que Venezuela pida a las empresas españolas que intercedan para que cese lo que el Gobierno de Nicolás Maduro considera una campaña de algunos medios españoles contra su país.

En una entrevista en la televisión regional Telemadrid, Soria afirmó que no se puede poner encima de la mesa “intereses que nada tienen que ver con los intereses legítimos de las empresas que operan en Venezuela”.

El ministro se refería a la reunión que altos funcionarios del Gobierno venezolano tuvieron la pasada semana con representantes de las principales empresas españolas afincadas en Venezuela, donde les transmitieron su malestar por la imagen que se ofrece del país latinoamericano en los medios españoles.

El titular de Industria afirmó también que el Ejecutivo de Nicolás Maduro “no está llevando a la sociedad venezolana por el camino de la prosperidad”, a pesar de que el país cuenta con unos recursos naturales “extraordinarios”.

Soria indicó que, a pesar de que entre España y Venezuela hay relaciones bilaterales y que los dos países tienen relaciones políticas, el gobierno español está preocupado por “la situación general” así como por “esas indicaciones que han hecho a las empresas españolas”.

Según confirmaron a Efe fuentes próximas al encuentro, participaron por parte venezolana el vicepresidente, Jorge Arreaza, el viceministro de Exteriores para Europa, Calixto Ortega y el presidente de la Corporación de Comercio Exterior, Ramón Gordils.

Entre las empresas españolas en Venezuela fueron convocados representantes de Telefónica, Zara, Repsol, BBVA, Mapfre, Meliá, Iberia y Air Europa.