Santos II

4

Se presentaron candidatos de ANAPO, Unión Patriótica y del M-19, sin éxito, derrotados, por esa alternancia bipartidista tradicional.

La ruptura surgió desde ellos mismos. Uribe en el 2002 y 2006 con Primero Colombia, y Juan Manuel Santos en el 2010 y 2014 con el Partido de la U, ambos ex liberales.

En la elección de mayo pasado ocurrió algo nunca imaginado, un candidato oligárquico, con tres presidentes en su familia y por cierto pariente también del general Ricaurte quien vino con Bolívar en 1813, fue apoyado por la izquierda colombiana.

Este sector en una jugada política pragmática, plenamente justificada, apostó a la búsqueda de la paz.

Santos II en lo interno, deberá enfrentar algunos retos, como esa especie de dicotomía invariable, de los gobiernos llamados neoliberales, pero que es practica desde hace sesenta años, la de presentar como exitoso altos indicadores macroeconómicos, obviando las estadísticas sociales donde campean: pobreza, desnutrición, falta de educación, de salud y otros signos de exclusión.

Colombia este año espera el segundo crecimiento después de China, pero al mismo tiempo varios departamentos, como La Guajira, vecina del Zulia. Córdoba en el Atlántico, Chocó sobre el océano Pacifico, Cauca cordillerano y Nariño al lado de Ecuador tienen niveles altos y críticos de pobreza, en Cúcuta el desempleo es el más alto del país, todo, según cifras oficiales.

La izquierda que votó por Santos exigió atención a estos y otros problemas.

En Colombia se refleja la realidad de América Latina, una región que no es la más pobre, pero si donde hay más desigualdad.

You might also like