Claves para el futuro argentino

11

JUAN GUAHÁN| Esta semana mostró los aspectos sobresalientes de los próximos meses y de las características políticas del año en Argentina. Una situación compleja, un gobierno que no solo no se achica, sino que sigue a la ofensiva. La provincia de Santa Fe es una muestra de las debilidades del modelo sojero. arg cristina en cubaQuestion Latinoamérica

Cristina nuevamente de gira internacional. Antes de meterse de lleno en los negocios, que la llevarán al frente de un vasto grupo de empresario a recorrer varios países, fue a La Habana. Le llevó su solidaridad a Hugo Chávez, en las difíciles circunstancias por las que atraviesa.

Pero antes de hacerlo realizó dos importantes actividades, una en Mar del Plata y la otra en la Capital. En ambos casos tuvo la virtud de transformar dificultades en éxitos o promesas de éxitos. Mientras tanto la oposición solo se opone, con escasas o nulas ideas, esperando que los problemas de la realidad hagan el trabajo que ellos no saben hacer.

En Mar del Plata fue con motivo del regreso de la Fragata Libertad, luego de haber pasado, más de dos meses, retenida en un puerto de la república africana de Ghana.

Así pudo festejar, en una especie de acto patriótico, un éxito diplomático, el fallo del Tribunal Internacional del Mar, que ordenó que la fragata fuera liberada. De esa manera subsanó el error o impericia de mandos de la marina y/o sectores de nuestra diplomacia, que no previeron –ante la presión de los “fondos buitres”- los riesgos del atraque del buque en ese puerto. Por detrás de todo esto, la llamada “deuda externa”, eterna ilegal y fraudulenta

El otro acto fue en la Casa Rosada. Allí, además de video conferencias inaugurando obras en diferentes puntos del país, hizo el anuncio sobre la renovación total del parque ferroviario de las líneas Mitre y Sarmiento. Se trata de más de 400 vagones, 62 nuevos pasos a nivel y 9 puentes peatonales en más de una docena de municipios de Capital y el conurbano bonaerense. Los trenes empezarán a llegar en 13 meses y en otros 8 meses más debería estar completa la nueva dotación. También recordó la compra de 40 vagones para el subte, que ahora gestiona Macri. Todo ello por algo más de mil millones de dólares.

Desde hace tiempo hemos venido informando de esta compra a los chinos. La Presidenta se hizo cargo de las críticas sobre la compra de trenes y vías hechas con mano de obra china y no por personal argentino. Lo justificó en el hecho que no estamos en condiciones de hacerlo. Aclaró que personal local será capacitado para reparaciones y mantenimiento. En ese sentido volvió a plantear, una vez más la anunciada reapertura de los talleres de Tafí Viejo en Tucumán. Desde algunos agrupamientos ferroviarios recuerdan que en el Congreso de la Nación descansan dos proyectos. Uno referido a la fabricación de rieles en Somisa y otro sobre la reconstrucción integral del sistema, con recursos propios y tecnología e industria desarrollada en el país y la región. Se trata del Proyecto  Integral de Reconstrucción Ferroviaria en el marco de un Sistema Multimodal de Transporte  que vuelva a integrar a nuestros pueblos del interior y sus regiones para fortalecer sus economías en definitiva un Ferrocarril del Estado y al Servicio del Pueblo.

Pero lo más sabroso, de esta última presentación en la Casa Rosada, estuvo en el mensaje a intendentes y gobernadores, propios y ajenos, de todo el país. Aunque la crítica concreta estuvo particularizada en el Jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Advirtió a gobernadores e intendentes que ¡paren la mano! con el planteo de nuevas tasas y contribuciones. Mirándolo a Daniel Scioli dijo: “si quieren llegar a ser presidentes, ésa no es la forma”.

Por último, hizo referencia, varias veces, a la vedada palabra “inflación” para señalar los riesgos de su incremento con dichas medidas, despegando al gobierno nacional de su responsabilidad en esa materia. Ahora no quedan dudas, los jefes territoriales han sido notificados sobre las nuevas reglas de juego y sus responsabilidades.

Otro aspecto significativo fue la información proporcionada sobre el superávit comercial de 2012. Este superó los 12 mil millones de dólares. Este es el resultado, según la Presidenta, de una reducción del 5% en las exportaciones y del 8% en las importaciones.

Hay que tener presente que, según el Banco Central, los precios de nuestras materias primas se incrementaron este año, en un 25%.

Esta buena noticia está compensando los datos, provenientes del INDEC, acerca de la evolución general de la economía durante el año pasado. Las cifras de crecimiento general oscilan (en los primeros tres trimestres) entre un 0,5 y un 2%, según las diferentes fuentes. De lo que no hay duda es que los mayores crecimientos se dieron en la intermediación financiera -Bancos- (19,8%), la telefonía (12%) y el transporte de pasajeros (5,2%). En cambio las bajas tuvieron como protagonistas al sector inmobiliario (27%), agricultura (12,7%), industrias metálicas básicas (8,2%), transporte de carga (8%) y automotrices (7,8%)

 El boom sojero, el caso testigo de Santa Fearg soja

No quedan dudas que la soja, el “yuyito” que algunos llaman Atila porque –dicen que- por donde pasa no vuelve a crecer el paso, es una de las claves de la economía argentina. Santa Fe es un caso testigo, sobre ambas cuestiones vamos a reflexionar.

El gobierno nacional hace descansar gran parte de su futuro de lo que acontezca con este “yuyito”. Se trata de precios y cantidad. En cantidad se esperaba cosechar unos 55 millones de toneladas, habrá que pensar en cerca de un 10% menos, por las inundaciones que no permitieron sembrar a tiempo. En cuanto a los precios. En el presupuesto se estimó su valor en u$s 532 la tonelada. Su cotización actual ronda los u$s 525. En diciembre de 2011 cotizaba apenas por encima de los u$s 400. Desde el punto de vista de los productores, se espera que la muy buena rentabilidad de este producto decaiga algo este año. Esto es así, por el incremento de costos, por la baja del rinde (por la mencionada inundación) y por el régimen de cambios. A no preocuparse mucho por este sector, ninguno de ellos tendrá que salir a pedir limosna.

Los factores climáticos y los déficits de infraestructura están produciendo pérdidas que afectan a todos los actores involucrados en este negocio y también al Estado.

Los ingresos por la soja, un crecimiento que estaría entre el 4 y 5%, junto a menores pagos externos, es una de las mayores esperanzas del gobierno, con vistas al proceso electoral del año en curso. De allí salen buena parte de los recursos para sostener las políticas sociales y obras públicas del gobierno.

 

Santa Fe es una de las principales provincias sojeras, junto con Buenos Aires y Córdoba. Sin embargo, el socialismo que gobierna esa Provincia no logra reducir el nivel de pobreza, a pesar de los importantes ingresos que vienen de este sector. Es que la soja tiende por naturaleza a la concentración económica. Además de envenenar gente y campos, desaloja pequeños productores empujándolo hacia los bordes de Rosario, se trata de una agricultura sin agricultores.

Una buena parte de esos importantes recursos van al gobierno. Ello hace que, en Santa Fe los ingresos estatales superen a los egresos. Sin embargo el nivel de pobreza sigue firme entre el 25 y 30% de su población. Hoy Rosario, centro del boom sojero donde el puerto triplicó en 9 años sus exportaciones, tiene las dos torres edilicias más grandes país y una burguesía sojera muy rica. Al lado explotan desigualdades, crece la criminalidad. La droga, es el gran negocio que se desparrama por múltiples “kiosquitos” de distribución en las barriadas pobres.

Un reciente informe, financiado por la Unión Europea, sostiene que “se destacan como amenazas las tendencias crecientes del número de chicos y chicas que se encuentran en situación de calle, y el consumo de drogas entre niños y jóvenes». En esta misma dirección no faltaron las denuncias acerca de la presencia de la droga en los recientes saqueos producidos en Rosario, que dejaron un saldo de 4 muertos. Ahora tres militantes del Movimiento Evita fueron baleados por “soldados” (chicos y jóvenes armados) al servicio de los narcos. Rosario es “tierra de nadie”, ha dicho el diputado kirchnerista Gerardo Rico.

Estos son datos de una “provincia rica”, donde las 120 mayores empresa de la provincia, con facturación millonaria, no pagan ingresos brutos. Mientras tanto la conflictividad laboral ha hecho que durante 50 días del año pasado su puerto, el más importante del país, estuviera inoperable.

Paradojas de una “provincia rica” y un “socialismo” muy particular, organizados sobre los pies de barro de una producción sojera que duele a muchos para enriquecer a unos pocos.

 

You might also like