Stelling: Una realidad novelada/ Escalona: Pos-Covid, recesión y ANC

Son tiempos de desvaríos políticos. Vivimos en dos mundos paralelos, participamos de dos realidades políticas disímiles y enfrentadas, manejamos, además, dos procesos perceptuales que ni se topan ni se encuentran.

Amparados en la polarización nos aproximamos a la realidad que vivimos y creemos conocer desde la ficción política. Solo tiene cabida nuestra posición y visión, que no solo es la versión verdadera sino la única. Reducidas las demás a la condición de distorsiones de la realidad, de falsedades y calumnias. Sepultado el examen crítico de los hechos ante el peso de la historia novelada en la que participamos en calidad de personajes, a la vez que intérpretes y narradores. Desde esa diversidad de roles, pretendemos registrar objetivamente los hechos y comunicar fielmente las experiencias de la historia reciente.

Cual universos paralelos, atrapados en los polos políticos, somos incapaces de diferenciar entre realidad y ficción, entre un relato real y un recurso ilusorio. Se polariza la imaginación y cada ámbito político conforma su propio escenario novelado de la realidad. Lo recrea, lo vive y lo sufre; lo observa, lo interpreta y lo comunica… Así, desde una estrecha visión dicotómica, excluyente y desfavorable, percibimos al otro con una fuerte carga emocional. Suerte de historia no-velada dual de nuestra realidad y del país en general.

En tanto extensión de la ficción y como expresión de la pérdida de contacto con la realidad, la dualidad política del país se traslada a la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde Nicolás Maduro, jefe del Ejecutivo, participaría. Aferrado a la ilusión, un Guaidó desnudo, imaginando ser otro y fantasiosamente colocado en los zapatos de ese otro, finge participar.

Sumido en su desesperada y tragicómica realidad paralela, habla “sin la plataforma de la ONU” y, como postrera ilusión, demanda la activación del R2P. En un escenario virtual con pretensiones de veracidad, atrapado en una simulación política, parece perder contacto con la realidad. En un ejercicio de ficción novelada, ciertos medios nacionales e internacionales cuentan la supuesta participación.

¿Será el final de las fantasías noveladas de un sector de la oposición? ¿Soportará el escenario novelado oposicionista este golpe de la cruda realidad política internacional?

Pos-Covid, recesión y ANC

Julio Escalona|

Necesitamos una claridad estratégica esencial. La Covid-19 ha creado un antes y un después. El Capital, ya no tiene nada que ofrecer. Cercado por su propia crisis sólo puede implementar medidas a costa de los demás o imponiendo la fuerza abusando de su poder. Ha llegado al límite para pretender dominar la historia. Hay otros poderes (China, Rusia, la India, Irán, Cuba, Venezuela, Nicaragua…) haciendo la historia. También esta se ha hace multilateral.

Hay en Europa varias economistas de orientación neokeynesiana están reescribiendo la teoría y la política económicas, desde su punto de vista. Entre ellas están Carlota Pérez (venezolana) y Mariana Mazzucato.  Algunas de sus afirmaciones van en esta dirección: no quierenque volvamosa la normalidad (entiéndase la normalidad  neoliberal); las empresas querían sacarse al Estado de encima cuando les iba bien, pero ahora corren a pedirle auxilio;la globalización no tiene por qué ser neoliberal; creen que se puede hacer un capitalismo diferente…

La Covid y circunstancias políticas han creado un abrupto fin de la ANC. Hemos trabajado día a día y la Constitución va a estar lista si se permite la culminación de procesos en marcha.Falta precisar algunas cuestiones de fondo y realizar complementaciones y revisiones finales. Nuestra directiva encabezada primero por Delcy Rodríguez y luego por Diosdado Cabello, ha hecho su trabajo. Naturalmente hay críticas colectivas y personales. El pueblo debe saberlas para que esta ANC deje un balance global, que permita a los que puedan venir después, tener un panorama de los aciertos y deficiencias.

El mandato que el artículo 347 de la Constitución de República Bolivariana de Venezuela le da a la ANC, la obliga a…”transformar elEstado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva constitución.”

Conjuntamente con el Dr. Escarrá, hemos estado haciendo la tarea. El camino hacia el Estado Comunal y el tránsito hacia el socialismo, están presentes. Ciertos opositores y el imperio se resisten acelerando la agresión ysaboteando el 06-D (fecha de las elecciones para elegir el parlamento). Ahora yo me pregunto: ¿se puede emitir una resolución de la ANC, antes de que se cierre, que establezca que en circunstancias de extrema gravedad nacional-mundial, ella pueda ser convocada?

Pese al esfuerzo de Chávez y Maduro, aún no hemos resuelto que el capital financiero y el comercio importador, sigan siendo las clases sociales que nos dominan desde la colonia hasta hoy, garantizando que las fuerzas imperiales sigan subyugándonos. Eso requiere una mayor profundización de la revolución y una maduración tal, que impida los chantajes imperiales.

Ello demanda un cambio en la correlación de fuerzas mundiales, es decir, que el gobierno de EEUU no pueda seguir jugando al borde de la guerra y mediante el chantaje imponer arbitrariedades. La oposición sabe eso. Incluso, el sector que ha aceptado negociar, nunca aceptó la ANC y mucho menos una nuevaConstitución que sabe va a incluir el estado comunal y el tránsito hacia el socialismo.

Entonces, presionan con el rechazo a la convocatoria de las elecciones del 06-12, pues 70 días después, ¿fracasó definitivamente la jugada imperial contra  Venezuela?... » Ensartaossaben que eso lo necesita Trump, para justificar la radicalización de la intervención. Pero también que es vital para el proceso bolivariano, no exponer al pueblo a más sacrificios, es decir,hambre, sudor, lágrimas, graves sufrimientos y muertes.Es entrar a una guerra, mucho más cruel y despiadada que las que hayamos conocido, de duración indeterminada y de una devastación material, ética y espiritual cuyas proporciones no podemos calcular. Una guerra que puede extenderse más allá de las fronteras de Venezuela, que EEUU puede llevar a límites impredecibles.

Calculando esta posibilidad, tenemos que decidir si seguimos adelante hasta las últimas consecuencias o los esperamos hasta que estén más debilitados. El gobierno ha optado por esperarlos más adelante, pero el imperio puede precipitar los acontecimientos a su conveniencia.

Me parece que la oposición que está negociando creó un impase con la convocatoria a las elecciones para elegir la AN y la existencia de un ente, la ANC. Superior a cualquier otro poder. Entonces la cuestión quedó planteada así: o se cierra la ANC o no hay acuerdo para convocar elecciones que elijan una nueva AN. Es esta circunstancia, creo, la que precipita el cierre de la ANC.

Ya se había dado la fragmentación de la oposición y un sector de ella aceptó participar en las elecciones, con la condición, entre otras, de cerrar la ANC. Esto complicó la política de Trump pues sucedió lo que él trató de evitar: que un sector de la oposición aceptará una solución electoral. Ahora Trump se ve obligado a tratar de impedir por la fuerza esas elecciones radicalizando la guerra no convencional.

Estas elecciones son un episodio más de la guerra que estamos librando que puede endurecerse más. Pero si ocurre lo hará con nosotros ganando la batalla política, lo que es una gran ventaja.Como he dicho en otros artículos, hoy la política es la continuación de la guerra por otros medios. (Clausewitz estableció que la guerra era la continuación de la política por otros medios).

Añadamos ahora ciertas ideas sobre la recesión mundial. Un mundo del Capital en recesión no da espacio para nuestras exportaciones e importaciones. El acento debe estar en un desarrollo desde dentro y hacia dentro. Nuestras fuerzas productivas materiales, intelectuales y espirituales deben desarrollarse mediante esfuerzos del Estado, de nuestra sociedad y los impulsos que dichas fuerzas puedan tener sobre el mercado interno.

Ese estímulo provocará que a su vez,el mercado interno crezca estimulando tanto a la sociedad como al Estado, lo que nos dará fuerzas para aprovechar, con independencia, el momento en que los mercados internacionales entren en una etapa expansiva y hayamos podido fortalecernos soberanamente.

Desde ahora debemos radicalizar, sin pérdida de tiempo y cortándole el paso a la corrupción, una fuerte red de comunas productivas y prestadoras de servicios, de pequeñas, medianas empresas y aquellas grandes que acepten los controles del Estado y de la sociedad. ¿Lo harán las grandes empresas? Sí. Con una recesión mundial, tratarán de aprovechar las oportunidades de inversión y de ganancias que se presenten.

Hay que exportar, pero el acento estará puesto en el incremento de la producción para el mercado interno, que bajen los precios, suban los salarios y mejoren las condiciones de vida de la población. Sería la mejor campaña electoral.

Otra opción es la restauración total del Capital que la 5° Columna promueve, Pompeo  trata de imponer y está edulcorada en propuestas económicas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*