martes, junio 2, 2020

Sobre narcoestados y doble moral

Jessica Sosa- Hinterlaces

Las evidencias demuestran no solamente que en Irak no habían armas de destrucción masiva, sino que Estados Unidos y reino Unido, promotores de la idea, lo supieron con claridad antes de iniciar la invasión al país de oriente medio en 2003. aún así, lo asolaron.

17 años después, el fiscal general estadounidense, William Barr, acusa al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro de narcorterrorista y de inundar a EEUU de cocaina. ¿El objetivo será el mismo?

Los señalamientos de EEUU se caen con el peso de la realidad. Presentamos algunos datos que desmontan la nueva bandera de guerra estadounidense.

  • En 2019, la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas presentó un informe mundial con una alarma: en 2017 la producción mundial de cocaína se incrementó en cifras récord, «estuvo mayormente liderado por el incremento de la elaboración de cocaína en Colombia, que produce cerca del 70% de la cocaína mundial», reza el informe.
  • En el mismo documento, se cataloga a Venezuela como un país cooperante en la desarticulación de laboratorios clandestinos que fabrican clorhidrato de cocaína
  • El informe de esta misma oficina de 2018, revela que Estados Unidos y Australia son los principales consumidores de esta droga en el planeta y denuncia que importantes factores de poder desde estados y empresas, se benefician por la rentabilidad que genera.
  • México es el segundo productor de opio en el mundo, detrás de Afganistán. Solo en 2017 se registraron 47.000 muertes por sobredosis con esa sustancia en Estados Unidos, alto consumidor de opioides.
  • ONU denunció que los bancos de EEUU lavaron 580 mil millones de dólares provenientes del narcotráfico, sólo en 2009.

La propia data del gobierno de #EstadosUnidos demuestra que #Venezuela no es un tránsito primario de cocaína hacia su país. No lo digo yo, lo dice @WOLA_orghttps://twitter.com/gramsey_latam/status/1243199656089313282 

  • @GRamsey_LatAm
    The U.S. government’s own data shows #Venezuela is not a primary transit country
    for U.S.-bound cocaine. U.S. policy toward Venezuela should be predicated on a
    realistic understanding of the transnational drug trade.
    See the data: wola.org/analysis/beyon

    Imagen

    12:34 p. m. · 26 mar. 2020Twitter Web App
  • En el ámbito naccional, durante 2019, fueron incautadas más de 44 toneladas de drogas en el país, según cifras de la Oficina Nacional Antidrogas, en la lucha por combatir el consumo y distribución de estas sustancias.
  • El informe de 2020 de esa institución, adscrita al Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, detalla que desde enero al 28 de marzo se han incautado más de 9 mil kilos de drogas en Venezuela. En la lucha contra el narcotráfico, se han embargado 138 inmuebles que servían a organizaciones criminales ligadas a esta actividad ilícita. Además, se han destruido 9 laboratorios y 8 pistas clandestinas.
  • El organismo implementa múltiples actividades comunitarias, académicas, laborales y penitenciarias para abordar el ámbito de reducción de la demanda con actividades informativas, de prevención y tratamiento de adicciones.

Los señalamientos de Barr sobre Venezuela carecen de prueba y sustento. Luego de sus declaraciones, los análisis apuntan a una raíz distinta a la que se muestra a los medios ¿estrategia de campaña electoral? ¿elemento de distracción ante una pandemia que ha sido mal abordada en territorio norteamericano? ¿Mecanismo para aumentar la presión en la búsqueda de un derrocamiento en Venezuela? cualquier cosa, menos una lucha transparente contra la poderosa industria de la droga.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*