Las 26 masacres en el gobierno de Álvaro Uribe

"Falsos positivos"

col falsos positivos

Alfredo Molano Bravo-El Espectador|

Según el Centro de Memoria Histórica, en el período de gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) hubo 26 grandes masacres, casi todas de más de diez muertos. Nueve perpetradas por grupos paramilitares; nueve, por la guerrilla; cuatro, por grupos no identificados; dos, por agentes del Estado, y dos por “paracos” desmovilizados. Aquí sólo registraremos las más grandes y sangrientas del período.

El 31 de agosto del 2002 en Tomarrazón, La Guajira, el Bloque Norte de los paramilitares asesinó 19 campesinos uno a uno, bombardeó con roquetes 15 ranchos. La mayoría de las víctimas pertenecía a la etnia indígena wiwa, cuyos integrantes son conocidos como arsarios. Seis de los muertos eran menores de edad y dos ancianos superaban los 70 años. El 18 de abril del 2004, en Bahía Portete, La Guajira, pocos días después de instalada la mesa de negociación de Santafé de Ralito, el bloque wayuu de las Auc asesinó 30 personas. El 20 de mayo del 2004 en Arauca el Bloque Vencedores de Arauca de los paramilitares, en negociación con el Gobierno, asesinó 21 personas con la tolerancia o el apoyo de tropas de las Brigadas 18 y Móvil. “Son pueblos guerrilleros…”, declaró el general Gustavo Matamoros.col asesinato de paracos

El 15 de junio del 2004 en La Gabarra, guerrilleros de las Farc-Ep habrían dado muerte a 34 campesinos en la finca La Duquesa que “pertenecían al parecer a un grupo paramilitar de extrema derecha”, declaró Manuel Alberto Luna, secretario de Gobierno de Norte de Santander. El 30 de junio del 2004, en Llorente, Nariño, paramilitares del Bloque Libertadores del Sur asesinaron 20 personas. Según lo documentó el centro de investigación Cinep, los miembros de la fuerza pública que se encontraban en la zona no reaccionaron ante los hechos. Antes de ser asesinadas, las víctimas fueron torturadas por los paramilitares y sus cadáveres no se pudieron identificar.

El 11 de noviembre del 2004, en la vereda El Afilador, Puerto Asís, Putumayo, los paramilitares reunieron a la población, escogieron 15 personas a quienes amarraron y torturaron para después colgarlas de los pies y asesinarlas con machetes, motosierras y armas de fuego, frente al resto de los habitantes. El 18 de abril del 2005, el Bloque Pacífico de las Auc torturó y ejecutó a 12 jóvenes en el barrio Punta del Este y sus cuerpos fueron hallados flotando en el mar, en el barrio El Triunfo. Sus cuerpos estaban maniatados, con señales de tortura, con los ojos arrancados de sus cuencas y con tiros de gracia en su cráneo. El lugar donde aparecieron los cuerpos ha sido establecido por los paramilitares de las Auc como centro de tortura y ejecución permanente. Según el Proceso de Comunidades Negras, 12 jóvenes fueron asesinados y otros 12 desaparecidos.

El 15 de abril de 2006 en San Juan de Arama, Meta, tropas del Ejército Nacional adscritas a la Brigada Móvil No. 12 ejecutaron a diez campesinos e hirieron a cuatro más, entre los que se cuentan niños. Según testimonios, el operativo se desarrolló contra civiles inermes, sobre seguro y a mansalva. El 18 de junio del 2007, guerrilleros de las Farc asesinaron a 11 de los 12 diputados de la Asamblea del Valle del Cauca que mantenían en cautiverio desde el 2002 luego de atacar a sus víctimas cuando confundieron a otro frente guerrillero con una operación militar de rescate por parte del Estado.col falsos positivos

El 13 de diciembre del 2008, en Iraca, Meta, un grupo armado no identificado asesinó a 14 jóvenes de entre 15 y 25 años de edad en la vía que conduce hacia Llano grande, donde funciona una despulpadora de Palma. El 4 de febrero del 2009 en Barbacoas, Nariño, guerrilleros de la Columna Móvil Antonio José de Sucre de las Farc-ep asesinaron a 13 indígenas de la etnia Awá. La insurgencia reconoce la responsabilidad de ocho. En el comunicado citado, la Columna señala que los indígenas eran informantes del Ejército Colombiano. El 26 de agosto del 2009, en el resguardo de San Andrés, Nariño, tropas del Ejército Nacional pagaron para que miembros de la banda proparamilitar Los Cucarachos asesinaran a la indígena Tulia García, única testigo sobreviviente de los hechos ocurridos el día 23 de mayo del 2009. Posteriormente los integrantes de este grupo fueron asesinados por paramilitares al servicio del Ejército Nacional.

Después, en el resguardo indígena Awá Gran Rosario, un grupo no identificado asesinó a 12 indígenas. El 28 de marzo del 2010 en Policarpa, Nariño, un grupo desmovilizado de los paramilitares desmembró los cuerpos de al menos diez campesinos, cuyos restos humanos fueron esparcidos por diferentes parajes de la región; la sevicia del acto contó con acciones de decapitación, mutilación de extremidades, extracción de intestinos que eran puestos en las manos de las víctimas.

Compartir

18 Comentarios

  1. Decir verdades a medias es peor que mentir, El columnista no dice la verdad completa, segun el mismo informe del centro nacional de memoria historica hubo entre 1985 y 2012 ; 1982 masacres eso nos da que antes de Uribe era de 115 masacres por año y en los años d ela seguridad democratica se redujo a 3,2 masacres año. Eso son resultados excelentes.
    Lo que me indigna de este tipo de columnista conocidos como «engaña bobos» ; es que creen que todos los colombianos somos estupidos. Aclaro yo no los leo, este articulo me lo envio un amigo izquierdoso y me duele ver como lo engañan con estas y otras cifras.

    • Tampoco su comentario es una verdad completa… Si lo que se quiere es mermar la culpa del señor Uribe, es de anotar que gran parte de esas masacres se dieron en Antioquia justamente cuando era gobernador y los grupos perpetradores contaron con su aval (Caso El Aro pormencionar solo uno).

    • Usted lo que realmente es: un miseable hp, que aún como idiota útil defiende a un sicopata genocida como Uribe Velez..porque usted es otro como él.

    • Muchas Es que el maldito degenerado criminal alvaro uribe velez ordenó masacres antes de ser presidente. Cuando ordenó la masacre del Aro este asesino era gobernador de Antioquia.

    • Pues se necesita ser no sólo estúpido, sino el más redomado imbécil para enarbolar como un logro que haya menos masacres. Que Qué se hayan producido menos masacres durante el gobierno del delincuente narcoparamilitar y violador Álvaro Uribe Vélez, obedeció a que el delincuente expresidente y ahora senador, acordó con los narcoparamilitares que se redujeran las masacres para que no afectaran a su gobierno, nada más. Pero los socios de estr criminal que es Álvaro Uribe Vélez, o sea, la mafia narcoparamilitar siguió impune haciendo de las suyas porque quien gobernaba era su cómplice.

  2. El narcoparaco y genocida criminal Alvaro Uribe Velez siendo gobernador de Antioquia dio el aval para la masacre del aro,llevada a cabo por los paramilitares de Carlos Castaño,y que se dieron en el rescate de Mario Uribe primo del entonces gobernador de Antioquia,también los crimenes en la finca la carolina en Yarumal-Antioquia,por paramilitares y policias al servicio del apóstol Santiago jefe del grupo paraco de los doce apóstoles.

  3. Ya sea una o varias masacres son criminales y condenables.Relativizar si fue una o varias por defender a los responsables es de dementes… NO A LA IMPUNIDAD

  4. La política de seguridad Colombiana se basa en la eliminación de los contrario,y los contrarios tienen como objeto eliminar la política actual de seguridad de Colombia. Esto es matar de lado y lado. Lo abismal de esta constante es que pata el común de las gentes cuando las muertes las genera el bando de sus afectos, son muertes buenas y hasta indispensables. Nada más perverso y tendencioso: ninguna muerte es necesaria, aún cuando se vive dentro de la contradicción y las diferencias. Justamente esa es una de las desventajas de la Paz, ahora nos toca aprender a no matarnos, a vivir en contradicción, a entender la unidad constitucional como el vehículo que articula el andamiaje jurídico por el cual debemos conducir nuestro destino como sociedad. No será fácil hacer el trabajo educativo y político, de masas e individuos para lograr, a pesar del antagonismo inherente a la condición de clases y sus repercusiones, establecer reglas de juego donde se avance en mayores criterios de confianza. Ésta entendida como acciones de lado y lado todo tendientes a hacer posible la dignidad de los ciudadanos y el goce de las garantías mínimas de los asociados. Hay que aprender a vivir en contradicción y a la vez en unidad. Tenemos que apronder que las diferencias de clase se pueden tratar sin matarnos, sin justificar con el pobre argumento de la guerra el luto eterno, la mediocridad de ponsamiento, la deshumanización del individuo.

  5. Lo que me parece más grave es la impunidad de toda la violencia en el país, que haya gente enamorada de un genocida y que voten por él, culpable de tanta barbarie, grave que sea el ejército el que esté involucrado en algunas de estas masacres, porque se supone que ellos nos tienen que defender no matarnos. Que quieran acabar con las cortes para más corrupción e impunidad.

  6. Si podemos convivir con el que piensa diferente, lo difícil es convivir con un criminal que le sigue haciendo daño a la sociedad, ojalá se arrepienta y diga la verdad.

  7. en la política se ve de todo engaño y corrupción pero mi boca no puede alardear de lo que mis ojos no ven y el Ser humano es inocente hasta que no se le compruebe lo contrario

  8. La ignorancia es atrevida sólo hablan de las masacres de los paras, en ese documental también están hablando de las masacres de la guerrilla de las farc ambos son asesinos y hay que condenarlos a todos por igual

  9. En la era Uribe se dió la orden en Urabá de que no mataran dentro del casco urbano de las poblaciones, y que los muertos no fueran más de tres para no llamar la atención de la prensa y las ONG internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*