Marcos Salgado, desde Isla Margarita

Jueves y viernes se reunirán los cancilleres y jefes de delegaciones, para acordar el documento que adoptarán los 120 países del Movimiento de los No Alineados (MNOAL) en el segmento de presidentes y jefes de Estado de la XVII Cumbre del bloque, que se desarrollará el sábado 16 y domingo 17 cerca de la ciudad de Porlamar, en la Isla Margarita de Venezuela.

Durante el miércoles llegaron aquí los cancilleres de Bolivia, Ecuador, Serbia, India, Argelia, Cuba, Irán y República Dominicana; también el vicepresidente de Nicaragua y los viceprimer ministros de Serbia y Qatar, además del ministro de Ambiente de Emiratos Árabes. Ya en el cierre de la jornada se esperaba a la delegación de Corea del Norte.

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, dijo que su país llega a la Cumbre a “reivindicar la justicia global y la importancia de los pueblos del sur para cambiar las reglas del juego que han sido impuestas desde el norte“.noal-margarita

Para el viernes se espera la llegada del presidente de Irán Hassan Rohani, actual secretario general del bloque, quien entregará la posta al mandatario anfitrión, Nicolás Maduro. “Es un momento especial porque vamos a asumir la presidencia mundial del Movimiento más grande que haya existido en los últimos 60 años, en la historia de la lucha contra el colonialismo, imperialismo, por la independencia”, dijo el presidente venezolano.

Maduro recordó que de los No Alineados “surgió el concepto de la cooperación sur-sur, de la complementariedad como método de integración”. Maduro remarcó que durante la presidencia de tres años que iniciará tras esta cumbre buscará acercar el MNOAL a los BRICS. Dos países de los gigantes emergentes forman parte del MNOAL -India y Sudáfrica- y otro, China, es un observador que sí estará presente.

Mientras se nutrían las delegaciones participantes, en la sala de sesiones próxima al hotel de la cadena estatal Venetur se comenzaban a dar las puntadas finales a un extenso documento final del encuentro, que se espera aquí atienda los temas nodales del movimiento: la cooperación sur-sur en un mundo pluripolar.

Pero más allá del alcance del documento final que hilvanarán ahora los cancilleres, las miradas están puestas en el alcance de la convocatoria de Venezuela, que se medirá en el peso específico de las representaciones de los países miembro.

A la ultima cumbre, en Teherán, Irán, en 2012, llegaron 24 presidentes, 3 reyes y 8 primeros ministros. Otros 50 países estuvieron representados por sus cancilleres. Este parece ser el piso al que podría aspirar el gobierno de Nicolás Maduro en esta convocatoria para plantarse ante la crítica interna y externa, un tema que parece preocupar tanto como los resultados de la cumbre en sí (un encuentro que, hay que decirlo, no ha sido nunca necesariamente una cumbre presidencial, sino un encuentro de Estados y organizaciones internacionales).

La oposición venezolana anunció movilizaciones en todo el país el viernes, y el chavismo también estará en la calle. La variopinta Mesa de la Unidad Democrática critica la reunión de la MNOAL, y sus sectores más iracundos la calificaron como “una cumbre de dictadores”. Así está planteado un encuentro que tendrá un ojo adentro del centro de convenciones, y otro afuera (y en los medios).

Anexo:

Medios y agencias internacionales atacan la Cumbre Mnoalterrorismomediatico

ALBA TV|Cuando un país se vuelve un peligro para intereses importantes se convierte en una especie de país maligno y abominable en el que no paran de pasar tantas cosas malas que los periodistas y corresponsales no se dan abasto para contarlas todas al mismo tiempo.

Obviamente, en este momento, para los corresponsales con ansias de escalar pisando cabezas, Venezuela es el país imaginado al que hacen puntería y la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), que agrupa a 120 países, es el nuevo contexto en el que repiten sus tiros, luego de que sus pronósticos de estallido social chocaran contra la realidad.

Los intereses y la Cumbre

Reuters, Associated Press, Bloomberg y EFE son propiedad de grandes fondos financieros, como Vanguard Corp, State Street Corp y Bank Of America (entre otros), del empresario Michael Bloomberg y del Estado español, por lo que no llama la atención que todos estos medios se encuentren generando reportajes con un mismo ángulo: una Venezuela destruida que apenas puede recibir la segunda cumbre mundial en cantidad de países.

En el caso de Bloomberg, Nathan Crooks y José Orozco recuerdan una vez más las previsiones del FMI basadas en Dólar Today, el porcentaje de inflación y lo desastroso que va todo en Venezuela para minimizar la realización de la cumbre en el país, como una señal de que nada ni nadie puede rescatar a Venezuela de una posible quiebra, sólo un cambio de gobierno a través de un referéndum que, Crooks y Orozco recuerdan, está en proceso.

De la misma manera entubada, con claros rasgos de ser una línea editorial marcada desde la casa central de estos medios, Reuters utiliza las declaraciones de Henrique Capriles Radonski específicamente teledirigidas en calificar a la Mnoal como “un show que es una burla para los venezolanos”.

Los títulos de estas notas son bastantes demostrativos sobre los objetivos de demonizar al país y presentarlo como un desastre, con una clara ayuda de la MUD, ya que van desde “Los problemas de Venezuela eclipsan Cumbre de No Alineados” (Reuters) hasta “Margarita se convierte en un punto de inflamación política en la crisis de Venezuela” (Bloomberg).

Represión y visita de países aislados

De la misma forma, AP, EFE, Bloomberg y Reuters se encargan de recoger declaraciones de la oposición sobre una “ola represiva en la isla” que supuestamente busca acallar las protestas a favor del referéndum, y únicamente encuentran en Villa Rosa su único argumento de peso, demostrando el claro objetivo de fabricar este hecho y magnificarlo para ser vendido afuera del país como sinónimo del alto descontento con el Gobierno y la realización de la Cumbre.

En esta línea lo que se proyecta es la jerarquización de las protestas convocadas por la MUD, encubriendo la escasa convocatoria de la última movilización, y una línea editorial destinada a plantear que los “problemas” de Venezuela opacan la Cumbre con el objetivo de instalar la matriz de que Venezuela está tan mal que es incapaz de recibir un encuentro mundial sin que sus ciudadanos la saboteen, como si fuese que toda la Isla de Margarita estuviese en contra de recibir la Cumbre y la afluencia de turistas generada por esta.

De la misma forma, Reuters minimiza la importancia de la Mnoal, la segunda en cantidad de países después de la ONU, y pone en duda la asistencia de muchos países, entre ellos Colombia que recientemente acaba de confirmar su asistencia. Justamente en la misma dirección de Bloomberg, busca tildarla de controvertida por el disgusto estadounidense originado por la presencia de Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, en la cumbre de 2012, que demuestra exactamente lo contrario a lo que pretenden decir entre líneas y se ve en el especial interés de Washington de repetir el boicot a este encuentro.

En esta línea es que Girish Gupta de Reuters se dedica exclusivamente en Twitter a tildar entre líneas a Venezuela de “país aislado” por recibir al presidente de Irán, Hassan Rouhani; al de Zimbabwe, Robert Mugabe; a un representante de Corea del Norte y asimismo contar con la asistencia de 105 (de 120) delegaciones confirmadas para la Cumbre, entre ellas la del vicepresidente de la India, Vijay Kumar Singh, una de las principales intermedias emergentes del mundo.

Incluso en su derrotero anti-cumbre, Gupta llegó al extremo de equiparar una estatua de Chávez, que se inaugurará en el marco de la Mnoal, con la de Saddam Hussein que se derribó en Irak durante la invasión estadounidense al país, con un dejo de ironía como si le gustase que sucediera lo mismo en Venezuela para (en)cubrirlo.

Las fuentes primarias y la falsa dicotomía entre los gastos de la Cumbre y la crisis del país

La mayor parte de las fuentes utilizadas por estas notas, eminentemente antivenezolanas, proviene de la MUD y sus voceros, entre los que destacan Chúo Torrealba y Henrique Capriles Radonski. “Show” y “espectáculo sin sentido” son dos de los calificativos que usan estos dos personajes para calificar a una cumbre de amplia importancia global, y así desprestigiar la imagen del país ante el mundo.

Concretamente, Reuters los utiliza para sostener que los “críticos del Gobierno están indignados de que Maduro sea anfitrión de una cumbre cuando familias en el país son golpeadas por la recesión y se saltean comidas debido a la escasez de alimentos y la inflación acelerada”. El objetivo, replicado por el periodismo flojo venezolano, es argumentar que existe una dicotomía entre los gastos de la Cumbre y la “crisis del país” para así legitimar un activo boicot a la imagen que se proyecta del país al mundo.

La debilidad de este argumento está en que sólo un acuerdo con alguno de los 120 países miembros del bloque se equipara al dinero gastado en la Cumbre, y tan sólo con la posibilidad de relanzar y repotenciar alianzas estratégicas con India, Irán y países de África y Asia se ayuda a Venezuela a acceder a relaciones de ganar-ganar para mejorar la posición actual de la economía del país.

Boicotear la Cumbre, como pretende el antichavismo, no va contra el Gobierno sino contra toda la población y por eso los medios de grandes bancos le hacen el coro a la MUD para hacerse de las riquezas a las que aún no pueden acceder.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*