Díaz Rangel: La derecha continental/ JV Ragel:¿Qué hacer con la oposición?/ Stelling: Hasta que el cuerpo aguante

 La derecha continental

Eleazar Díaz Rangel-ÚN|

La derecha continental, con el apoyo de Estados Unidos, reaccionó un poco tarde, pero con eficiencia, cuando estuvo consciente de la fuerza y de las perspectivas que significaba la alianza de gobiernos como los de los Kirchner en Argentina, de Lula en Brasil, Evo en Bolivia, Correa en Ecuador, Chávez y Maduro en Venezuela, de los Castro en Cuba, Ortega en Nicaragua, y menos accesible a esa derecha, los países anglo parlantes.

Fue así como se empeñaron en recuperar el poder, con los poderosos medios de la región apoyándola en Brasil con el golpe de estado legislativo contra Dilma Roussef y la prisión de Lula, y electoralmente, contra Cristina en Argentina, y sin habérselo propuesto, les llegó como caído del cielo la progresiva deserción de Lenin Moreno en Ecuador, cuyo último paso a la derecha es demandar que le entreguen el edificio de Unasur, aunque, supongo, fue construido con aportes de varios países.Resultado de imagen para dilma lula cristina correa

Pero no se conformaron con esos éxitos, sino que pasaron a otra etapa, como es la judialización de la política, es decir, poniendo los tribunales de justicia al servicio de intereses políticos bastardos. Fue entonces cuando, violando la legislación y reglamentos respectivos, y sin que pudieran mostrar una sola prueba de haber cometido algún delito, mantienen encarcelado a Lula, para impedir que fuese otra vez electo Presidente con una amplia mayoría, tal como desde hace tiempo lo están revelando todas las encuestas, y que con el tiempo, no hacen sino subir.

Después fueron contra la expresidenta Cristina, le abrieron no sé cuántos juicios, y junto a su defensa, el haber sido electa al Senado y gozado de inmunidad parlamentaria, la han salvado de estar en prisión. Pero sigue amenazada. El turno entonces correspondió al ecuatoriano Correa, que ahora está desarrollándose. Le acusan de un secuestro, que en todo caso habría cometido la policía ecuatoriana, pero la arbitrariedad es de tal naturaleza que inculpan al expresidente, quien ha respondido que se trata de una acción de “la injusticia ecuatoriana”.

Por otras vías, las de la violencia armada, y siempre con el apoyo de EEUU, pretenden sacar del gobierno a Daniel Ortega, presidente electo en Nicaragua con el 70% de los votos. Desde Washington, para reforzar la acciones violentas, impusieron sanciones a varios altos funcionarios. Así comenzaron su embestida contra Venezuela. Contra Evo en Bolivia ha habido intentos, sin éxitos.

Como ven, la ofensiva contra los gobernantes de izquierda es en todos los frentes, en tres de esos países, mediante la acción de los jueces, y en un cuarto, apoyando las acciones violentas. Todo ese proceso , ha tenido el permanente apoyo de las agencias internacionales de noticias.

Y no agrego a Venezuela, porque lo han estado denunciando reiteradamente el Presidente Maduro y otros altos funcionarios del Estado, y lo hemos hecho en estos espacios.

Las reacciones comienzan a ocurrir. La elección de López Obrador en México ha sido la mas importante, por su importancia, por la influencia que ese país ejerce en Centro América, y porque debe servir de estimulo en las próximas elecciones en Brasil, donde ante la descarada intervención de los tribunales de justicia comienza una gran movilización nacional para impedir que la candidatura de Lula sea obstaculizada por los tribunales.

Nacional

¿Formalmente anunció el presidente Maduro que en la búsqueda de la recuperación del aparato estatal productivo, reestructurarán 700 empresas públicas. No será fácil esa tarea, pues la quiebra o cierre de algunas, puso en evidencia la falta de gerentes en el chavismo. No siempre es posible improvisar un oficial o un líder político en esas funciones, que, además, esté consciente de luchar contra la corrupción. Tiene razón cuando dice que “es fundamental para elevar la producción y la capacidad de satisfacción del inmenso aparato industrial que tiene nuestro Estado”

Internacional

De contradictoria y hasta de hipócrita, han calificado analistas la política de Donald Trump respecto a los inmigrantes. Mientras censura y persiguen a los llegados de países centroamericanos, elogia y consigue dólares para atender a los venezolanos que emigran.

En una entrevista televisada, López Obrador respondió a una pregunta sobre Venezuela, con referencias a las masacres frecuentes en México, a los muertos que ocurren cada día en su país, “los muertos en Venezuela los lamentamos”, pero añadió, ahí lo que hay es una campaña hitleriana, goebeliana, de repetir una mentira hasta hacerla creer. Y hace poco, en una rueda de prensa, ya presidente electo, dijo que en su política exterior seguirá el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países. Se puede concluir que marca distancia del grupo de Lima, al cual se había adherido su antecesor.

 


 

¿Qué hacer con la oposición?

José Vicente Rangel|

La oposición es fundamental en el funcionamiento de una democracia. Es un factor básico de la estabilidad institucional y una garantía de controles y de equilibrios. Claro está que me refiero a una oposición que acate del orden democrático y constitucional de la República

1. El dilema no es fácil. La oposición es fundamental en el funcionamiento de una democracia. Es un factor básico de la estabilidad institucional y una garantía de controles y de equilibrios. Claro está que me refiero a una oposición que acate del orden democrático y constitucional de la República. Respetuosa del Estado de Derecho. Desde luego, crítica, cuestionadora de los errores y fallas del gobierno de turno. Porque una oposición complaciente, dócil, no tiene sentido. Lo mismo que una oposición que solo trabaje para derrocar al gobierno, para ejercer una actividad permanentemente desestabilizadora, encaminada a socavar a las instituciones, encarna una versión perversa del rol que debe cumplir el sector en una democracia.

2. Esto último ocurre con la oposición que ha tenido Venezuela en los últimos 20 años. La oposición que se organizó a raíz del colapso del puntofijismo y del acceso al poder de Hugo Chávez, surgió en el marco de un cuadro caracterizado por el odio y la retaliación. Por el sentimiento primario de cobrarse, a como diera lugar, la derrota electoral que le propinó el chavismo. En ningún momento, a partir de la instalación de Chávez en Miraflores, esa oposición tatuada por el revanchismo, dedicó tiempo a reflexionar lo que había ocurrido en la política. A lo que significó el quiebre que se había producido en lo generacional y en lo cultural el 4F y los desarrollos sociales que se dieron en el país, que culminaron con la transformación de ese proceso en un hecho electoral que llevó al poder a ese movimiento de masas.

3. No hubo en esa oposición -la misma en 20 años, sin cambio de dirigentes ni de mensaje a la colectividad- interés alguno por desentrañar lo sucedido. Por indagar qué posibilidad existía para racionalizar una relación democrática con el chavismo y establecer reglas de juego claras. Al contrario, su reacción siempre estuvo concebida en términos de absoluto desprecio, de rechazo terminante a la oferta de diálogo. En buscar la manera de acabar con el proceso bolivariano y sacar de Miraflores, por la fuerza, tanto a Chávez como a Maduro, tarea en la cual ha fracasado estrepitosamente.

4. Creo que no existe en la región una conducta opositora más desacertada que la de la oposición en Venezuela, que acumule más actos de fuerza, de violaciones a la ley y a la Constitución. En el muestrario figuran golpes de Estado consumados, como el 11A, terrorismo, guarimbas, atentados contra instituciones públicas, quema de personas y ataques brutales a la economía. Además de convertirse en vocero de la conspiración internacional dirigida por los EEUU. Quizá este aspecto sea el más grave y deprimente.

Tintori con Trump y Rubio

Porque ¿cómo se puede confiar en una oposición que funciona como caballo de Troya; como instrumento de gobiernos extranjeros que proclaman que hay que acabar con el chavismo y derrocar al gobierno, sin considerar el costo que tendría semejante aventura; sin importar la sangre que correría ni el destino final del país? Oposición que hace más política afuera que adentro; cuyos voceros plantean, abiertamente, la intervención armada y que han llegado al extremo de declarar que como han fallado hasta ahora los intentos de golpes militares y de alcanzar la victoria a través del sufragio, no queda otra alternativa que invadir a Venezuela con una fuerza militar multinacional.

5. Esa es la oposición que tenemos. La que sobrevive. La que hasta ahora no da señales de cambio. Pero diré algo incómodo: con esa, y con la que subyace con visiones distintas y se acoge a la Constitución, no hay que desmayar en la búsqueda del diálogo. Por consiguiente, hay que abrir espacios para hacerlo. En lo personal prefiero un mal diálogo a renunciar a este. Cabe, por tanto, perseverar. Así aceche siempre el fracaso. Considero que el esfuerzo hay que hacerlo. Esfuerzo por democratizar a la oposición o para que se geste definitivamente una nueva, democrática y colocada a derecho.

Colombia y la coca

-Narco estado Según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes el cultivo en Colombia de coca y su producción han ido en aumento, y un Informe de la DEA señala que 92% de la cocaína que ingresa en los Estados Unidos procede de Colombia. Actualmente se cultivan 209.000 hectáreas de coca y respecto al año 2015 hubo un aumento de 11%…

-El aumento de producción de coca en Colombia responde al surgimiento de nuevos grupos que se estarían disputando el negocio del narcotráfico; al intento de hacerse parte de los beneficios gubernamentales para cultivadores del producto; a la falta de continuidad de las políticas de sustitución, y de algo muy importante: la conexión de los grupos emergentes, sus nexos con las autoridades públicas. En este marco se producen más de 921 toneladas métricas de cocaína, cifra que representa un récord histórico (precisamente en los 8 años de gobierno de Juan Manuel Santos)…

-Ahora bien, ¿cómo explicar esta situación? Por una parte que el mayor productor de droga del mundo sea al mayor proveedor de los Estados Unidos, y, por otra, que el aparentemente mejor socio de la Casa Blanca actué de esa manera impunemente?…

-Al mismo tiempo sorprende que ni en los Estados Unidos ni en Colombia se abran investigaciones para determinar responsabilidades a nivel de los gobiernos de ambas naciones, y que las que realizan organismos competentes siempre se orienten en otra dirección. Un misterio de los Santos inocentes… que oculta la verdad…

-Algo más sobre Colombia: su incorporación a la Otan es una decisión inquietante de Estado por las consecuencias que, a la larga, generará en la región. Colombia se inserta como país belicista en el escenario regional -latinoamericano y caribeño-, al tornarse como “socio global” de la Otan. Organismo liderado por los Estados Unidos, responsable de muchas acciones en el mundo, de desastres humanitarios en Europa oriental, África y Medio Oriente…

-¿Qué se oculta detrás de este ingreso? Según los informes que existen de EEUU y sus socios europeos, el organismo recluta mercenarios militares, con experiencia en luchas antiguerrilleras, para que asuman funciones internacionales en misiones guerreristas que despliega la Otan por el mundo. El propósito consiste en emplear soldados como mercenarios por los EEUU y sus empresarios que privatizan las guerras en las que acumulan millones de dólares a cambio de la vida de combatientes. También integran esos efectivos chilenos, panameños, salvadoreños, según fuentes confiables…

-Los EEUU están volviendo a ganar posicionamiento en la región con el visto bueno de sumisos líderes políticos. El ingreso de Colombia a la Otan, bajo el estatus de “socio global”, confirma que son los altos mandos militares de EEUU quienes dictan la agenda en seguridad y defensa. Hay que tomar en cuenta, además, que la cooperación militar Colombia-EEUU, va más allá de acuerdos como el de la Otan. Incluye el “Plan Colombia” y la instalación de bases militares (8 en la actualidad) con jurisdicción especial…

En términos geopolíticos todo indica que el nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, seguirá con la política de ser un satélite privilegiado de los intereses norteamericanos en América Latina, para lo cual debe continuar la línea armamentista y “otanista” de Santos y el reforzamiento de las prácticas uribista de trabajar con “falsos positivos” y con el paramilitarismo, así como con el enfrentamiento a fondo con el gobierno bolivariano de Venezuela.


Resultado de imagen para angustiaHasta que el cuerpo aguante

Maryclen Stelling|

Nos despertamos con una sensación de eternización de la crisis, desamparo, disminución de la credibilidad y fractura de la legitimidad…

Cada despertar es una incógnita, cada incremento de salario se percibe como un paliativo de corta duración, dados sus efectos inmediatos sobre los precios. Los bonos, en tanto estrategia oficial de efecto limitado, desarrollan una función distractora de la crisis de sobrevivencia y alejan la desesperanza imperante.

La crisis económica y la política lenta y profundamente afectan la fe, la esperanza, la confianza y la credibilidad de la ciudadanía; al igual que la legitimidad, reduciendo la participación ciudadana al clientelismo y al rol de elector.

La crisis económica, de la que no se salva nadie, hace sentir sus efectos en la activación de procesos de exclusión, precarización y desigualdad social fundamentalmente en grupos vulnerables.Resultado de imagen para democracia participativa

En consecuencia, se presenta una tensión o conflicto entre la inclusión política y la exclusión social, entre la ciudadanía política y la clientelar. Aun cuando afecta a todos y todas, ha ido generando un ensanchamiento de las desigualdades; un incremento de la vulnerabilidad de importantes sectores. Los logros alcanzados en cuanto a la democracia participativa gradualmente van desapareciendo hasta dar lugar a una ciudadanía mínima.

Es importante destacar que las condiciones de vulnerabilidad y precariedad socioeconómica incrementan las prácticas clientelares. Además, al potenciarse la relación clientelar-limitada al intercambio utilitarista- se alimenta la pasividad y la apatía, afectándose en consecuencia la autonomía ciudadana. La participación de la ciudadanía se ha ido restringiendo entonces a la participación electoral en detrimento de la democracia popular y protagónica, con la amenaza de que los logros en cuanto a la democracia participativa, desaparezcan hasta desembocar en una ciudadanía mínima. El fenómeno ha sido caracterizado como desafección política versus clientelización política. De allí que el gran reto es enfrentar el impacto de los procesos de exclusión sobre la ciudadanía política, mientras no se resuelva la crisis económica.

Recientemente alguien compartió conmigo la interrogante que rige su cotidianidad: “¿Hasta cuándo dura esto?”, ante lo cual se responde “Hasta que el cuerpo aguante”, aun cuando, últimamente, comienza a creer que “Esto no lo aguanta nadie”.

D

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*