¿Control o libre cambio?

Julio Escalona|

Pasqualina Curzio tiene razón cuando dice: “Con la nueva liberación del cambio se fugarán las divisas, no tendremos con qué reactivar la producción nacional, financiar las misiones, disminuir la desigualdad y la pobreza; se agotarán las reservas internacionales, generando las condiciones para que dolartoday siga atacando criminalmente el bolívar e incentivando una mayor fuga.”

Eliminar definitivamente la trasferencia de dólares del Estado hacia el capital privado

Sostengo desde hace varios años que debe eliminarse toda transferencia de dólares del Estado hacia la empresa privada. A través de los años la burguesía ha ido asumiendo un carácter transnacional y sus intereses están absolutamente asociados al capital financiero internacional. Según Pasqualina, desde 1970 se han llevado US$ 695.026 millones, de los cuales, 371.517 millones siguen fuera.Antes del 2003, el sector privado se apropió del 113% de las divisas petroleras.El Presidente Chávez puso un alto estableciendo el control cambiario. Pero la transferencia de dólares del Estado hacia esa burguesía transnacional, determina que ella siga apropiándose de la renta petrolera, sembrándola en la banca internacional.

En el párrafo precedente Pasqualina resume las consecuencias y en general, sus investigaciones y conclusiones, nos han propuesto un camino no sólo contrario, sino alternativo a las propuestas neoliberales, las que, a mi juicio, son cada vez menos conclusiones científicas y van siendo ideología justificadora de la dominación del capital, particularmente del capital financiero, eje del capital transnacional.

La transferencia de dólares hacia la burguesía, ha sido facilitada por la corrupción, por lo que he planteado reiteradamente, que la corrupción no sólo es un problema ético, sino principalmente un mecanismo económico que viabiliza que la renta petrolera pase de la burguesía hacia la banca internacional, el verdadero negocio.

¿Dónde están los beneficios de la liberación del cambio?

Se suponía que ella lograría la estabilización del tipo de cambio, por tanto, una mayor fortaleza del bolívar. Eso no ha ocurrido. Que derrotaría al dolartoday y sus efectos perniciosos sobre la estabilidad del bolívar. Tampoco ha ocurrido. Finalmente, permitiría que los empresarios privados trajeran dólares al país. ¿Dónde están esos dólares? Lo que sigue pasando es que este mercado se alimenta con dólares del Estado, que los proporciona el petróleo, es decir, así se siembra el petróleo y se malbarata la renta petrolera ¿No es este el modelo rentista vivito y coleando, como decimos los venezolanos?

La decisión de la ministra de Comunas

La liberación del cambio, promovida por el equipo económico, es contradictoria con la decisión tomada por Blanca Eekhout, ministra de comunas, de entregar importaciones de materias primas (20 millones de toneladas de maíz amarillo y 10 millones de toneladas de soya) a la comuna Palto Blanco, del Zulia, que serían transformadas en alimentos. Este camino fortalece la soberanía, rompiendo con el camino neoliberal, implícito en la liberación cambiaria.

El ministerio de alimentación siempre sostuvo y lo aplicó, que era preferible entregarle materias primas e insumos, a los canales privados de distribución, pues estos garantizaban  mejor que las comunas y la pequeña y mediana empresa,  la transformación de dichas materias primas e insumos en productos terminados para abastecer el mercado interno.

Como sabemos esos canales privados de distribución suelen tener carácter transnacional (Polar, Cargil…) y son ellos, quienes al adquirir de hecho una posición monopólica al recibir del Estado más del 90% de los insumos y materias primas importados,han organizado el contrabando, el acaparamiento, el bachaqueo corporativo y varios de los males que nos aquejan.

Espero que los cambios realizados en el ministerio de alimentación y las tareas que se le han encomendado a las milicias, signifiquen un cambio radical en las políticas de dicho ministerio. Más claramente, vuelvo a comentar la conveniencia de eliminarlo, sobre todo ahora que se ha dado a las milicias tareas esenciales, que serán comandadas por un reconocido general, al que deseamos éxito y que está en capacidad de convocar a las comunas, a pequeñas y medianas empresas.

La decisión de Blanca Eekhout traza otro camino, que sin duda va a ser exitoso y traza otra ruta que seguramente terminará influyendo en la progresiva sustitución de las importaciones de insumos y materias primas y que sean las comunas, pequeñas y medianas empresas las que las produzcan.

¿Qué ha pasado con la agricultura?

Todavía no tenemos la agricultura que se ha planteado como proyecto tanto para resolver las necesidades del pueblo como para sustentar nuestra soberanía e independencia. Todavía dependemos de importaciones. De hecho la caja Clap, que entrega productos esenciales a la población, sigue entregando como componentesclave de esa caja, productos importados. ¡Qué vergüenza! Después de 20 años seguimos importando para las familias venezolanas bienesque hace un tiempo producíamos ¿Será que el espíritu de Juan Vicente Gómez aún vaga sobre Venezuela?

¿Qué pasó con los ministros que dirigieron la agricultura en tiempos de Chávez? ¿Por qué aún dependemos de las importaciones? ¿Qué pasó con la llamada siembra del petróleo? Chávez y Maduro han aprobado importantes recursos de capital. ¿Dónde están esos capitales? ¿En la banca internacional? ¿Tiene la ANC la responsabilidad de investigar esto? Creo que sí. Es tiempo de que esos ministros rindan cuenta. Quien se ha atrevido a iniciar dicha rendición es el ministro Castro Soteldo, lo que no implica que se le esté exonerando de responsabilidades.

Hay una prueba que está pendiente de presentación. No tengo noticias de ministro alguno que haya mostrado un plan marco donde se señale claramente cuándo dejaremos de ser importadores de materias primas, insumos y alimentos provenientes de la agricultura y por tanto, cuando alcanzaremos la soberanía y la seguridad alimentaria. Podría ocurrir que dicho plan demuestre la conveniencia de mantener la importación de algunos rubros. Lo importante es que esto se ventile públicamente.

En la guerra de precios estamos derrotados de antemano

La guerra de precios es la punta de lanza de la derecha interna, fiel ejecutora de los planes imperiales. El presidente Maduro ha impulsado una política de defensa del salario de la población, lo que demuestra su sensibilidad social. Sin embargo, la guerra de precios viene derrotando la intencionalidad presidencial. ¿Qué hacen los ministros del ramo?

Los empresarios tienen bien ubicado los momentos en que se aproxima un incremento salarial e inmediatamente suben los precios. Luego, cuando el incremento se produce, vuelven a subir los precios y se mantienen elevando los precios permanentemente.

La política de introducir bonos compensatorios no es suficiente para triunfar en la guerra de precios.Me da la impresión que los asesores económicos presidenciales razonan como generalmente lo hacen los economistas: la tendencia de los precios es a equilibrarse. Cuando ascienden llega un momento en que deben detenerse pues ante nuevas elevaciones de precios, no se podría vender la producción. Lo mismo pasaría con el descenso de los precios. En un momento habría un grupo de productores que debería cerrar la producción y retirarse del mercado pues precios más bajos le generan pérdidas.

En condiciones de transnacionalización oligopólica, la tendencia de los precios es a subir y no es la relación oferta-demanda la que los regula, pues el capital financiero ha introducido los mercados a futuro, rompiendo la relación directa entre productores y compradores.

Es el capital financiero el que compra, por ejemplo, las cosechas a los productores y se convierteen el vendedor. Necesariamente no le interesa vender toda la cantidad comprada. Ni le interesa en absoluto si la gente come o no come. Le interesa establecer precios especulativos para obtener sobreganancias.

Como el capital financiero domina el mercado mundial, para fijar precios toma principalmente en cuenta la relación de fuerzas y los intereses políticos. Por ejemplo, Polar, en Venezuela puede incrementar los precios sin límites. Está calculado políticamente que no se venderá todo en Venezuela, sino acaparar una parte, otra parte venderla en Colombia o en otro país, para que el proceso de derrocamiento del gobierno siga su curso y Mendoza pueda continuar aprovechándose de complicidades que le permiten seguir recibiendo dólares preferenciales.

Esta realidad es más compleja aún. Pero lo dicho me permite mostrar que en estas condiciones la lógica de los economistas sobre las tendencias de los precios a largo plazo y los límites que ponen a la subida o la bajada de ellos, en las condiciones de la transnacionalización y la hegemonía del capital financiero, no funcionan necesariamente.

Por tanto, la economía académica que suele fundamentar la lógica neoliberal, no puede orientar las decisiones de un gobierno que trata de servir al pueblo. La política de precios acordados y menos aún la de dejar que los precios se muevan “libremente” son diariamente derrotadas. Estamos perdiendo la guerra de precios y dentro de las lógicas de los economistas, estamos derrotados de antemano.

Palabras sobre cómo ganar la guerra de precios

Creo que ya señalé una de las maneras de derrotar la guerra de precios: que el ministro de agricultura, conjuntamente con el equipo económico, establezca un período en el cual vayamos recuperando la producción y coloquemos en el mercado tal cantidad de productos que los precios necesariamente vayan bajando y no se pueda especular con ellos. Paraque así sea es necesario eliminar la influencia delas grandes redesprivadas de distribución o de lo contrario ellas seguirán creando escasez, contrabando, etc. Hay que convencerse de que ellas lo que quieren es derrocar al gobierno chavista.

Para un resultado como el que señalo, es imprescindible darle prioridad a la producción comunal, alas pequeñas y medianas empresas, a la producción familiar y vecinal y en general, a la política de todas las manos a la siembra. En un proceso de esta naturaleza, se podrá establecer si las grandes empresas tienen un papel que jugar o si seguirán jugando al golpe de Estado, que no es tan silencioso.

No puede ser una red estatal de distribución. Se la tragaría la corrupción. Independientemente de que el Estado tendrá una gran influencia, los miembros de esa red deben ser movimientos sociales, comunales, campesinos, productores y consumidores…

Un impulso a esa red son iniciativas como la de la ministra Blanca Eekhout, que ya mencioné. Una extensión de esa política irá creando un proceso de producción y distribución inevitable.

Otra manera es fundar el valor del bolívar con el oro tal como Pasqualina lo viene proponiendo e ir derrotando al dolartoday. El equipo económico sin ninguna razón se sigue negando a tomar este camino ¿Por qué? Explíquenselo al pueblo. No se sigan quedando callados.

Las asambleas de ciudadanas y ciudadanos previstas por e Art. 70 de la CRBV

Estas son ideas en proceso de maduración. Una vez más insisto en la necesidad de que el pueblo ejerza el poder originario que tiene como punto de partida el Art. 5° constitucional reforzado por el Art. 347, que define claramente cual es el poder originario. Estos son armas de lucha cuya reivindicación y ejercicio son una condición para el empoderamiento del pueblo y desde esa convicción, tome la iniciativa para el desarrollo de la democracia participativa y protagónica.

Esta es una propuesta que tengo más de un año tratando de impulsar en asambleas realizadas a través de Venezuela y en una gran cantidad de artículos en diversas publicaciones. Ha sido recibida con entusiasmo por diversos auditorios. Luego ese sentimiento es desestimulado por alguien que evidentemente tiene poder ¿Seguirá ocurriendo lo mismo?

Breves palaras sobre Chávez

Chávez trató de romper con la economía académica dominante y se fue por un camino creativo.Se puede hacer críticas, sin duda. Pero Chávez trató siempre de fortalecer la soberanía, lo que he llamado soberanía solidaria. El presidente Maduro ha tratado de seguir ese camino.Las políticas de los ministros de Chávez, que se ocuparon de la agricultura, por el contrario, debilitaron la soberanía y la seguridad alimentarias.

Las propuestas del actual equipo económico,¿nos conducen al fortalecimiento de la dependencia neocolonial? ¿Comuna o… neoliberalismo? ¿De qué horizonte histórico estamos hablando?

Siempre Chávez. Comuna o nada o haciendo una interpretación, Comuna o… Comuna, título de un artículo que publiqué en Últimas Noticias.

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*