Viejas caras para el nuevo gobierno de Joe Biden

 

Mirko C. Trudeau|

El presidente electo Joe Biden anunció los nombramientos claves de su gobierno en formación para el manejo de relaciones exteriores y asuntos de seguridad, todos con amplia experiencia gubernamental durante el gobierno de Barack Obama, algunos con largas carreras en el sector público en varias administraciones demócratas.Biden se rodea de caras conocidas entre las que destacan la diversidad y antiguos compañeros de la Administración de Barack Obama (2009-2017), como el multilateralista Antony Blinken y el cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas.

Los puestos de gobierno deben ser aprobados por el Senado, una cámara cuyo control aún está en el aire, a falta de que se repartan los dos últimos escaños en juego en Georgia, que están pendientes de una segunda vuelta que tendrá lugar en enero.

Arriba: Linda Thomas-Greenfield; Janet Yellen; Avril Haines Nacional. Abajo: Alejandro Mayorkas; Antony Blinken, y John Kerry.

Como secretario de Estado (ministro de Relaciones Exteriores), Biden seleccionó a Antony Blinken, ex subsecretario de esa cartera y ex asesor presidencial con Barack Obama, quien tiene una larga carrera en relaciones exteriores tanto dentro del Ejecutivo como en el Congreso.

La selección de «Tony»  Blinken no fue una sorpresa: el suyo era el nombre que sonaba con más fuerza en las quinielas, junto a los de la exasesora de seguridad nacional de la Casa Blanca de Obama, Susan Rice, y el senador demócrata Chris Coons.  Tendrá en sus manos la gestión de los planes de Biden de volver a integrar a Estados Unidos en el Acuerdo de París contra el cambio climático, el acuerdo nuclear con Irán y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fue asesor de Seguridad Nacional para el vicepresidente Biden durante el primer periodo del gobierno de Obama, y jefe de equipo del Comité de Relaciones Exteriores del Senado entre 2002-2008, cuando el mandatario electo era senador y presidente de dicho comité. También fue integrante del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Bill Clinton entre 1994 y 2001.

Se enfocará de inmediato, se afirma, en reparar las relaciones con aliados históricos de Estados Unidos ofendidos y distanciados de Washington durante la era Trump, y en recuperar el liderazgo estadounidense en foros multilaterales.

Los críticos recuerdan que Blinken favorece el uso de la fuerza militar cuando cree que es necesario, a veces en crisis en las que se argumenta a favor de la intervención humanitaria, como en la guerra contra Irak –por la cual Biden votó a favor en el Senado–, detonada por George W. Bush. Es un promotor de la virtud del “liderazgo” estadounidense en el mundo.

Entre los nombrados está el primer latino y migrante como secretario del Departamento de Seguridad Interna la primera mujer directora de inteligencia nacional y el nuevo puesto dentro del Consejo de Seguridad Nacional de enviado presidencial especial para cambio climático.

Alejandro Mayorkas será el primer latino y migrante en ocupar el puesto de secretario de Seguridad Interna, que incluye agencias de inmigración. Dentro de El presidente electo Joe Bien escoge a Alejandro Mayorkas , un inmigrante cubano, secretario del Departamento de Seguridad Nacional | El Nuevo Heraldesa megaburocracia están varias agencias de asuntos migratorios y desde ahí el gobierno de Trump impulsó algunas de sus políticas antimigrantes más severas y brutales.

Mayorkas, nacido en La Habana, cuenta con una carrera de funcionario de tres décadas, y se desempeñó más recientemente como secretario adjunto del Departamento de Seguridad Nacional durante el gobierno de Obama, entre 2009 y 2013. Fue director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración entre 2009 y 2013. Impulsó el DACA, programa de protección de la deportación de los dreamers, jóvenes migrantes que llegaron con sus familias a EEUU siendo menores de edad.

Otros nombramientos de alto nivel para puestos diplomáticos y de seguridad nacional incluyen a Avril Haines, quien será la primera Directora de Inteligencia Nacional, o sea, el puesto de coordinación de las diversas agencias de inteligencia. Haines, asesora presidencial de Obama y entre 2013-2015 fue directora adjunta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Fue consejera del Comité de Relaciones Exteriores del Senado entre 2007-2008 cuando Biden lo presidía.

El ex secretario de Estado, ex candidato presidencial y senador John Kerry será el enviado presidencial especial para el cambio climático. Kerry, uno de los arquitectos del Acuerdo de París, su nombramiento resalta que ese tema será importante para el nuevo gobierno.

Mientras, la diplomática -hasta ahora retirada- Linda Thomas-Greenfield fue nombrada embajadora de Estados Unidos ante laBiden nombraría al asesor Tony Blinken como secretario de Estado y a Linda Thomas-Greenfield como embajadora de EE. UU. ante Naciones Unidas | Democracy Now! Organización de Naciones Unidas, mientras que  Jake Sullivan fue designado asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Durante el gobierno de Obama fue asesor de Seguridad Nacional del entonces vicepresidente Biden y jefe adjunto de equipo de la secretaria de Estado Hillary Clinton.

También se anunció a Janet Yellen como la próxima secretaria del Tesoro. Había sido presidenta de la Reserva Federal durante el gobierno de Barack Obama y su política se caracterizó por tener inclinación hacia políticas blandas, como mantener bajas las tasas de interés para sostener el empleo.

La noticia de que la ex presidenta del banco central, la Reserva Federal, estará a cargo de la política económica provocó alivio entre circuitos financieros y empresariales, ya que envío la señal de que no se promoverán las medidas más progresistas abogadas por otros candidatos al puesto, sobre todo la senadora Elizabeth Warren.

La noticia fue vista con buenos ojos hasta por el Premio Nobel Joseph Stiglitz y cayó con beneplácito en el Palacio de Hacienda argentino, cuyo titular, Martín Guzmán, envió un tuit de felicitaciones y auguró “trabajar de forma cooperativa” con la próxima administración estadounidense.

Las designaciones, por ahora, no ofrecen esperanzas de algún rumbo novedoso, más bien se restablecen las prácticas, normas y visiones antes de Trump, sobre todo en cuanto a abandonar la postura aislacionista conocida como America primero establecida por el aún presidente.

Biden declaró que aunque los nominados son veteranos del servicio público, también reflejan la idea de que no podemos hacer frente a los profundos desafíos de este nuevo momento con ideas anticuadas y sin cambiar los hábitos, o sin diversidad de trasfondos y perspectivas.

 

.*Economista del Observatorio de Estudios Macroeconómicos (Nueva York), Analista de temas de EEUU y Europa, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*