Ventana para un acuerdo Estados Unidos-Venezuela

159

Leopoldo Puchi

Paradójicamente, la guerra en Ucrania ha abierto expectativas positivas para Venezuela, que tiene ahora más cerca la posibilidad de que se alivie el peso de las sanciones, se incremente la producción y exportación de petróleo, se pueda acceder al sistema bancario y financiero internacional, se impulse la actividad económica y, en fin, mejoren las condiciones de vida de la población.
Hasta ahora, en el marco del bloqueo económico, Venezuela ha aumentado de forma gradual la producción petrolera, el comercio y la actividad productiva, por lo que se ha anunciado un crecimiento del PIB que se sitúa en torno a un promedio de 8% para este año. Sin embargo, la caída fue tan profunda, que la recuperación requiere de un empuje superior para que efectivamente se beneficie la población y mejoren de forma sustancial los ingreses familiares y el funcionamiento de los servicios públicos.
Petróleo
¿Por qué la guerra ha abierto expectativas positivas para Venezuela? El petróleo es la respuesta, ya que el país dispone de inmensas reservas, se encuentra geográficamente situado en el lado occidental del mundo y dispone de más de cien años de cultura petrolera. Y Occidente necesita crudo y gas, puesto que las sanciones a Moscú están dirigidas a impedir que lleguen suministros desde Rusia, lo que ha causado un enorme impacto en los precios mundiales del petróleo, el gas, los fertilizantes, los alimentos y el transporte.
Sanciones
Todo esto ha hecho necesario que se sustituyan los suministros rusos por los de otros países productores. El aporte potencial de Arabia Saudita y de los Emiratos Árabes Unidos es insuficiente, por lo que la Casa Blanca envió una delegación a Venezuela en marzo para iniciar negociaciones que permitieran el incremento de suministros.
Esta necesidad crea la posibilidad de que se atenúen las sanciones y se facilite así el desarrollo de la actividad económica venezolana. La situación en la Unión Europea es difícil, por lo que se ha insistido en una apertura. La Comunicad de países del Caribe, alarmada por la situación, busca con EEUU que se levanten sanciones para reactivar PetroCaribe.
El ministro de exteriores de Belice, Eamon Courtenay, dijo: “Los estadounidenses se dan cuenta de la importancia de Venezuela para la región. Tenemos un problema con la energía y hay un país con el que estamos buscando hacer negocios (…) Estados Unidos se da cuenta de que tenemos que sentarnos y tener una discusión sobre esto. Si no, China lo hará, si no, Rusia lo hará.
Ventana
Ahora bien, vale destacar que estas circunstancias, la guerra y la necesidad del petróleo venezolano, han coincidido con el interés previo de altos funcionarios de la Casa Blanca de darle un giro a la política de Washington para distender las relaciones con Venezuela y sustituir la estrategia seguida durante el período de Donald Trump por otros métodos de acción, aun sin abandonar los objetivos, ahora de más largo plazo.
Ha habido una suerte de conjunción de astros que abre una ventana para acuerdos y entendimientos entre Estados Unidos y Venezuela. De manera que en un diálogo que se realice de forma cuidadosa puede elaborarse un nuevo esquema de relaciones en el que Washington acepte a Venezuela como un Estado con una ubicación geopolítica independiente y que no es parte de su zona de influencia, por lo que puede a la vez mantener relaciones de cooperación con Occidente y estrechos lazos con Rusia, Irán, China y Turquía.
Cooperación
Por supuesto, no es fácil para la dirigencia estadounidense hacer de inmediato y de un solo golpe cambios muy grandes, pero un acuerdo de suministros petroleros puede abrir muchos caminos, porque se comenzaría dando un primer paso de mucha importancia al dejar de lado la fórmula intimidante del “estás conmigo o estás contra mí”.
Por el momento, desde Washington se ha actuado con cautela por las divisiones internas, lo que conduce a que se preste mucha atención a la argumentación que pueda atenuar las reticencias, tanto en republicanos como en demócratas. En función de esto, los emisarios han puesto el acento en la liberación de los estadounidenses procesados por los tribunales venezolanos por distintos delitos, entre ellos los de aquellos que participaron en la operación armada “Gedeón”. Paso a paso, cómo se gestó la Operación Gedeón que terminó con la emboscada  de militares venezolanos - Infobae
Es probable que, en varios casos, bajo fórmulas de amnistía, se avance en convenios que vayan levantando el bloqueo a Venezuela. Una ventana que se abre para acuerdos de cooperación mucho más amplios.