Venezuela no reconocerá acciones de Mercosur posteriores a su pretendida exclusión

23

Venezuela reclamó hoy al resto de los Estados que integran el Mercado Común del Sur (Mercosur) su reconocimiento como Estado Parte del acuerdo regional, en la reunión del Mecanismo de Solución de Controversias previsto en el Protocolo de Olivos que se realizó este jueves en la sede de la Secretaría del Mercosur en Montevideo, y señaló que no reconocerá acciones adoptadas con posterioridad a su pretendida exclusión

“No podemos reconocer ningún tipo de acción que se emprenda en ausencia de Venezuela, porque ustedes saben que existe una norma muy explícita del Mercosur que dice que todas las decisiones deben ser tomadas por consenso y con la presencia de sus Estados Parte, y nosotros que no reconocemos la arbitrariedad, que no reconocemos la sanción que se ha pretendido imponer de forma ilegal contra Venezuela, obviamente continuamos ejerciendo nuestros derechos plenamente y pretendemos hacer valer en todas las instancias esos derechos”, afirmó Héctor Constant, Coordinador Nacional de Venezuela para Mercosur.

En esta reunión “hablamos con mucha sinceridad para garantizar que esta demanda y reclamo que genera Venezuela pueda continuar su curso, porque estamos absolutamente convencidos que solo el respeto del estado de derecho mercosuriano y con respeto al derecho internacional puede lograrse encausar al Mercosur”, afirmó Constant, acompañado José Félix Rivas Alvarado, Representante Permanente de Venezuela ante Mercosur y Aladi.

El representante venezolano mostró su preocupación porque en la medida que no se resuelva esta controversia, todas las acciones que emprenda Mercosur con ausencia de Venezuela serían ilegales e írritas.

“Nos preocupa porque queremos afianzar nuestro espacio de integración, garantizar que el Mercosur se presente frente a los socios extrarregionales como un bloque sólido cuyo ánimo principal está en hacer valer los intereses de sus pueblos y conseguir acuerdos que sean benéficos para esos intereses”, destacó.

Constant enfatizó que Venezuela desea seguir desarrollando las dimensiones social, política, cultural, así como el libre tránsito dentro del Mercosur, tanto es así que Venezuela ha solicitado acelerar los pasos para incorporar al país al Acuerdo de Complementación Económica 18 (ACE 18, que constituye la base comercial de Mercosur).

“¿Qué ejemplo estamos dando para otros Estados cuando quieran ingresar a Mercosur? ¿Qué ejemplo estamos dando frente a los socios extrarregionales cuando decimos que ni siquiera en nuestro propio espacio somos capaces -de manera pacífica y de manera legal- de solventar nuestras propias diferencias?”, se interrogó Constant, para luego responder que ese mensaje errado deber ser modificado para volver al de unión, solidaridad, colaboración, cooperación equilibrada y tratamiento de las asimetrías por el que tanto tiempo trabajaron Presidentes como Chávez, Kirchner, Lula y Mujica.

El representante venezolano reafirmó que su país no descarta otro tipo de acciones jurídicas para hacer valer sus derechos, así como el rescate de la institucionalidad del Mercosur.

Las partes involucradas en la controversia, es decir Venezuela junto a los otros Estados Parte de Mercosur, decidieron continuar el mecanismo de negociaciones directas el 17 de marzo en la misma Secretaría de Mercosur.

Constant señaló que Venezuela invocó el Protocolo de Olivos en pleno ejercicio de sus derechos como Estado Parte del Mercosur para continuar el tratamiento de la controversia interpuesta por Venezuela con el resto de los países que lo integran (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), “por la enorme arbitrariedad que ha caracterizado a estos Estados en su relación con Venezuela, desconociendo su carácter de Estado Parte, desconociendo el semestre pasado su Presidencia Pro Témpore ajustada a las normas”.

Afirmó que el país tiene como objetivo “mantener abiertos todos los canales de diálogo a través de una negociación directa para que podamos llegar a un buen término” e indicó  que Venezuela confía plenamente que los Estados Parte puedan reconsiderar su postura antjurídica y arbitraria, de forma que el Mercosur pueda retomar su cauce.

Contant destacó que el objetivo de Venezuela en estas reuniones es rescatar la institucionalidad del Mercosur, hacer valer los derechos de Venezuela y garantizar que nuestra población siga contando con un mecanismo de integración suficientemente sólido, fortalecido y ajustado a las normas. “Entendemos que el irrespeto a las normas puede suponer no solo un grave antecedente, sino fundamentalmente una grave herida al sistema mercosuriano”, agregó.

El Protocolo de Olivos, en el que se establece el Mecanismo para la Solución de Controversias dentro del Mercosur, prevé una instancia de negociación directa entre las partes como primer paso para la búsqueda de los acuerdos que permitan zanjar los diferendos dentro del bloque regional, cuya segunda reunión se realiza hoy en la sede de la Secretaría de Mercosur ubicada en Montevideo.

La primera reunión se realizó el 15 de diciembre de 2016 y a la misma asistieron Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.