Un halo de aire fresco recorre Washington: comenzó la cuenta regresiva para Joe Biden

56

 

Mirko C. Trudeau|

Justo dos semanas después de una intentona golpista, en medio de una pandemia con 400 mil muertos, una de las crisis económicas más graves de la historia, una capital en estado de alerta por la amenaza de terroristas domésticos tomada por 25 mil efectivos de la Guardia Nacional y la notable ausencia de un público masivo y del mandatario saliente, Joseph Robinette Biden Jr se convirtió en el presidente 46 de Estados Unidos

La retórica, el discurso político, la diversidad de los asistentes, las propuestas y primeras acciones en el estreno del nuevo gobierno, el elenco de artistas, líderes religiosos, dejaron una promesa de un futuro diferente donde el racismo, la xenofobia y la guerra contra migrantes, el medio ambiente y la ciencia dejarán de ser el eje del Poder Ejecutivo.

Ante una explanada vacía, Lady Gaga fue invitada a cantar el himno nacional, y Jennifer López interpretó una versión de This Land is Your Land, del cantautor rebelde Woody Guthrie (obviamente no cantó los versos más radicales), fusionado con America the Beautiful, aunque en medio interrumpió con un verso en español instando a “una nación bajo Dios, indivisible, de libertad y justicia para todos”.

No por casualidad, ese fue el tema del discurso de Biden, en el cual declaró que este es un día de renovación y esperanza y convocó a la unidad para enfrentar los desafíos históricos del país, desde la pandemia, la crisis económica y el cambio climático, hasta la injusticia racial y el trato a inmigrantes, entre otros.

Reconoció que hay mucho que reparar, mucho que restaurar, mucho que sanar, y que para superar los retos urgentes que enfrenta el país se requiere unidad. Declaró: tenemos que poner fin a esta guerra incivilizada, e invitó a “unirse en la historia estadounidense… de decencia y dignidad… de democracia y esperanza (…) Este es nuestro momento histórico de crisis y desafío, y la unidad es el camino hacia adelante”.

“Hoy celebramos triunfo de la causa de la democracia, la voluntad del pueblo ha sido escuchada”, afirmó, agregando en referencia al insólito asalto al Capitolio. “La democracia es frágil, pero ha prevalecido. Aquí estamos parados hoy, sólo días después de que una turba pensó que podría usar la violencia para silenciar la voluntad del pueblo, detener el trabajo de nuestra democracia y expulsarnos de este lugar sagrado. Eso no ocurrió, no ocurrirá nunca”, dijo, enfáticamente.

Declaró que un grito por la justicia racial, que se ha creado a lo largo de 400 años, nos mueve y proclamó: se derrotarán la supremacía blanca y el terrorismo doméstico. A la vez, indicó que el grito de sobrevivencia proviene del planeta mismo, uno que no podría ser más desesperado o más claro.

Los primeros anuncios

Joe Biden en su discurso de asunción.Biden propuso una reforma migratoria para ofrecer un camino de ocho años a la legalización y la ciudadanía a unos 11 millones de indocumentados –casi la mitad de ellos mexicanos-, y procedió a desmantelar de inmediato algunas de las medidas antimigrantes de Trump, entre ellas frenar la construcción del muro fronterizo.

Para los 645 mil beneficiarios del programa DACA (la mayoría, mexicanos), conocidos como dreamers, los jornaleros agrícolas que cumplan con ciertos requisitos y los más de 400 mil migrantes que viven en Estados Unidos con Estatus de Protección Temporal (TPS) podrán solicitar las green cards de inmediato, y tres años después de obtenerlas tendrán derecho a pedir la ciudadanía si cumplen con ciertos requisitos.

La propuesta prevé la ampliación del sistema de procesamiento de casos de asilo y refugiados, que incluye mejorar los tribunales de inmigración, privilegia la prioridad de mantener unidas a las familias migrantes y no se contemplan nuevas medidas extremas de control migratorio como en propuestas anteriores, señalaron promotores de derechos de los migrantes.

La iniciativa también busca abordar las causas de raíz de la migración promoviendo mayor desarrollo económico en algunos países del hemisferio occidental.Más aún, por primera vez el proyecto de ley cambia el término “alien” (extranjero) por no ciudadano en las leyes, en reconocimiento al hecho de que EEUU es nación de inmigrantes. La reforma legislativa propuesta, de aprobarse, sería la más grande del sistema de migración desde la administración del republicano Ronald Reagan en los 80.

Expertos y legisladores pronostican que será igualmente difícil aprobar esta iniciativa sin varios cambios, ante la oposición de republicanos a este tipo de propuestas en el pasado, algunos de los cuales ya han calificado la iniciativa actual de amnistía masiva para quienes han violado leyes migratorias.

Revertir órdenes de Trump                       

Biden firmó, ente otras, la orden del mandato de usar mascarillas y mantener la distancia social en edificios públicos, así como el regreso al Acuerdo de París contra el cambio climático.

Mientras se inicia el debate sobre el proyecto de ley, el gobierno de Biden está procediendo de inmediato con disposiciones que no requieren de la aprobación legislativa para transformar la política migratoria. Ya que muchas de las medidas antimigrantes de Trump fueron implementadas a través de órdenes ejecutivas o procesos administrativos, Biden empezó ayer a emitir las primeras órdenes ejecutivas para revertir las de su antecesor.

Este miércoles emitió órdenes para revertir la prohibición de viajes desde países musulmanes impulsada por Trump, para preservar y consolidar protecciones contra la deportación de los llamados dreamers, anuló la orden de Trump de esfuerzos agresivos para ubicar y deportar a indocumentados y frenó la construcción del muro fronterizo para evaluar su futuro.

La cuenta regresiva

Deb Haaland,  Xavier Berrera y LLoyd Austin.
Ministros católicos: Deb Haaland (Interior), Xavier Becerra (Salud), Lloyd Austin (Defensa)

Comenzó la cuenta regresiva para Joe Biden y ahora deberá cumplir con los cambios prometidos. “Por lo menos se empezó la labor de lavar la mancha fascistoide de los últimos cuatro años”, señala el analista David Brooks..

Biden nominó un gabinete ministerial muy diverso, en el que menos de la mitad de ellos son blancos, hay cuatro latinos, seis afroamericanos, tres asiático-americanos, y paridad de género. Poco común ha sido en la historia estadounidense la supremacía de funcionarias y funcionarios que se autoperciben como fieles católicos, al igual que el presidente, segundo católico que llega a la Casa Blanca después de John Kennedy.

Trump, cuatro años atrás obtuvo la presidencia con el respaldo del voto evangélico blanco y luego convocó al gabinete a muchos representantes de esa comunidad. Este grupo religioso no aparece representado ahora en el gabinete de Biden, donde la vicepresidenta Kamala Harris y la Secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, Marcia Fudge, son bautistas.

Como lo otean en Europa

Los cuatro años del mandato de Donald Trump fueron un suplicio para los países miembros de la Unión Europea, e incluso a mediados de su mandato no veía ninguna posibilidad de entendimiento con la administración saliente, e inició una suerte de proceso de ruptura, de alejamiento real y simbólico.

Lo cirto es que la llegada de Joe Biden no cambia por ahora esa dinámica, ya que el  “lazo transatlántico” se ha roto tras el vergonzoso episodio de la invasión del Capitolio alentada por Trump, que precipitó a Europa a un vacío de incomprensión y terminó de derribar la imagen de democracia ejemplar de que gozaba Estados Unidos.. A partir del 6 de enero, la Unión Europea descubrió otra dimensión insospechada de la democracia de los Estados Unidos: su vulnerabilidad.

La sucesora

Los ojos de muchos analistas quedaron atrapados en la figura de Kamala Harris, la vicepresidenta de 56 años, de raíces jamaiquina y asiática, que cocina bien y habla francés,  y posible sucesora de Joe Biden, un anciano de 78 años, un autocalificado “candidato de transición ” que se espera que termine su mandato de cuatro años.  Hace más de un siglo que el movimiento sufragista ganó el derecho al voto de las mujeres.

Antes de ser nominada, Kamala Harris, se convirtió en la primera afronorteamericana en convertirse en fiscal del distrito de San Francisco. Ya luego, tras dos mandatos, ser la primera mujer en detentar el cargo de fiscal general de California; y en 2016, ser la segunda mujer negra en ser electa senadora en la historia de los Estados Unidos

Cuando en septiembre de 2019 la activista medioambiental Greta Thunberg dio su crítico discurso en la ONU, Donald Trump se burló de ella en su cuenta de Twitter. “Parece una niña muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. Qué lindo ver eso”, posteó. Ayer, la joven le devolvió la gentileza. Thunberg despidió a Trump con una foto del expresidente subiendo al avión que lo sacó de la Casa Blanca y lo acompañó con el texto: “Parece un anciano muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. Qué lindo ver eso”.

*Economista del Observatorio de Estudios Macroeconómicos (Nueva York), Analista de temas de EEUU y Europa, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)