Tras los 2.33 minutos de Bolsonaro, el jueves comienza la transición en Brasil

105

Juraima Almeida

En un pronunciamiento en su residencia oficial, el presidente de Brasil y tras más de dos días de silencio, Jair Bolsonaro se abstuvo de hacer alusión al resultado de las elecciones del domingo pasado, no reconoció su derrota, no cantó victoria, ni tampoco tuvo el gesto democrático de felicitar a Lula, ya proclamado como presidente electo.

Tras la declaración de Bolsonaro, el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien es responsable en el Gobierno por el proceso de transición, sí se refirió a Lula como “presidente electo” y dijo que el jueves comenzará el proceso de transición con el equipo del “presidente Lula”.

Bolsonaro focalizó su mensaje a sus votantes. Dijo que fue “una elección injusta”. Quiero comenzar agradeciendo a los 50 millones que me votaron el último 30 de octubre. Los actuales movimientos populares son fruto de la indignación y el resentimiento de injusticia de cómo ocurrió el proceso electoral”, señaló desde la residencia oficial del Palacio de la Alvorada, en Brasilia.

“Nuestra representación en el Congreso da muestra de nuestra fuerza. Dios, patria y familia. Nuestros sueños siguen más vivos que nunca”, agregó.

“Siempre fui rotulado de antidemocrático, pero siempre jugué dentro de la Constitución”, manifestó el mandatario en un mensaje leído ante la prensa. Dijo: “Seguiré cumpliendo todos los mandatos de la constitución“, en lo que fue el pasaje de su intervención más parecido a la aceptación de la derrota del domingo en el balotaje presidencial, que nunca hizo explícitamente.

El aún presidente, dijo que la derecha ha surgido realmente en Brasil y se autocalificó como “líder de la derecha”. Sin ponerse colorado, dijo que “nunca he hablado de controlar o censurar los medios de comunicación o las redes sociales”.

En cuanto a los cortes de rutas, no tuvo una postura clara. Bolsonaro no condenó las protestas que están causando caos en más de 200 carreteras del país, pero pidió que sean “pacíficas”, y afirmó que obedecen a “la indignación” que han provocado los comicios.”Las manifestaciones pacíficas siempre son bienvenidas, pero no pueden perjudicar a la población”, afirmó.

Grupos de manifestantes bolsonaristas protagonizan desde entonces una ola de bloqueo de rutas en más de 23 estados brasileños y el Distrito Federal para pedir la impugnación de los resultados de las elecciones del domingo. Bolsonaro no reconoció su derrota, con la intención de dejar abierta la puerta para que sus seguidores continúen con manifestaciones pacíficas” en las puertas de los cuarteles, instigando a un golpe.

No es de extrañar el ambiente de caos y desorden que promueven los empresarios y otros agentes fanático/lunáticos bolsonaristas. Anarquizar el proceso electoral con violencia y alboroto siempre ha estado en el horizonte bolsonarista. La horda está inspirada en el ataque terrorista estadounidense de extrema derecha contra el Congreso de Estados Unidos [Capitolio], señala el analista Jeferson Miola.La policía usa balas de goma y gases para desbloquear las rutas cortadas en Brasil

En su breve alocución, Bolsonaro intentó desvincularse de los desórdenes, pero no los condenó ni reconoció la legitimidad de la victoria de Lula. Los camioneros alegan que hubo “fraude” en las presidenciales, postura que propagandizó Bolsonaro antes de la celebración de los comicios, pues considera, sin pruebas, que el sistema electrónico de votación propicia las “trampas” y está “obsoleto” y “anticuado.

Un juez de la corte suprema determinó la noche del lunes la “inmediata desobstrucción de las rutas y vías públicas”, informó el Supremo Tribunal Federal en un comunicado.Y ordenó que la Policía Federal tome “todas las medidas” necesarias para liberar los caminos, bajo pena de imponer una multa a su director general, o de que sea preso por “desobediencia”. En la decisión se acusa a la policía de caminos de “omisión e inercia”

Las fuerzas de seguridad comenzaron hoy a desbloquear las rutas, en algunos casos con balas de goma y gases lacrimógenos, después de que la Justicia avalara dichos procedimientos y los gobernadores de muchos de los estados afectados dieran la orden de enviar a la policía a liberar los caminos.

Planalto avalia situação de Ciro Nogueira após 'escolas fake' - CartaCapitalTras la breve alocución de dos minutos y 33 segundos de Bolsonaro, en la cual no contestó a los requerimientos de la prensa y se retiró rápidamente, fue aplaudido por los asistentes de su entorno y cuestionado por decenas de periodistas que intentaban formular preguntas. Bolsonaro ni miró a la prensa y volvió al interior del palacio en silencio.

En tanto, su ministro de la Casa Civil, Ciro Nogueira, tomó a continuación la palabra y fue el encargado de aclarar que el jueves comenzará la transición con el equipo del “presidente Lula” da Silva, quien resultó ganador de la segunda vuelta de las elecciones del domingo, por 50,9% a 49,10%.

* Investigadora brasileña, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la