Semana clave para Leopoldo López: la fiscalía pidió catorce años de prisión

21
El Ministerio Público de Venezuela ratificó la acusación contra Leopoldo López por los delitos de incendio y daños en calidad de determinador, instigación y asociación para delinquir, por el ataque a la sede de la fiscalía en Caracas, hecho que en febrero del año pasado abrieron meses de protestas violentas de la oposición, que dejaron 43 muertos (la mayoría partidarios del chavismo) y decenas de heridos graves.
Los fiscales Narda Sanabria y Franklyn Nieves pidieron que el dirigente de oposición, detenido en el penal militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, sea condenado por la juez 28ª de juicio, Susana Barreiro. La aspiración de la Fiscalía implica una condena de hasta 14 años de cárcel. De acuerdo con las reglas del Código Orgánico Procesal Penal, a la sanción correspondiente al delito de mayor entidad (en este caso asociación para delinquir, que según el artículo 37 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento del Terrorismo merece hasta diez años de prisión) se le suma la mitad de las penas establecidas para el resto de los delitos
Los fiscales presentaron ayer sus conclusiones. Durante casi tres horas refirieron los hechos previos a la marcha del 12 de febrero de 2014 y los mensajes difundidos por López a través de Twitter.  La fiscal Sanabria relató los llamados a la protesta desde el 23 de enero y la manifestación que llegó hasta el Ministerio Público. Hizo hincapié en los 43 fallecidos y los más de 800 heridos durante las protestas, así como la instalación de guarimbas en varias regiones. Pidió condenar a López, cuyo liderazgo reconoció, pero ejercido a través de “medios convencionales y alternativos”, y a los estudiantes.
Le siguió el fiscal Nieves, que calificó de insidioso el discurso de López. Aseveró que aunque no se reflejó de forma expresa, las palabras del dirigente opositor “entre líneas” implicaban un llamado a la violencia. Aseguró que el ataque al Ministerio Público y los grafitis contra la fiscal Luisa Ortega Díaz eran el principio de las agresiones al gobierno.
Durante la audiencia un Leopoldo López pensativo estuvo tomando notas y a ratos con las manos cruzadas en actitud de oración. A Christian Holdack y Marcos Coello les fue ratificada la acusación penal por instigación pública, agavillamiento, incendio y daños. A  Demián Martín y a Ángel González se les pide condena por los delitos de instigación pública y agavillamiento. Sin embargo, pasaron a juicio por el primero de estos delitos.
Luego de las conclusiones de la Fiscalía la defensa privada inició la presentación de sus alegatos y réplicas. Se prevé que para finales de esta semana Leopoldo López y los estudiantes conozcan su sentencia.

Tintori con Kerry

Mientras tanto la esposa de López, Lilian Tintori reforzó su campaña internacional por la libertad de su marido y contra el gobierno de Nicolás Maduro. Publicó en su cuenta de Twitter “Seguimos llevando a todas partes del mundo la verdad de nuestros presos políticos y la defensa de los Derechos Humanos de los venezolanos”, junto a una fotografía con el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.

Tintori aseguró que el jefe de la diplomacia estadounidense le expresó su preocupación por la «criminalización de la disidencia» en el país.