Sanchez Cerén, el candidato que nadó contra sí mismo

39

Sánchez Cerén inició su carrera como candidato con niveles de aceptación negativos. Desde que fue oficializado comenzó un lento crecimiento de su popularidad hasta casi alcanzar los del FMLN.

nadar-cerenContrapunto

En agosto de 2012 Salvador Sánchez Cerén era una de las figuras peor evaluadas según la Prensa Gráfica. El mejor era Norman Quijano, quien seis meses antes había ganado su segundo periodo como alcalde de San Salvador y estaba en una burbuja de popularidad que le ayudó a subir al pedestal de candidato a la presidencia de su partido, el derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). La candidatura del exministro de Educación fue decidida en abril aunque la aceptación de su imagen no era favorable. Su partido, el FMLN, sí estaba consolidado y ostentaba una sólida simpatía.

El 4 de septiembre el rotativo publicó una evaluación de 19 figuras políticas en una escala de 0 a 100. Quijano aparecía con un saldo de 62.4; el presidente Mauricio Funes, 50.0; Óscar Ortiz, 45.3; Elías Antonio Saca, 31.7… y en último lugar, Sánchez Cerén con -3.8. Pero había más: el vicepresidente era el tercero cuando se le medía junto al alcalde de San Salvador y al expresidente en temas como honestidad, capacidad y solidaridad.

En diciembre del mismo año Quijano seguía firme aunque su popularidad ya empezaba a sufrir una caída libre gracias a dos factores: los desalojos violentos de los vendedores informales del Centro Capitalino y la percepción que es una persona prepotente. De los 1,200 encuestados por el medio de prensa conservador, un 45 por ciento le recriminaba haber ordenado al Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) haber vapuleado a los comerciantes. “Independientemente de si generó costos o réditos políticos, la ciudadanía lo necesita”, dijo a la prensa el 2 del mismo mes. Sánchez Cerén, sin embargo, no mejoró su imagen, solo aumentó levemente las opiniones positivas a su favor para ponerlas en los mismos porcentajes que las negativas, es decir, un empate. Le favorecía su gestión en el Ministerio de Educación, humildad y preocupación por los pobres. Le afectaba su pasado como comandante de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), una de las cinco organizaciones que integró el FMLN.

La paradojatambién la midió el Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA (IUDOP) resumida en la opinión de la directora, Jeannette Aguilar: “El candidato resta al partido; el partido se posiciona mejor cuando se consulta directamente por el partido, pero estas simpatías partidarias se ven reducidas cuando están referidas al candidato”. Cuando la institución preguntaba a sus 1,286 encuestados quién era el mejor candidato para presidente, Cerén aparecía casi diez puntos abajo de Quijano. Aunque en ese momento era “quizá demasiado pronto para adelantar resultados electorales”.

En marzo de 2013 Cerén estaba estancado: ni mejoraba ni empeoraba. En junio se empezaba a notar un crecimiento lento de apenas 2 puntos porcentuales de su imagen positiva aunque la negativa seguía igual. Entre estos dos meses la imagen de Quijano se deterioró a consecuencias de las disputas internas en el principal partido de oposicióncomo la salidaen un ambiente tenso del excanciller, Francisco Laínez – ahora candidato a la vicepresidencia con Saca -. Estaban sufriendo lo que les había augurado el exministro de Hacienda, Luis Enrique Hinds: la popularidad del alcalde erauna burbujaque pronto les iba a estallar. “Ya no pueden ganar las elecciones presidenciales con cualquier candidato”.

A Cerén septiembre le llegó con las mismas noticias de los meses anteriores sobre la evaluación de su imagen; Quijano, sin embargo, había caído, en un año, trece puntos según la medición de LPG.

Enero de 2014, sí le ha traído una buena noticia al candidato efemelenista: ha alcanzado el porcentaje más alto de aceptación desde que fue proclamado candidato con 44 puntos porcentuales en una muestra representativa de 1,499. Desde mayo de 2012 hasta la fecha, el candidato ha subido casi seis puntos; su principal adversario, en igual periodo de tiempo, ha bajado once puntos.

Fuente: http://www.contrapunto.com.sv/politica/el-candidato-que-nado-contra-si-mismo