Rechazo mundial a las declaraciones de Netanyahu

14

Niko Schvartz – Barómetro Internacional

Un rechazo general en el mundo y desde los más diversos sectores de opinión han generado las recientes declaraciones del primer ministro israelí Benyamin Netanyahu, que tienden a minimizar el papel de Hitler en el holocausto de seis millones de judíos y a transferir la responsabilidad principal sobre el muftí de Jerusalén, Amin al- Hussein.

La primera en rechazar de plano la versión de Netanyahu fue la canciller alemana Angela Merkel, quien el pasado 21 de octubre, en una rueda de prensa conjunta que siguió a su encuentro en Berlín con el propio Netanyahu, aseveró que Alemania está convencida de la responsabilidad del régimen nacionalsocialista en el exterminio de los judíos y “por eso no vemos ninguna razón para cambiar nuestra visión sobre la historia y, especialmente, sobre esta cuestión”. Agregó que será preciso explicar una y otra vez a las generaciones futuras” a través de la educación escolar, la responsabilidad alemana en el genocidio judío, reiterando que “asumimos la responsabilidad alemana en el holocausto”.

Como se ha divulgado profusamente en estos días, en su intervención del 20 de octubre ante la Conferencia del Congreso Sionista en Jerusalén, Netanyahu expuso su particular versión de cómo se le ocurrió a Hitler exterminar a los judíos. Según el primer ministro israelí, en la reunión del líder nazi con el muftí de Jerusalén el 28 de noviembre de 1941, Amin al-Hussein le dijo a Hitler que no expulsara a los judíos “porque entonces llegarían a Jerusalén”. El líder nazi preguntó entonces: “¿Qué hago con ellos” y la respuesta fue “Quémalos”.

En su propio país, las reacciones adversas a la versión de Netanyahu fueron inmediatas, profundas y abarcaron buena parte del espectro político. El líder del partido opositor Unión Sionista, Isaac Herzog, reclamó que el primer ministro se retracte ipso facto. ”Es una distorsión peligrosa de la historia –expresó- y exijo que Netanyahu inmediatamente retire sus palabras, ya que están minimizando la magnitud del Holocausto, todo el mal que Hitler hizo a nuestro pueblo en la terrible catástrofe”.

Recordó, además, que Hitler escribió su libro “Mein Kampf” en 1939, dos años antes del encuentro con el muftí, y que había hablado antes de la solución final. Concluyó que Hitler no necesitaba de Hussein para que le ordenara el asesinato de los judíos sólo porque eran judíos.

Asimismo, el ministro de Defensa de Israel, Moshé Yalon, controvirtió la opinión del primer ministro, declarando que “por supuesto Amin al-Hussein no inventó la solución final a la cuestión judía”, ya que “la historia demuestra claramente que la inició Hitler”. Del mismo modo, la líder del partido Meretz, Zeheva Galon,, señaló irónicamente que “los 33.771 judíos que fueron asesinados en Babi Yar en setiembre de 1941, dos meses antes del encuentro entre el muftí y Hitler, deberían ser exhumados y puestos al día de que los nazis no pretendían destruirlos”.

El director del Instituto Internacional de Investigaciones sobre el Holocausto en la Universidad de Bar Ilan, profesor Dan Michman, expresó que Hitler se reunió con el muftí después que la Solución Final ya había comenzado. Informó que el muftí fue buscado durante los juicios de Nuremberg, pero no compareció. En el mismo plano, la historiadora principal de Yad Vashem – Museo del Holocausto, profesora Dina Porat, sostuvo que”no se puede decir que fuera el muftí quien le dio a Hitler la idea de matar o quemar a los judías. “Eso no es cierto. El encuentro se produjo después de una serie de eventos que apuntan a eso”. El profesor Meir Litvak, del departamento de Historia de Oriente Medio de la Universidad de Tel Aviv, señaló que Huseeini “era una persona abominable, pero eso no debe minimizar la magnitud de la culpa de Hitler”.

En el otro campo, el líder de la lista Árabe Unida, Ayman Odesh, acusó a Netanyahu de estar “reescribiendo la historia para incitar contra los palestinos”.

Es muy importante la opinión de la Autoridad Nacional Palestina. El jefe negociador y dirigente de la OLP, Saab Erekat, consideró las declaraciones de Netanyahu como “moralmente indefendibles e incendiarias”. Expresó que “el líder del gobierno israelí odia a su vecino palestino tanto que está dispuesto a absolver al más notorio criminal de guerra de la historia, Adolf Hitler, del asesinato de seis millones de judíos durante el Holocausto”.

Abbas: atrocidades israelíes contra losorrespondió al líder palestino Mahmud Abbas evocar la esencia de la cuestión, y lo hizo en una conferencia de prensa conjunta con el secretario general de la ONU, Ban ki-moon, en Cisjordania. Señaló que Netanyahu busca eludir sus responsabilidades respecto a las atrocidades israelíes contra los palestinos. En sus palabras: “En realidad, Netanyahu buscó eximir a Hitler acusando a Amin al-Husseini del crimen contra los judíos. Todos los judíos en el mundo deben ser conscientes de los intentos de Netanyahu de distorsionar la historia”. Abbas llamó a la comunidad internacional a hacer causa común con los palestinos ante los actos brutales del régimen israelí, incluida la destrucción de viviendas y otros atentados. Expresó: “Queremos defender a nuestra nación ante los crímenes de la ocupación, la construcción de los asentamientos y el terrorismo desatado por los colonos. Israel practica la política del castigo colectivo”. Abbas sostiene que la situación actual en los territorios palestinos ocupados es el resultado de la desesperación de los jóvenes palestinos ante la continuación de la ocupación. Puntualizó que “Netanyahu ha firmado acuerdos bilaterales con nosotros, pero ahora están violándolos” y expresó su convicción de que Palestina se convertirá pronto en un Estado de pleno derecho en la Organización de las Naciones Unidas.

Precisamente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó en esta instancia que comprende la ira que sienten los palestinos ante la ocupación israelí de sus territorios.

Los cables que dan cuenta de estos hechos señalan que las tensiones entre los israelíes y los palestinos arrojaron en los últimos días un saldo trágico de al menos 53 palestinos muertos, y que las tensiones se exacerbaron tras una nueva serie de profanaciones en la mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén.

Estos hechos también fueron denunciados por el embajador. Riyad Manzour, delegado observador permanente del estado de Palestina ante la ONU, en mensaje elevado a la Asamblea General del organismo internacional el pasado 12 de octubre. Allí se encuentra una información detallada, con todos los nombres, de las víctimas palestinas de los ataques israelíes, particularmente en los tres días previos a la reunión (10, 11 y 12 de octubre). Allí se hace alusión a “los crímenes cometidos por Israel, la potencia ocupante, contra los palestinos” y se señala que “por todos estos crímenes de guerra, actos de terrorismo de Estado y violaciones sistemáticas de los derechos humanos cometidos contra el pueblo palestino, Israel debe ser enjuiciado y los culpables deben ser llevados ante la justicia”.

Todo esto se suma a las agresiones permanentes de Israel, a los ataques concentrados a la franja de Gaza en 2008 y 2009 con 1.400 muertos, al bloqueo sistemático a los territorios palestinos, a los ataques en alta mar a los barcos que traían ayuda solidaria a los palestinos, a la construcción del muro de la vergüenza que sigue en pie, robando territorios a los palestinos.

Incluso el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, reunido con Netanyahu el jueves pasado en Berlín, le solicitó que ponga fin a las acciones de violencia en la región y el cese de las incitaciones en ese sentido. ”Es absolutamente crucial –expresó- poner fin a todas las incitaciones, a toda la violencia, y hallar una vía que permita construir un proceso de paz”. La primera respuesta de Netanyahu fue declarar que Israel no está haciendo uso excesivo de la fuerza. Nada de eso. En Israel se han realizado manifestaciones en rechazo abierto a la política belicista de Netanyahu. Asimismo, se ha realizado un gran tuitazo mundial en apoyo a la causa palestina. Mientras, la tensión sigue en la conflictiva región, sin avizorarse una perspectiva inmediata de solución,

[email protected]