¿Qué informar?

23

Luis Britto García | 

Divulgar que, por el exceso de oferta mundial, el precio del barril de petróleo venezolano se ha desplomado de $100 a unos $23, mientras que producirlo cuesta unos $18.

Informar que el monopolio de la producción global de alimentos ha provocado un aumento brutal del precio de la comida.

Explicar que estos cambios no son culpa del gobierno venezolano, sino de megacorporaciones enemigas que rigen la economía capitalista.

Exponer que la derecha solo tuvo un incremento de 4,22% en su votación y que, por falta de un sistema de representación proporcional, habiendo obtenido solo 56,2% de los votos le correspondió 67% de las curules.

Detallar el enorme esfuerzo que realiza el gobierno para que estén disponibles para el pueblo a precios subsidiados combustible, alimentos y medicinas que a precios de mercado neoliberal serían incosteables.

Publicar las medidas adoptadas contra comerciantes que acaparan productos y los venden a precios especulativos o hacen contrabando de extracción, contra funcionarios que otorgaron dólares preferenciales a empresas de maletín, contra los bachaqueros y sus cómplices.

Exponer las mejoras sociales, económicas, asistenciales, educativas y culturales logradas para el pueblo venezolano.

Refrescar la memoria sobre la crisis en la cual los banqueros robaron la mitad del circulante del país, sobre la eliminación de las prestaciones sociales y sobre los operativos que detenían barrios completos para verificar si tenían antecedentes penales.

Demostrar que privatización de las industrias estratégicas es igual a oleada de despidos y pérdida de la soberanía.

Dejar de creer que figuración mediática sustituye trabajo político.

Evitar copiar las interrupciones, la chabacanería.

No resucitar cadáveres insepultos de la oposición convirtiendo sus necedades en noticias.

Utilizar a plenitud el incomparable y mayoritario equipo de intelectuales y artistas revolucionarios.

Suspender el suicidio de ir inhabilitando a los mejores comunicadores progresistas.