Presidente egipcio descarta renuncia y defiende su gestión

42

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, considera que ha cumplido varias promesas y otras no, por la corrupción del gobierno anterior, pero desestimó que vaya a renunciar presionado por la oposición, según declaraciones que circulan hoy.

Prensa Latina

Sobre los frecuentes cortes de electricidad que sufren esta capital y otras regiones explicó que se deben a la falta de combustible ya que la administración anterior «creó un extraño sistema según el cual exportábamos gas barato y lo importábamos a un precio tres veces superior».

Egipto provocó las iras de Israel y de los grupos de presión sionistas en Estados Unidos el año pasado cuando abrogó un acuerdo de provisión de gas a ese país a precios inferiores a los del mercado del cual se beneficiaron altos funcionarios, entre ellos un ex ministro, ahora fugitivo de la justicia.

Sin embargo, ratificó la decisión de su gobierno de atenerse a los acuerdos de paz de Camp David, criticados por varios sectores políticos y sociales aquí, que lo consideran lesivo a la soberanía nacional y una contradicción con el papel histórico egipcio en defensa de los derechos inalienables palestinos a un Estado independiente.

Cumpliremos los tratados (con Israel), pero nos mantendremos vigilantes y no permitiremos ninguna violación, dijo el mandatario en una entrevista con el cotidiano oficial Al Ahram vísperas del primer año de su mandato, que se cumple el próximo día 30.

Interrogado sobre una campaña en curso para reunir 15 millones de firmas y solicitar su renuncia, aseguró que es «farisaica e ilegítima» y aunque estableció que respeta el derecho a la libre expresión, no permitirá actos de vandalismo.

Medios opositores han convocado a protestas multitudinarias el próximo 30 de junio para obligar al mandatario a renunciar y convocar elecciones adelantadas.