Organizaciones políticas y sociales de Chile piden mar para Bolivia en Foro de Sao Paulo

29

ULAN

“Reunidos en la ciudad de La Paz, con motivo del XX Encuentro del Foro de Sao Paulo los partidos y movimientos de Chile suscribimos esta declaración. Pensamos que el diálogo ente nuestros pueblos y también entre los gobiernos debe ser retomado en lo inmediatos por sobre las vías jurídicas. No es recusando o negando el diálogo en torno a la demanda marítima de Bolivia que se podrá avanzar”, reseña el documento.

La Declaración de Apoyo a la demanda marítima de Bolivia fue aprobada por representantes del Partido Humanista de Chile, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), el Movimiento del Socialismo Allendista y el Partido de Igualdad.

El secretario de Relaciones Exteriores del Partido Humanista de Chile, Joaquín Arudengo, manifestó también su “respaldo al proceso de cambio social”, encabezado por el presidente Evo Morales, que se vive en Bolivia.

Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Igualdad de Chile, Roberto Stirling, señaló que el tema de la demanda marítima boliviana “debe empezar porque Bolivia nació con mar”, es decir que se debe basar en la historia para buscar una solución “proactiva para este tema”.

Al respecto, el presidente del Movimiento del Socialismo Allendista de Chille, Esteban Silva Cuadra, dijo que “es necesario retomar el diálogo entre nuestros pueblos, (porque) no es posible que en pleno siglo XXI, en el contexto que estamos de integración de los pueblos Chile siga dándole la espalda, las autoridades porque no es el pueblo, a la demanda marítima boliviana”.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de playa y 120.000 kilómetros de territorio.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y en 2013 llevó el diferendo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

En la actualidad, el país está a la espera de una respuesta de la Corte Internacional sobre el recurso de incompetencia que presentó Chile.