OMS estima que la COVID-19 acumula 3 veces más que los decesos reportados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el número real de muertes por coronavirus es dos o tres veces superior a los 3,4 millones de decesos notificados hasta ahora, un dato relevante en su informe sobre Estadísticas Sanitarias Mundiales, publicado este viernes 21.

248

IPS | 

Es decir, las cifras reales de fallecidos podrían estar entre los seis, ocho o hasta 10 millones de personas.

Una base para ese cálculo es que al 31 de diciembre de 2020 las estimaciones preliminares sugirieron que el número total de muertes mundiales atribuibles a la pandemia el año pasado fue de al menos tres millones, lo que representa 1,2 millones de muertes más que los 1,8 millones entonces notificados oficialmente.

El informe recuerda que el coronavirus afecta de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables, y corren mayor riesgo de contraerlo quienes viven en entornos superpoblados.

Además, apunta que la falta de desglose de los datos favorece la desigualdad de los resultados sanitarios, ya que solo 51 por ciento de los países incluyen datos desglosados en sus informes estadísticos nacionales.

“El rápido despliegue de las vacunas contra la covid-19 es un triunfo de la ciencia. Pero su distribución desigual es un fracaso para la humanidad”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Así, con 90 por ciento de países que reportan interrupciones en los servicios de salud esenciales, y tres por ciento de hogares que ya en 2015 gastaron más de 25 por ciento de su presupuesto en atención sanitaria, la cobertura de salud universal corre mayor riesgo de quedarse rezagada.

La OMS subrayó que la pandemia supone una importante amenaza para la salud y el bienestar de la población a nivel mundial y obstaculiza los avances para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

La pandemia “está lejos de terminar”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y observó que “solo ayer (jueves 20) más de 13 000 personas de todo el mundo perdieron la vida a causa de la covid-19, nueve cada minuto. Hoy la cifra será similar. Y mañana, y al día siguiente”.

De acuerdo con estadísticas de la universidad estadounidense Johns Hopkins, se han reportado 166 260 000 casos de covid en el mundo, con más de 3 452 000 decesos.

Tedros dijo que “el rápido despliegue de las vacunas contra la covid-19 es un triunfo de la ciencia. Pero su distribución desigual es un fracaso para la humanidad”.

Casi 90 por ciento de todas las vacunas administradas en el mundo se han aplicado en países del Grupo de los 20 (industrializados y emergentes) y “para acabar con la pandemia todo el mundo ha de tener las herramientas para detenerla”, dijo Tedros..

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, sumó su voz y dijo “seamos claros, estamos en guerra con el virus. Tenemos que tratar nuestras armas con reglas de economía de guerra, y todavía no estamos ahí”.

Añadió que “a estas alturas, Covax debería haber entregado 170 millones de dosis en todo el mundo. Pero debido al nacionalismo de las vacunas, a la limitada capacidad de producción y a la falta de financiación, esa cifra es de sólo 65 millones”.

Covax es una alianza de agencias de las Naciones Unidas, gobiernos, oenegés, fundaciones y empresas para tratar de que este año cada país reciba y aplique vacunas suficientes para inmunizar al menos a 20 por ciento de su población.

El informe de estadísticas trajo datos positivos, como que la esperanza de vida al nacer aumentó en el mundo, de 66,8 años como promedio en el 2000, a 73,3 años en 2019, inmediatamente antes de la pandemia.

Los mayores avances se consiguen en los países de bajos ingresos, debido a la rápida reducción de la mortalidad infantil y de las enfermedades transmisibles.

También se redujo mundialmente en 33 por ciento el consumo de tabaco, aunque en la otra acera aumenta la obesidad en adultos, con registros de hasta una cuarta parte de la población de los países de ingresos altos en 2016.

Aunque las enfermedades no transmisibles representaron siete de las 10 causas de muerte en el mundo en 2019, con millones de fallecidos, especialmente en áreas con menos recursos, los decesos por esta causa también disminuyeron, dijo Tedros.

Finalmente, el responsable de la OMS destacó que se produce un descenso constante de la mortalidad debida a suicidios, homicidios, el envenenamiento no intencionado y las lesiones por accidentes de tráfico, aunque muchas más de estas muertes, un mayor riesgo para los hombres que para las mujeres, aún pueden prevenirse.