Mercosur: Luz verde para Venezuela en Paraguay

26

La Cámara de Senadores de Paraguay aprobó ayer por 29 votos a favor, 10 en contra, 1 abstención y 5 ausencias el Protocolo de Adhesión de Venezuela al Mercosur. Ahora el documento pasa a consideración de la Cámara de Diputados, para su sanción definitiva.

par senadores vzlaAllí hoy podría debatirse además si finalmente se levanta la declaración de persona no grata contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que también fue aprobada por los senadores. Durante el debate de unas tres horas se escucharon en el Senado los argumentos a favor y en contra y la oposición expuso sus dudas y algunos cuestionamientos respecto de las razones que llevaron al ahora gobernante Partido Colorado a cambiar de posición.

De este modo, el Senado de Paraguay allanó el camino para terminar con el intríngulis jurídico que vive el Mercosur. La votación estuvo precedida de un largo debate. “Los colorados se venían oponiendo sistemáticamente al ingreso de Venezuela al bloque regional, pero lo que cambió es que antes éramos oposición y ahora somos gobierno”, dijo el influyente senador colorado Juan Carlos Galaverna, quien también defendió el ingreso del país caribeño al señalar que esa medida tendía a “enriquecer el sueño del Mercosur”.

El veterano senador insistió en defender el viraje de su partido: “Ahora es un tiempo con condiciones diferentes, ya que antes querían evitar la instauración de un proyecto bolivariano en la región, bajo el liderazgo de Hugo Chávez”, se sinceró Galaverna sobre los planes del Partido Colorado en el pasado reciente. En cambio, el senador liberal Julio César Franco acusó al Partido Colorado de ceder ante “la triple alianza del siglo XXI”, en referencia a la guerra que a finales del siglo XIX enfrentó a Paraguay con Brasil, Argentina y Uruguay.

La senadora Emilia Alfaro, también liberal, se preguntó: “¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Qué hay para que se destruya nuestro actuar histórico basado en el derecho?”. Por su lado, el embajador paraguayo ante la Asociación Latinoamericana de Integración, Hugo Saguier Caballero, recordó que su país en ningún momento ha aceptado haber sido suspendido del Mercosur.

“Consideramos esa decisión antijurídica, antilegal, en contra de todos los principios y los acuerdos. Entonces Paraguay debe recuperar su espacio”, enfatizó. El senador Adolfo Ferreiro, de Avanza País, dijo que la aprobación del protocolo era algo que iba a llegar tarde o temprano. “No podemos seguir afuera del escenario continental y mundial. Era un problema de cultura política”, manifestó.

El ingreso de nuevos miembros plenos al Mercosur requiere la aprobación de los Congresos de los socios fundadores (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), pero durante los últimos tres años Paraguay rechazó durante tres años el ingreso de Venezuela con críticas al sistema democrático de ese país. Argentina, Brasil y Uruguay incorporaron a Venezuela, aprovechando que habían suspendido temporalmente a Paraguay del Mercosur a raíz del golpe institucional que se llevó adelante contra Fernando Lugo, lo que multiplicó los rechazos de los políticos paraguayos. Los estatutos del grupo disponen que el Poder Legislativo de todos los miembros debe aprobar la entrada de un nuevo socio.

Ahora, el presidente Horacio Cartes impulsa esta votación en el Parlamento convencido de la necesidad de su gobierno de recomponer las relaciones con la región y romper el aislamiento a que lo sometió el desplazamiento de Lugo.

El protocolo de adhesión de Venezuela fue firmado por Caracas en 2006 y aprobado más tarde por los Parlamentos de Uruguay, Argentina y Brasil. Paraguay no lo hizo, pese a que Lugo intentó impulsar su aprobación en varias ocasiones durante su mandato, antes de ser destituido y reemplazado por su vicepresidente, el liberal Federico Franco.

El Mercosur levantó su sanción a Paraguay el 15 de agosto con la asunción de Cartes quien, sin embargo, no anunció el regreso inmediato de su país como miembro pleno al bloque, sino que dijo que defendía la soberanía y la dignidad de Paraguay e insistía en que era necesario encontrar una salida jurídica al problema.

Su gobierno decidió entonces que no participaría de ninguna reunión del bloque hasta que Paraguay revisara todas las medidas que el Mercosur había aprobado durante su ausencia, incluida la admisión de Venezuela. El pasado jueves, Cartes envió al Congreso el protocolo de adhesión de Venezuela, cuya aprobación permitirá que Paraguay vuelva como miembro pleno al Mercosur y participe en las próximas negociaciones comerciales del grupo con la Unión Europea.