Mercosur llamó al inmediato cese de la violencia en Gaza

21

MARTÍN GRANOVSKY| El Mercosur llamó ayer al “inmediato cese de la violencia” en Medio Oriente, mientras el gobierno argentino informó que el presidente Mohamed Mursi pidió a Cristina Fernández de Kirchner su intervención para frenar la escalada entre Israel y “la facción palestina Hamas en la zona de Gaza”.

Página 12

Los miembros del Mercosur emitieron un documento en el marco de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz. Con Paraguay suspendido luego del golpe de Estado del Senado contra el presidente constitucional Fernando Lugo, los integrantes plenos en ejercicio son la Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.

El texto del bloque es cuidadoso en la atribución de responsabilidades. Por un lado, pide el cese de “la violencia”, lo cual parece una forma de dirigirse tanto a Israel como a Hamas. Por otro lado llama al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas “a asumir plenamente sus responsabilidades”. Este párrafo podría ser leído como una exhortación al cumplimiento de resoluciones de la ONU que obligan a Israel por ejemplo al regreso a fronteras anteriores.

“Los jefes y jefas de Estado del Mercosur expresan su más firme condena a la violencia que se desarrolla entre Israel y Palestina, que viene intensificándose en el transcurso de las últimas horas”, dijeron ayer en un comunicado.

En un tramo aparentemente dedicado a las dos partes también lamentaron “profundamente la pérdida de vidas humanas” y manifestaron “su preocupación por el uso desproporcionado de la fuerza”.

Los miembros del Mercosur no eludieron la mención del problema palestino. Reiteraron “su apoyo a la solicitud del Estado de Palestina de adquirir estatus de Miembro Observador de la Organización de Naciones Unidas”.

Las alusiones al carácter de observador en la ONU de Palestina por parte de otros Estados como los del Mercosur tienen un sentido de reconocimiento que va más allá de lo simbólico. A fines de noviembre Palestina hará su pedido formal. El estatus de observador como nación soberana permitiría eventualmente que los palestinos puedan sumarse a la Corte Penal Internacional y elevar demandas criminales contra oficiales y soldados israelíes. Es una iniciativa de la fuerza dominante en Palestina, Fatah, en pugna interna con Hamas.

Los Estados del Mercosur concluyeron enviando “un claro y sincero mensaje a Palestina y a Israel de que el camino para la superación de la presente crisis pasa por la diplomacia y el diálogo”.

El contexto del comunicado del Mercosur y de la conversación entre Mursi y Cristina Fernández de Kirchner es el recrudecimiento de la violencia en la región. Por primera vez fueron lanzados misiles sobre Jerusalén, mientras aumentaban los muertos en Gaza, en cifras notoriamente superiores a los muertos en Israel, días después de un incremento de los ataques de Hamas sobre territorio israelí y del asesinato de Ahmed al Yabari, jefe de la rama militar de Hamas por parte de las fuerzas operativas de Israel.

Mursi se comunicó con la Presidenta el mismo día en que el reelecto Barack Obama pidió al propio Mursi y al primer ministro turco que intercedieran ante Hamas para reducir la ofensiva del lado palestino.

El nuevo presidente egipcio, ex líder y todavía perteneciente a los Hermanos Musulmanes, se había reunido con Cristina dos meses atrás durante la Asamblea General de la ONU.

El gobierno argentino sigue con atención el tablero de Medio Oriente por su gravedad en sí misma y también porque está en medio de negociaciones con Irán tras el acuerdo al que llegaron los cancilleres de ambos países también en la Asamblea General. El diálogo con Irán apunta, en los objetivos argentinos, a conseguir que se presten a declarar ciudadanos iraníes buscados por Interpol en relación con su participación presunta en el atentado a la AMIA el 18 de julio de 1994.

La tensión entre Israel e Irán precedió a la escalada de violencia en los últimos días. Aunque esa tensión no cedió por la violencia, la escalada se produjo luego de las elecciones en los Estados Unidos, que dieron el triunfo a Obama por sobre el republicano Mitt Romney.