Maduro: «la operación culminó de manera exitosa»

19

Transcripción completa de las palabras del vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien anunció que tras seis horas de de trabajo, los médicos que operaron al presidente Hugo Chávez en La Habana, Cuba, concluyeron que la intervención quirúrgica fue «exitosa».

Buenas noches, queridos y queridas compatriotas, hermanos de nuestra patria, hermanos de nuestra América, queridos compatriotas y hermanos del mundo.

Hoy, 11 de diciembre, hemos vivido momentos de preocupación, momentos de acompañamiento, de oración con nuestro comandante Presidente, Hugo Chávez. Como toda Venezuela y el mundo saben, el día de hoy fue decidido por el equipo de médicos y expertos que dirigen el tratamiento del comandante Hugo Chávez, para hacer la intervención quirúrgica correctiva de la lesión que reincidió en el mismo lugar de las antiguas lesiones. Hoy podemos decir, hasta ahora y luego de haber pasado más de seis horas de esa operación, que ha concluido la operación.

El comandante Chávez, se encuentra ya en su habitación, iniciando los tratamientos especiales que el equipo de médicos, de expertos con asesoría de diversos médicos y expertos de nuestro país, de Cuba y de otras partes del mundo han iniciado para la etapa post-operatoria. Esta etapa post-operatoria va a durar varios días, iremos informando de acuerdo a la evolución diariamente la situación de nuestro comandante Presidente.

Queremos agradecer todo el amor, el puro amor, el más grande amor que la gente de bien de esta tierra venezolana ha dedicado con su oración, para que esta operación culminara correctamente y de manera exitosa. Ha sido una operación compleja.

Los médicos han estado en comunicación permanente con nosotros, hemos estado en comunicación permanente con sus familiares, tanto en Cuba como en Barinas, y aquí en Venezuela y hemos vivido momentos complejos de tensión. Pero afortunadamente, esa humanidad gigante de nuestro Comandante, otra vez demuestra su fortaleza.

Y la oración hermosa del amor puro, de la gente de bien también. Se encuentran en La Habana, Cuba acompañando al comandante Hugo Chávez, sus familiares, sus hijas, hijos, sus nietos, nietas; se encuentran del equipo político, del alto mando político, el compañero Diosdado Cabello, la compañera Cilia Flores, el compañero Jorge Arreaza, el compañero Rafael Ramírez, quien ha estado a su lado, en este momento están a su lado, más que como ministros y dirigentes políticos están como hijos e hijas también.

Nos hemos comunicado con el gobernador Adán Chávez en Barinas, le hemos transmitido esta información. A través de esta cadena, queremos expresarle a doña Elena y a Hugo de los Reyes, toda nuestra solidaridad, todo nuestro acompañamiento, todo nuestro amor a los hermanos, primos, a todos los familiares del presidente Hugo Chávez, que son nuestra familia también, es nuestra madre, nuestro padre, son nuestros hermanos.

Los compañeros se encuentran allí en vigilia junto al comandante Chávez, sus familiares y conectados con nosotros las 24 horas. Queremos reiterar el agradecimiento por todas las expresiones de amor que hemos recibido, a los presidentes, presidentas, primeros ministros de América Latina entera, del Caribe, a los pueblos hermanos del Caribe y de América Latina, de esta América del Sur sagrada, de esta América del Sur de Bolívar, le damos nuestro agradecimiento y sabemos que desde allá desde las altas montañas mayas, desde las altas montañas de Bolivia; nuestros pueblos indígenas han activado toda su fuerza espiritual para acompañarnos en esta batalla por la vida de nuestro Comandante, que también es su comandante; queridos hermanos indios.

Sabemos que, todas las fuerzas espirituales están hoy activadas, así las sentimos y las debemos mantener activadas en vigilia permanente. Nosotros les hacemos un llamado amoroso a todo nuestro pueblo y a los pueblos hermanos y amigos del mundo, a los líderes para que mantengamos una oración sincera, un sentimiento sincero. Y de manera particular, hemos pensado aquí los soldados de la patria, aquí esta Fuerza Armada Nacional Bolivariana representada por su comandante, por el ministro almirante en jefe Molero; por el comandante del CEO; y por los comandantes de la Fuerza; aquí sus ministras y ministros que somos soldados también, soldados de nuestro pueblo, soldados de Chávez.

Nosotros queremos transmitirle con sinceridad, como decía el compañero Diosdado Cabello, no piensen que la tristeza es debilidad, la tristeza es fuerza, el dolor compartido de un pueblo genera más dignidad, más conciencia de la hora que estamos viviendo, pero con sinceridad le hablamos a aquellos adversarios, opositores, a los enemigos inclusive de nuestra Patria, pero le hablamos sobre todo a los que son venezolanos, a los que nacieron aquí, y que destilan su odio y su veneno todos los días. ¡Basta ya! Cese el veneno. Cese el odio contra el comandante Chávez. Por favor basta ya, respeten al presidente Chávez, respeten la tristeza y el dolor de un pueblo digno que se ha hecho libre bajo el mando y la batuta de este gran hombre.

A los patriotas, a los revolucionarios, a los antiimperialistas, a los socialistas, a los comunistas, a los obreros, a las obreras, a las mujeres de la Patria; a los militares que están en los cuarteles y en las unidades militares, a todos los llamamos, que frente al odio de ellos saquemos nuestra bandera de Bolívar, nuestra bandera de Chávez de amor; nuestra bandera tricolor de las ocho estrellas de Angostura. Y que nuestro combate, nuestra oración, nuestra acción no permita que se inocule en nuestra alma su odio, porque los enemigos de la Patria quieren inocular su odio, porque sueñan con el día de la violencia general.

Todos los días se meten con la vida del comandante Chávez. Nosotros vamos a ver las expresiones de cariño y de alegría del pueblo, y a multiplicarlas. Minimicemos el odio y ese veneno hasta que desaparezca, hasta que lo neutralicemos plenamente.

Este momento espiritual de la Patria nos debe servir para unirnos en el amor, para unirnos en los grandes valores de la Patria, para unirnos —y lo digo con el corazón— en Chávez.

Comandante, aquí lo esperamos, ¿oyó?, usted tiene que regresar, y aquí lo esperamos nosotros sus hijos, nosotros que hemos jurado ser leales a usted aún más allá de esta vida, y su hubiera otra vida seríamos leales y seríamos sus soldados por siempre.

Así que comandante Hugo Chávez, aquí estamos, cada quien haciendo lo suyo, cada quien trabajando.

El próximo domingo 16 de diciembre nuestra Constitución y nuestro poder público electoral ha establecido una cita electoral, nosotros convocamos a todos los venezolanos a ir una vez más a elegir gobernadores y gobernadoras, a que la vida de la República siga adelante, fortaleciéndose en lo político, en lo económico, en lo social. Esta Patria de Bolívar, que hoy podemos decir, esta Patria de Chávez, que se puso de pie, y se está construyendo con los designios de una Constitución pensada y convocada por él; y ahora con los designios de un Programa de la Patria, que es un dictamen que el pueblo aprobó el 7 de octubre pasado. Así que nosotros convocamos a todos los venezolanos de bien, a todos, a todos; a compartir en la oración el amor por la paz, por nuestro país, por nuestros más altos valores, por nuestros hijos, hijas, nietos, nietas. Así lo sentimos, así lo transmitimos.

Nosotros en estas horas que vienen vamos a estar muy atentos y le pedimos a Dios, al doctor José Gregorio Hernández, y a todos los espíritus de buena energía, que le den sus bendiciones al comandante Chávez para que cada día que pase lo veamos aún más recuperado y tengamos la felicidad, más temprano que tarde, de verlo aquí en esta casa, en la casa del pueblo que usted preside, y que va a seguir presidiendo.

Así que muchas gracias y llamamos a nuestro pueblo a la oración, a la acción, al trabajo, al compartir. Llamamos a nuestro pueblo a la serenidad y a la oración.

Muchas gracias.