Lula visita a Biden con las sanciones en la agenda

QUESTION / XINHUA
256

Marcos Salgado | 

Continúa la “vuelta de Brasil al mundo”, como ha dado en llamar el presidente Luis Inacio Lula Da Silva a su política de reinsertar a su país en el ámbito internacional, tras los cuatro años de aislamiento durante la administración Bolsonaro. Lula viajó el jueves a Washington, donde será recibido el viernes por Joe Biden.

El encuentro Lula-Biden pretende “fortalecer aún más la estrecha relación entre Estados Unidos y Brasil”, adelantó a vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. “Los dos presidentes discutirán el apoyo inquebrantable de los EEUU a la democracia de Brasil y cómo los dos países pueden continuar trabajando juntos para promover la inclusión y los valores democráticos en la región y en el mundo”, dijo la vocera.

El vicepresidente del Brasil, Geraldo Alckim, despide al vicepresidente Lula en la puerta del avión que lo conduce a Estado Unidos (Twitter Lula/Ricardo Stuckert)

Antes de partir al Norte, Lula recibió a 40 comunicadores de medios alternativos, donde aseguró que las medidas coercitivas unilaterales que Estados Unidos mantiene sobre Cuba y Venezuela estarán presentes en la reunión. “Todas las veces que hablé con Bush, con Obama, Cuba siempre estaba en la agenda, sobre todo porque no logro entender por qué ellos mantienen el bloqueo durante tantos años a Cuba, tantas décadas”, dijo Lula.

“Queremos construir relaciones de asociación y crecimiento entre nuestros países, para el desarrollo de nuestra región, discutir acciones para la paz en el mundo y contra las fake news”, escribió Lula en su cuenta de Twitter, adelantando agenda.

El plan “vuelta de Brasil al mundo”, comenzó en Buenos Aires en enero, en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, donde Lula fulguró como una suerte de vocero central y quedó claro el rol del veterano dirigente como nuevo interlocutor regional. Después recibió en Brasilia al canciller alemán, Olaf Scholz, quien también visitó Chile y Argentina, en una gira donde el acceso al litio fue tema central.

Lula da Silva y Olaf Scholz en una conferencia de prensa, en Brasilia. (Xinhua/Lucio Tavora)

Lula también recibió en Brasilia a la ministra para Europa y de Asuntos Exteriores de Francia, Catherine Colonna, en un encuentro preparatorio de la visita del presidente Emmanuel Macron al país sudamericano. Lula conversó por teléfono el pasado 26 de enero con Macron, a quien reafirmó su invitación para una visita oficial a Brasil, en una fecha aún no definida.

Huésped destacado

En Estados Unidos Lula se hospedará en Blair House, la residencia oficial para los presidentes invitados, recibirá a representantes del Partido Demócrata y al senador ex precandidato presidencial Bernie Sanders, referente del progresismo local. También se reunirá con miembros de la dirección de la ALF-CIO (la mayor central obrera de los Estados Unidos).

El portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, dijo que el encuentro Biden-Lula será “una oportunidad para fortalecer una relación que ya es próxima”. Ambos se conocen desde hace años, cuando Biden era el vice de Obama, y Lula era el presidente del Brasil.

Presidentes Brasil y Argentina, Lula da Silva y Alberto Fernández, antes de la cumbre de la CELAC en Buenos Aires (Xinhua/Martín Zabala)

Tanto Estados Unidos como Brasil sufrieron, con dos años y dos días de distancia, ataques violentos de la ultraderecha claramente reverenciada con los ex presidentes Donald Trump y Bolsonaro, a instituciones públicas. En una reciente entrevista publicada por Jamip Chade en UOL, el intelectual estadounidense Noam Chomsky aseguró que el apoyo de Biden al nuevo gobierno de Lula tuvo un gran significado. “Los militares finalmente no intervinieron y las iniciativas del presidente demócrata tuvieron un papel significativo en eso”.

Ucrania y el Amazonas

En Brasil aseguran que Lula llevará a Biden una iniciativa, de la que ya dio pistas en los últimos días: la creación de un Club de Paz que pueda negociar en el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Otro tema en agenda es el cambio climático y la preservación del Amazonas. Brasil le pedirá a Estados Unidos que colabore con el fondo financiero destinado a ese fin. La situación crítica en el Amazonas, con repetidos y devastadores incendios forestales durante los años de Bolsonaro, fue uno de los puntos que más aisló al presidente ultraderechista de la comunidad internacional.

Una situación que Lula viene ahora a cambiar, no solo como presidente de Brasil, también como referente de un nuevo momento político en América Latina.

Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)